En Saldaña reclaman transporte escolar para estudiantes del megacolegio Roberto Leyva

Los estudiantes de bachillerato no han iniciado el calendario escolar de 2020.
Padres de familia de los estudiantes matriculados en el megacolegio Roberto Leyva, indicaron que aunque las clases iniciaron el 21 de enero, sus hijos no han asistido a las aulas, porque no cuentan con los medios de transporte para llegar a la institución educativa.
PUBLICIDAD

Una de las madres dijo que en su caso tiene un hijo, pero hay familias que viven en la zona rural con dos o tres menores, lo que aumenta los costos para llegar al megacolegio, que está ubicado a cinco kilómetros del casco urbano.

La mujer agregó que cuando inició el proyecto varios acudientes manifestaron su desacuerdo porque sabían que el cambio de sede educativa, les significaría tener obligatoriamente un transporte.

Ante la negativa, el compromiso de la anterior administración local fue que el municipio cubría el servicio a los más de 600 estudiantes y aunque el año pasado fue así, para esta vigencia la situación es diferente.

“En el campo muy pocas camionetas están trayendo gente, es difícil el transporte para la gente de la zona rural”, comentó la madre de familia.

Agregó que les ‘pintaron pajaritos de oro’, pues en su momento algunos directivos de la institución y en la Alcaldía, les dijeron que así cambiara el alcalde y el gobernador, el transporte estaba asegurado los tres primeros meses del año, mientras llegaba el aporte de la Gobernación.

“Es la hora que vamos en febrero y nada que inician clases los muchachos”.

Otro padre de familia, comentó que es inaceptable que ya se va a completar un mes y no hay soluciones, “los estudiantes del grado undécimo se están viendo afectados porque no se están preparando para las pruebas (Saber), llevan un mes de temas atrasados”.

Ante la situación, los estudiantes y sus acudientes hicieron un plantón en la antigua sede de la I.E. Roberto Leyva esta semana para llamar la atención sobre la problemática, la respuesta de las directivas del colegio fue convocar a una reunión hoy.

Pero las preocupaciones no terminan allí, pues en visita adelantada por algunos papás al megacolegio evidenciaron que no le han hecho el mantenimiento respectivo, tampoco han arreglado la cubierta que quedó afectada tras un vendaval el año anterior.

Del mismo modo, llamaron la atención en que a pesar de que se habla de una sede campestre, los menores no cuentan con alguna cancha deportiva, “veo mucho rastrojo, mucho abandono, como una especie de potrero”, se denuncia a través de un video.

 

Dato

Ante la problemática los afectados proponen que si no hay transporte escolar deberían regresar a los estudiantes a la antigua sede, ubicada en el casco urbano.

EL NUEVO DÍA

Comentarios