En Ataco se expusieron desacuerdos por proyecto de oro ante el Concejo

En este espacio asistieron diferentes líderes que expresaron su voz de inconformidad, al igual que la minera defendiendo su propuesta aurífera.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
En una sesión que duró más de cuatro horas se discutió, desde diferentes puntos de vista, la presencia de una empresa minera en este territorio. A pesar de las objeciones, la licencia sigue en firme por lo que la alternativa para los que lo consideren, es demandar el acto administrativo.
PUBLICIDAD

Líderes indígenas, ambientalistas y representantes de las comunidades aceptaron el llamado del Concejo de Ataco y asistieron a la sesión de este miércoles, que tenía como tema central el proyecto minero de la empresa Agregados Ingecol y Construcciones S.A.S. Los ausentes del día fueron Cortolima y la Alcaldía.

Por cerca de seis horas los participantes discutieron sobre los desacuerdos que hay por la explotación de oro en área cercana al río Saldaña.

Ancízar Rodríguez, veedor ciudadano, contó que uno de los reclamos de las organizaciones fue la falta de la socialización de la propuesta y de una consulta previa, pues a diferencia de lo que señalan los certificados del Ministerio del Interior, las comunidades sostienen que en el área directa de la mina sí hay presencia indígena.

“De Coyaima estuvieron más de 55 representantes legales de los distintos cabildos del Crit, Ficat y Acit, dando a conocer que también el río le pertenece culturalmente y ancestralmente a la parte indígena de esta población”.

Rodríguez agregó que a pesar de las explicaciones de la minera que indican que los daños ambientales no serán drásticos, para las comunidades no es del todo cierto, pues temen que la excavación que se tiene proyectada en alrededor de 25 metros de profundidad, afecte la ribera del Saldaña.

 

Lea: --> Proyecto de explotación de oro será debatido en Concejo de Ataco

“Ahí es donde está obviamente, la observación natural de que este es uno de los afluente más caudalosos de la región, el río Saldaña en crecientes súbitas se lleva lo que encuentre, un ejemplo en Ataco, es que ya generó afectación en la vía”.

En la sesión se conoció que el distrito Usosaldaña ya demandó la licencia ambiental.

De otro lado, líderes del Comité Ambiental de Ataco recordaron en sus intervenciones en el Concejo, que por años ha estado presente el interés minero, igualmente, reprocharon que el anterior alcalde, Jader Ochoa, no les habló abiertamente sobre el trámite que adelantaba Ingecol.

Igualmente, expresaron que quieren un progreso que saque el municipio adelante, pero protegiendo el medio ambiente, pues “el agua vale más que el oro”.

Otros de los asistentes indicaron que reiteraron su postura, pues consideran que se van a generar daños irreversibles tanto en el suelo como en el cauce del afluente, de la misma forma, los barequeros habrían expresado que no entienden porque Cortolima los “persigue” pero sí da permiso a la minería a mediana escala.

En este punto voceros del Comité aclararon que su postura es defender el “medio ambiente, el territorio, el derecho al agua pura y rechazar cualquier actividad que contamine las fuentes hídricas.

“Pero estamos de la mano con el minero artesanal, con la minería ancestral porque es un territorio indígena”.

De otra parte, en este espacio, el mensaje que entendieron las comunidades por parte de Ingecol es que estén o no de acuerdo con la intervención, continuará con sus actividades, pues cuentan con los permisos pertinentes.

David Loaiza, integrante del Comité Pro defensa del río Saldaña, explicó que la jornada fue un espacio social importante para abordar un hecho que deja varias dudas, pues en su caso considera que hubo falencias en los estudios que requiere el caso “para establecer la caracterización de las gravas, las arenas, los limos y las arcillas”.

Otro de los cuestionamientos es que, a pesar de que se habla de reutilización de agua freática y de poza, y que no se va usar la del río Saldaña, esto no sería posible desde el punto de vista físico, “porque hay comunicación entre las aguas del río y de la poza, hay espejos en la profundidad que hacen ese conducto para intercambiar esas aguas”.

 

Resolución en firme

En días anteriores, la directora de Cortolima, Olga Lucía Alfonso Lannini, dijo que la licencia entregada en diciembre fue a través de una resolución “que está en firme, la Corporación no tiene como ente rector ningún tipo de actuación. Cualquier ciudadano puede proceder a demandar este acto administrativo”.

La funcionaria añadió que ahora les queda hacer el seguimiento de las responsabilidades establecidas dentro del Plan de Manejo Ambiental.

EL NUEVO DÍA

Comentarios