Inicia el reto de sembrar más de dos millones de árboles a nivel regional

Crédito: Jorge Cuéllar / EL NUEVO DÍA Junto al Ministro estuvo el gobernador Ricardo Orozco, la directora de Cortolima, Olga L. Lanini, el alcalde de Ibagué, Andrés Hurtado y parte de la bancada parlamentaria del Tolima.
En el departamento está el compromiso de aportar a la meta del Gobierno nacional para llegar a los 180 millones de siembras, para ello, se deberá adelantar un inventario detallado de lo que hay y de lo que se necesita. Por su parte, el ministro Ricardo Lozano, indicó que también se debe analizar las causas que hay detrás de la deforestación.
PUBLICIDAD

.

Hechos como los incendios forestales, el acaparamiento de tierras, la tala ilegal de árboles, entre otros, ha generado que la deforestación se convierta en un gran problema en el país, por ello, desde las  regiones se trabaja en siembras masivas de especies nativas, para frenar este fenómeno e intentar mitigar los efectos del cambio climático. 

Para el caso del Tolima, con una siembra de especies como ocobo, gualanday, carbonero y chicalá, en el barrio La Cima de Ibagué, sector por donde cruza la quebrada Agua Sucia, se oficializó la Gran Sembratón Nacional que se adelantará el 21 y 22 de marzo. Durante estos dos días la meta propuesta desde la cartera ambiental es la de plantar cinco millones de árboles. 

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Ricardo Lozano, explicó que el Tolima se unirá a esta jornada con 100 mil plántulas y recordó que la meta del Gobierno nacional entre el 2020 y 2022 es sembrar 180 millones de árboles nativos.

“Ya llevamos más de 25 millones sembrados en todo el país, aquí también está el Ejército Nacional, la Policía, las escuelas, las corporaciones, los alcaldes, las gobernaciones, el sector privado es muy importante, también, el sector agropecuario, silvopastoril, todos se están sumando a la creación de la cultura forestal en Colombia”, comentó. 

Lozano explicó que una de las luchas constantes es frenar y reducir la deforestación, al igual que, el acaparamiento o apropiación de tierras ilegales “es lo que estamos viviendo y especialmente en áreas protegidas en el país y es el gran propósito de nosotros, seguir teniendo presencia y por supuesto, también apoyar con proyectos alternativos y económicos a las comunidades”. 

Y a la pregunta de qué estrategias implementar para que los árboles no queden a la deriva, Lozano respondió que no van a estar abandonados, “tenemos las corporaciones, usted ve aquí al Alcalde, al Gobernador, la sociedad civil y la propia comunidad del barrio los va a proteger”.

El funcionario comentó que este trabajo deberá ir acompañado de diferentes estrategias para las comunidades que por años se han mantenido económicamente a través del aprovechamiento ilegal de madera.

.

Reto ambiental  

Por su parte, la directora de Cortolima, Olga Lucía Alfonso Lanini, explicó que  se escogió el barrio La Cima  porque es una de las reservas de bosque que tiene Ibagué.

En cuanto a la meta nacional de siembra, dijo que “en este cuatrienio queremos aportar a la meta del Ministro, el Gobernador se ha comprometido con un millón de árboles, nosotros desde Cortolima vamos a sembrar un  millón 500 mil, el Alcalde de Ibagué se ha comprometido con más de 400 mil, este es un propósito de todos para garantizar posibilidades a las generaciones futuras”.

La funcionaria comentó que lo ideal es superar los tres millones de plantas en cuatro años, pero para ello se necesita precisar el tipo de árbol nativo a sembrar y la zona, “el reto mayor a la siembra es mantenerlos, tenemos una estrategia de preservación y conservación, vamos a sembrar en zonas de protección y reserva”. 

Otra de las necesidades es crear viveros para producir el material vegetal que se requiere.

.

El diagnóstico que se necesita

De otra parte, el secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo del Tolima, Fredy Torres, explicó que el próximo sábado 14 de marzo se adelantará una siembra masiva de frailejones en Murillo con el Ejército Nacional. En cuanto a la meta de sembrar un millón de plantas a nivel regional, Torres explicó que se está trabajando en la construcción del inventario del material que se tiene y el que se necesita para llegar a la meta. “Lo primero es realizar con las entidades que tienen viveros un diagnóstico, tenemos una mesa técnica el miércoles para precisar en dónde tenemos que invertir para que los viveros produzcan árboles y qué necesitan”. Otro análisis en el que se trabaja, es el de revisar los predios de conservación que tiene la Gobernación, Cortolima, las Alcaldías y las reservas forestales, para incluirlos en el programa. Asimismo, se sumarán las áreas que fueron arrasadas por los incendios forestales, este sería el caso de Coello, Carmen de Apicalá, entre otros municipios. Cabe recordar que para sembrar el millón de árboles se necesitan mil 500 hectáreas.  

.
 



Tenemos eventos secos más extremos, pero si no tenemos árboles donde protegernos o retener la humedad necesaria para vivir, no lo vamos a lograr 

                                                             Ricardo Lozano, ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible. 

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios