Delincuencia genera intranquilidad en gremio comercial del Espinal

En la entrega de los resultados del análisis de enero estuvieron presentes concejales, autoridades militares, comisarías de Familia, representantes de la Alcaldía, entre otros.
Crédito: SUMINISTRADA POR LA CÁMARA DE COMERCIO SUR Y ORIENTE DEL TOLIMA - EL NUEVO DÍA
Un análisis del Observatorio de la Convivencia y Seguridad Ciudadana de la Cámara de Comercio del Sur y Oriente del departamento, mostró una radiografía de los delitos que más azotan a los espinalunos.
PUBLICIDAD

El presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio del Sur y Oriente del Tolima, Jaime Eduardo Melo Palma, manifestó su preocupación por el aumento de sicariatos en Espinal, pues a la fecha se contarían seis, cifra que se acerca a la mitad de los hechos registrados en todo el 2017.

Comentó que de seguir esta tendencia, al finalizar el 2020 se terminará superando las estadísticas de años anteriores.

“Esto hace que se prendan las alarmas porque se están creando grupos que quieren ajusticiar por su propia mano y encuentran jóvenes que se prestan para estos oficios, eso es peligroso para la comunidad”, comentó.

Ante el panorama, Melo Palma recordó que una de las propuestas hechas a las autoridades es que el Comando Departamental “debe quedar en el Espinal, para que pueda tener una acción más importante en lo que resta del departamento”, pues explicó que en la capital tolimense está instalada la Policía Metropolitana de Ibagué, Metib.

“Espinal es el Distrito número uno del departamento y con unas posibilidades de conectividad muy rápida con el norte a través de la nueva carretera de Cambao y con mucha más cercanía de lo que presenta nuestra capital con el sur del Tolima”. Agregó que también sería una forma de acercamiento a la provincia.

Al consultarle al directivo cuáles son los delitos que más les preocupa a los comerciantes del Sur y Oriente indicó que los sicariatos, que prenden las alertas, “igualmente el hurto es otro de los problemas que viene en crecimiento, son los hechos que más se presentan, por eso el comercio pide mayor acción de parte de todas las entidades que tiene que ver con los delitos”.

 

Estadísticas

A través del Observatorio de la Convivencia y Seguridad Ciudadana, la Cámara de Comercio hace un seguimiento en cifras de los flagelos que generan mayores afectaciones en la ‘Ciudad de la tambora’.

En el reciente informe se hizo un comparativo entre 2018 y 2019 basado en las denuncias registradas por el CTI.

Para el caso de los hurtos se pasó en 2018 de 868 casos a 985 en 2019, es decir, aumentó en un 13%.

En este tipo de delito lo que más se evidencia es hurto a personas, seguido de hurto de celulares, a establecimientos, a residencias y de motocicletas.

En el seguimiento a muertes violentas se tuvo una reducción del 24%, pues en 2018 se registraron 104 casos, 25 de ellos fueron homicidios dolosos, 22 en accidentes, cinco suicidios y siete por establecer.

En 2019 en total fueron 79 casos, 25 de ellos homicidios dolosos, 61 en accidente y siete suicidios.

En homicidios dolosos, el año pasado se registraron ocho sicariatos, seis riñas y 11 por atraco.

Otro flagelo que mostró aumento fue ‘amenazas’ con un 68% y la violencia intrafamiliar.

Mientras que mostraron disminución las lesiones personales y la fabricación, tráfico y porte de armas.

 

¿Cómo arranca 2020?

Otro análisis que se adelantó fue el del comparativo entre enero de 2019 y enero de 2020, los hurtos aumentaron en un 12%. Se contaron 50 denuncias por hurto a personas, 13 a establecimientos, 10 a residencias y nueve de motocicletas.

En muertes violentas se llevan seis este año, mientras que el año anterior en el mismo periodo se contaron 10.

Ante estas problemáticas, diferentes sectores del Espinal son reiterativos en que es necesario que el comando departamental debe ser trasladado.

Una de las razones que se exponen es que “se necesita más presencia en la segunda ciudad del departamento, donde después de la capital se tiene mayor índice de delincuencia por su tamaño”.

 

Dato

Delitos como el hurto, lesiones personales, violencia intrafamiliar, delitos sexuales y homicidios, son los que generan mayor intranquilidad en la ‘Ciudad de la tambora’.

EL NUEVO DÍA

Comentarios