Covid – 19 es uno de los mayores desafíos para el sistema de salud en la región

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
Los gerentes de los hospitales del Tolima ya han preparado sus planes de contingencia, a pesar de la voluntad y el esfuerzo de pensar en varias alternativas de atención, la escasez de recursos económicos y de equipos necesarios son las mayores limitantes.
PUBLICIDAD

Ante la emergencia generada por el Coronavirus Covid-19 la Superintendencia Nacional de Salud le solicitó a los hospitales revisar las áreas de expansión para atender los casos que se llegaran a registrar en el departamento, al igual que, el número de camas de la Unidad de Cuidado Intensivo, UCI.

Según el gerente del hospital Federico Lleras Acosta, Luis Eduardo González, la capacidad instalada a nivel país es baja, motivo por el cual se debe establecer una ruta que permita dar una respuesta rápida a alguna eventualidad.

El funcionario explicó que aunque existirán casos en que los pacientes son asintomáticos y el aislamiento deberá ser en su casa, también habrá situaciones en los que el “paciente se va a complicar, es un paciente que ingresará al servicio de urgencias y seguramente, de acuerdo a su estado llegará a una Unidad de Cuidado Intensivo”.

Sobre la posibilidad de expandir los servicios UCI, González explicó que el Federico Lleras cuenta con una área intermedia que en este momento tiene 10 pacientes que se pueden volver intensivos, motivo por el cual se contempla la puesta en funcionamiento de la sede El Limonar.

Igualmente, comentó que se espera pronto un pronunciamiento del Ministerio de Salud y la Superintendencia sobre la disponibilidad de unos recursos, “ojalá que estos dineros estén priorizados para estos servicios de cuidado intensivo.

“Ante la problemática, el Federico Lleras tiene 48 camas UCI, por lo que estamos analizando las posibilidades en el caso que se requiera este servicio”.

En la sede El Limonar, se han hecho en los últimos meses trabajos de mantenimiento y recuperación de la planta física.

“Ya el hospital siendo responsable -también con los recursos- no los tiene para aperturar servicios, pero sí hemos tenido en cuenta la necesidad y que requiere de recursos importantes para abrir esta sede. Todo se está evaluando.

“Las unidades de cuidados intensivos podrían tener un valor aproximado de $4 mil millones para operar 30 camas y adicional a eso (se debe) tener en cuenta que nos toca garantizar la operación, que es el personal, insumos, mantenimiento, tecnología; son temas que no son fáciles pero estamos seguros que el Ministerio en este momento nos está viendo a todas las instituciones como posibles (entidades) que en su momento podemos ampliar esos servicios”.

 

Medidas en Lérida

La gerente del hospital Reina Sofía de España, Fanny Gómez, explicó que se cuenta con 26 camas hospitalarias. De estas 14 son para adultos, seis pediátricas, seis de ginecología y obstetricia y de las cuales se podrá tener una expansión de cuatro camas. “Aquí tememos bastante área pero no tenemos más equipamento”.

En el área de urgencias se cuenta con 17 camillas, 14 adultos y tres adultos, la expansión en este espacio sería de 10 más, siete de ellas para adultos.

“El plan de contingencia está socializado con el equipo de trabajo, la declaratoria se abordó con todos los decretos del orden nacional, departamental y municipal. En Lérida a través del decreto 039 se estableció el toque de queda siguiendo los lineamientos del orden departamental”.

En cuanto al servicio de UCI, “no tenemos, hay áreas pero no tenemos adecuaciones para Unidad de Cuidados Intensivos”.

Gómez recordó que la entidad se mantiene en emergencia funcional debido a que aún se tienen vacantes de médicos generales y para el servicio profesional obligatorio, “estamos recibiendo hojas de vida para este personal para completar y ampliar más nuestros servicios, en medio de esta pandemia”.

Otra de las medidas fue restringir las consultas especializadas solo las programadas, igualmente, la atención del usuario y en cuanto a los adultos mayores son los que tengan citas para hipertensión, diabetes o exámenes de laboratorio que también estuvieran agendados.

 

Alistamiento en la ‘Ciudad de la Tambora’

El médico y coordinador de urgencias del hospital San Rafael de Espinal, Armando Buriticá Moncaleano, explicó que tras las directrices del Gobierno departamental, desde hace tres semanas se empezó a trabajar en los planes de contingencia, por lo que a la fecha “tenemos diferenciadas unas áreas de expansión, un área que tenemos desocupada paralela al servicio de urgencias que son de ocho cubículos y un primer piso provisto para expansión”.

Buriticá precisó que actualmente se cuenta con 40 camillas habilitadas en urgencias, por lo que la propuesta es responder con 40 más.

En cuanto al servicio UCI, en el San Rafael opera a través de un consorcio que cuenta con 14 camas para adultos y 18 para neonatos, “nosotros estamos acudiendo a la contingencia con siete camillas de cuidado intermedio”.

Cabe recordar que esta entidad atiende usuarios de Icononzo, Villarrica, Cunday, Carmen de Apicalá, Melgar, Flandes, Coello, Suárez, San Luis y Espinal.

El coordinador agregó que “mantenemos los núcleos de respuesta inmediata de apoyo a la comunidad para que el 80% de los potenciales pacientes que puedan enfermarse por esta pandemia se mantengan de manejo en casa”, y precisó que se hospitalizarían las personas que según las condiciones clínicas estén en un grado moderado y grave de la enfermedad.

Próximamente, el San Rafael habilitará un call center 24 horas para atender las dudas en este tema.

 

Expertos dicen

“La OMS continúa recomendando detectar, aislar y tratar cada caso sospechoso de Covid-19, y rastrear cada contacto. Esta debe ser la columna vertebral de la respuesta en cada país, ya que es la mejor medida para prevenir la transmisión comunitaria”, afirmó el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Son también de igual importancia el distanciamiento social y la higiene personal (lavado de manos).

 

Un llamado a los gobiernos

La Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa F. Etienne, hizo ayer un llamamiento a todos los países de la Región de las Américas a que adopten medidas de inmediato para reorganizar sus servicios de salud: “El mensaje es claro: este es el momento de que los países aumenten su capacidad para detectar casos y atender a los pacientes; y se aseguren de que los hospitales tengan el espacio, los suministros y el personal para brindar la atención necesaria”, afirmó la doctora Etienne durante su teleconferencia semanal con los ministros de Salud de la región.

 

Estrategias en el hospital San Juan Bautista

En Chaparral, la gerente Diana Buenaventura explicó que desde hace un mes y medio empezó a trabajar en los planes de contingencia, la definición de las posibles áreas de expansión y las necesidades en cuanto a recursos, “estamos en alerta amarilla en donde ya tenemos unas estrategias establecidas para el caso de las necesidades de paciente por Coronavirus”.

Aclaró que serían “pocas camas de hospitalización” las que se podrían sumar, asimismo, que la alternativa que quedó establecida en el Consejo de Gestión de Riesgo Municipal fue la de un hospital de campaña que puede ser en un coliseo del municipio o el CID, pero “todo de depende de recursos bastantes grandes económicos con los que esperamos la Nación nos pueda ayudar”.

Actualmente, se cuenta con 51 camas hospitalarias de esta cifra 41 son para adultos, la UCI está a cargo de un privado y tiene 10 unidades de cuidado crítico.

Se tienen 18 camillas en el área de urgencias, allí se podría ser una expansión y sumar 30 camillas más “pero en una situación de necesidad de ampliación de camas de cuidado crítico, los espacios se quedan cortos, necesitaríamos equipos, ventiladores, monitores y podríamos habilitar unas diez camas más pero como en tiempo de guerra, lo más sencillo posible”.

Buenaventura comentó que por ahora se está a la espera y a la expectativa de los recursos que puedan llegar para afrontar una eventual emergencia.

El San Juan Bautista atiende usuarios de Ataco, Ortega, Rioblanco, San Antonio, Roncesvalles y Planadas.

EL NUEVO DÍA

Comentarios