Por crisis sanitaria se inyectará recursos a la sede El Limonar del ‘Fedelleras’

Crédito: HÉLMER PARRA - EL NUEVO DÍASe habilitará la sala de urgencias y el cuarto piso para la atención de pacientes con problemas respiratorios agudos.
La edificación que ha estado por años sin funcionamiento, por la crisis financiera del sistema de salud, se convirtió hoy en parte fundamental del plan de contingencia para atender la emergencia que se pueda generar con la expansión de Covid - 19 en el país. Ahora, diferentes sectores sociales quedan a la espera de que se materialice el anuncio de recursos.
PUBLICIDAD

El gobernador Ricardo Orozco Valero indicó que destinará más de $4 mil millones para poner en funcionamiento parte de la sede El Limonar del hospital Federico Lleras Acosta. El tiempo sigue corriendo, al igual que, el aumento de los casos que se registran de Covid – 19 en el país, por lo que es indispensable poner el acelerador en los planes de alistamiento y empezar a ver acciones. 

Tras firmar el decreto 305 del 19 de marzo de 2020 mediante el cual se adoptaron medidas transitorias para garantizar el orden público en el Tolima en medio de la declaratoria de calamidad pública y de emergencia sanitaria, el mandatario seccional explicó que  destinará $4 mil 422 millones 236 mil para el ‘Federico Lleras’, entidad de referencia y en el que se atenderá a los personas afectadas por la enfermedad.

Con dicho recurso se abrirá la sede El Limonar y la idea es poder “habilitar 10 camas UCI y 43 camillas con estos dineros que van a salir de manera inmediata, y espero entre lunes y martes tenerlos disponibles para comenzar a efectuar todo lo pertinente y relacionado para tener El Limonar habilitado”. 

El presupuesto incluye la compra de equipos y de insumos
 
Por su parte, el gerente del Federico Lleras, Luis Eduardo González explicó que el centro asistencial aportará también mil 704 millones de pesos más para adelantar adecuaciones en la planta física e infraestructura, igualmente, se adquirirán equipos industriales. 

“Tenemos contemplado ampliar el área de extensión de urgencias donde vamos a tener 43 camillas que quedarían en la antigua urgencias y lo que buscamos es hacer una sala exclusivamente para pacientes con insuficiencia respiratoria aguada, que en su momento se presente”. 

González agregó que se contará con 10 camas UCI, para ello se habilitará la anterior área de Unidad de Cuidados Intensivos que tenía la edificación, este servicio se ubicaría en el cuarto piso. 

El Gerente agregó que desde el año anterior se empezó a trabajar en un proyecto de habilitación, por lo que existiría un avance en mantenimiento. En cuanto a tiempos precisó que se tomaría dos semanas a partir del momento en que se asignen los recursos. 

Con respecto al equipamiento, “a través de la urgencia manifiesta hay vías jurídicas para la contratación directa. Hay que comprar monitores, ventiladores, camas, camillas, todo lo que se requiere y contratar el talento humano”.   

La ampliación de camas como medida de contención al coronavirus cuenta con el apoyo de la Superintendencia Nacional de Salud, según el superintendente Fabio Aristizábal Ángel, se espera lograr proveer mil 800 camas adicionales a nivel país, de esta cifra 440 son para cuidados intensivos. En esa acción se vincularán 11 hospitales que se encuentran bajo alguna medida especial. 

Se solicita más acciones 

Evelio Santos, presidente de la Sociedad de Anestesiología y Reanimación del Tolima, comentó que su gremio ve con preocupación la desarticulación que hay entre el sistema de salud, frente al registro de una posible crisis derivada de la pandemia. Se tuvo tiempo “de hacer cosas, solo estamos hablando de planes, pero nada de acción. Si las IPS privadas y públicas en cabeza del Gobernador y del Alcalde no se reúnen y hacen acciones en conjunto, va a ser difícil, estamos hablando de vidas”. 

Santos añadió que la emergencia puede llegar al punto en que no importe a que EPS está asignado el paciente, “va tocar atenderla donde sea y donde toque”. Otra intranquilidad es que a hoy no se cuenta con un espacio único para las personas afectadas por el Covid-19 en Ibagué, por lo que se corre el riesgo de que queden distribuidos en diferentes clínicas, “por eso me parece un dato positivo lo de El Limonar del Federico Lleras, pero veo que las acciones ya se tienen que dar”. Aunque se habla de una inversión superior a los $6 mil millones, la cifra sería poca para la magnitud de la enfermedad. Otro de los llamados, es que es indispensable  entregar las medidas suficientes de protección para todo el equipo médico que está en primera línea. 

“Si nosotros nos enfermamos, no va haber quien atienda a las personas del común y este virus afectas a todos por igual”.  

¿Fallas?

La Contraloría General  urgió a las secretarías de Salud para que agilicen la recogida, embalaje y envío de pruebas diagnósticas del Covid-19, pues estas no estarían llegando al Instituto Nacional de Salud. Esta entidad estatal tiene capacidad de procesar diariamente mil 600 muestras y apenas están llegando 600. Al revelar esta situación, el contralor Carlos Córdoba, pidió a las secretarías del país agilizar el procedimiento, pues lo que se evidencia es que el sistema de salud está fallando en la recepción de estas pruebas, lo cual es de suma gravedad. Otro de los llamados de atención es que pareciera que las EPS no están aplicando protocolos de atención. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios