Municipios del Sur del Tolima no estarían acatando medidas preventivas contra el Covid-19

En Chaparral solo se cuenta con 30 unidades de Policía y ocho del Ejército.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Ciudadanos preocupados por su bienestar han denunciado que en Chaparral y Ortega no se está
tomando en serio la cuarentena ni el decreto 457, establecido por el Gobierno Nacional.
PUBLICIDAD

Hasta el último reporte conocido por el Ministerio de Salud, Tolima cuenta con nueve casos positivos de Covid – 19 así como sospechas del virus en más pacientes, motivos que han sido suficientes para que gran parte de los tolimenses se resguarden en sus casas cumpliendo las medidas preventivas. No obstante, a pesar de conocerse la mortandad que está causando el coronavirus en el mundo, muchos no han acatado el llamado a la cuarentena, lo que causa preocupación en el resto de los habitantes de los municipios.

Dado es el caso de Chaparral, donde a través de imágenes compartidas por comunicadores y habitantes del Municipio, se evidencian sectores transitados con normalidad, y la poca presencia de fuerza pública. Dichas acciones han causado descontento con la forma en que la Administración Municipal está aplicando las medidas preventivas, generando malestar al interior de la comunidad.

Esta redacción conoció que hasta el momento, el Municipio cuenta con la presencia de solo 30 unidades de Policía así como ocho unidades del Ejército. Así mismo, al parecer sería poco el apoyo que estaría brindando el Ejército frente a esta emergencia sanitaria.

Cabe resaltar que Chaparral cuenta con alrededor de 40 barrios y 60 mil habitantes, lo que hace que el trabajo de la fuerza pública se quede corto ante la necesidad. En este momento el municipio cuenta con tres puestos de control, uno en la vía Chaparral – Ortega, otro en la vía Chaparral – San Antonio y Rioblanco, y otro en la vía Chaparral – Ataco.

En cuanto al abastecimiento, especialmente en la plaza de mercado donde se presentan las aglomeraciones, la Administración Municipal comentó haber implementado a través del decreto 031 un ‘pico – corregimiento’, en el que solo un integrante de la zona rural podrá hacer las compras en los días establecidos, e igualmente en este se instaura que nadie de la zona rural podrá ingresar al municipio los fines de semana.

Respecto al tema, desde la oficina de prensa se conoció que hoy se darán declaraciones de cuáles son las principales dificultades que han impedido que la cuarentena se lleve a cabo con totalidad, así como las instituciones que no están apoyando las medidas preventivas.

 

Ortega

Mientras tanto en Ortega, la situación la expone Gustavo Collazos, veedor social del Municipio, quien expresó que la población rural ha hecho caso omiso de los decretos y el aislamiento preventivo, y destacó que las autoridades municipales no han hecho cumplir con severidad las medidas.

“Algunos ciudadanos le hemos solicitado al Alcalde que decrete la urgencia manifiesta porque son veredas y corregimientos relativamente pobres; la mayoría de la gente vive del día a día. Son clases menos favorecidas que ven con alejamiento de la posibilidad de empleo”, afirmó Collazos.

Incluso, expresó que muchos coterráneos lo han llamado a expresarle que se les agotó la alimentación y que están cumpliendo con hambre la cuarentena.

Asimismo, otra de las denuncias que recibió el veedor fue la de la falta de prevención en el pago de los subsidios otorgados por el gobierno, generándose aglomeraciones y sobre todo, de personas de la tercera edad, evidenciándose el desorden.

Incluso, en la plaza de mercado siguen presentándose congestiones. “No han sido drásticos, sino ponen barricadas a la entrada del pueblo, no se controla la llegada y no se planifica con las comunidades, la gente viene como si fuera un día de mercado normal”, agregó.

En Ortega se evidencian aglomeraciones en diferentes espacios del municipio.

Otra de las denuncias tiene que ver con el cuerpo de bomberos, con el que hasta el momento no se ha firmado ningún convenio y son los encargados de apoyar la limpieza y desinfección de los automotores y calles del municipio.

“En el momento el cuerpo de bomberos tiene poco combustible disponible, y hasta el momento no hemos recibido combustible de la Alcaldía, porque no tenemos convenio (que tenía que firmarse el primer mes de cada año). No tenemos recursos y lo poco que se ha hecho ha sido con voluntad del equipo”, refirió Germán Lopera, comandante de bomberos de Ortega.

En total, 16 integrantes hacen parte del voluntariado y ven con preocupación el manejo que se le está dando a la cuarentena en el municipio, “es preocupante porque esta pandemia se puede extender por ahí unos tres meses más y no sabemos en caso de qué esto se nos alargue cómo vamos a hacer. Aquí a las unidades no les tengo tapabocas, guantes y no hay para desinfectar.

Ayer nos dieron uno (tapabocas) por la mañana y todavía tenemos el mismo”, agregó Lopera.

Respecto a la situación, Rosenvelt Leal, de Gestión del Riesgo del Municipio, expresó que se creó una estrategia por zonas, que consisten en un pico y zona, para evitar que las personas se aglomeren.

“El comercio está cerrado, exclusivamente están trabajando los de insumos agrícolas, los restaurantes atendiendo solo para llevar a domicilio, o establecimientos bancarios o financieros. También los almacenes de cadena, las plazas de mercado, y los que dice la ley que pueden estar abiertos”, refirió Leal.

Comentó que también cuentan con el apoyo de la Guardia Indígena y que el municipio cuenta con ocho unidades de policía y 14 soldados regulares, que hacen turnos de doce horas en los puestos de control.

 

El Gobernador se pronunció

Frente a la situación en los municipios, Ricardo Orozco, gobernador del Tolima se expresó de manera contundente llamando la atención para que los municipios acaten con responsabilidad las medidas establecidas.

“Quiero decirle a los tolimenses que me encuentro preocupado porque en varios municipios incluido Ibagué, en las plazas de mercado fue como si nada pasara. Quiero hacer un llamado respetuoso, pero también con autoridad y carácter para que los tolimenses conserven el aislamiento preventivo. Estamos jugando con candela, con la vida de muchas personas y no es justo que la gente siga saliendo a las calles de manera desmedida. El lunes ante el Gobierno nacional vamos a proponer medidas más rigurosas”.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios