Ni en época de emergencia EPS giran recursos para bajar la cartera en UCI y hospitales

En Espinal, la UCI que está ubicada dentro del hospital San Rafael, se deben dos meses de salarios a más de 100 trabajadores.
Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
A la par que se hacen cuentas en entidades públicas y privadas de salud para estar listos y afrontar una pandemia, se reclama el pago oportuno por parte de las EPS, que al parecer, siguen sin reaccionar financieramente ante la necesidad.
PUBLICIDAD

En medio de la emergencia sanitaria, los gerentes de entidades del sector público y privada, expresaron su preocupación porque a la par de responder por la atención diaria, el plan de contingencia por el virus y las obligaciones labores, también lidian con las deudas de las EPS.

Juan Carlos Trujillo Bernal, gerente de la Unidad de Cuidados Intensivos – Critical Care Group IPS del Espinal, contó que es difícil lograr un pago oportuno y que en el caso de la entidad que representa, que es apoyo en camas para el hospital municipal, le preocupa no tener con qué pagarle al equipo médico que es la primera línea de respuesta en medio de la pandemia.

“Tenemos que cumplirle a nuestros empleados, a los especialistas, los auxiliares, contamos con casi 150 personas a cargo de la UCI y no les puedo seguir diciendo no hay plata, es que no han pagado, la gente necesita al menos cubrir sus necesidades para poder salir a ‘trompear’ lo que se nos viene y lo que va a pasar sanitariamente a partir del pico de la pandemia”, expresó Trujillo Bernal e indicó que esta UCI respalda al sur del Tolima.

Agregó que en este momento lo que se pidió es que las EPS paguen lo que les adeudan. El listado está encabezado por Nueva EPS con $2 mil millones, Comparta $3 mil 500 millones, Asmedsalud mil 500 millones de pesos, cartera que supera los seis meses. Asimismo, que han sido las pequeñas entidades las que han mostrado su apoyo con el pago.

“No hemos recibido ayudas de nada, nos devuelven la documentación, la facturación, no sabemos a quién recurrir o a quién hablarle”.

En total las cuentas por cobrar ascienden a los $7 mil 600 millones y una cartera vencida de más de 360 días, “nosotros no podemos dejar de atender a nuestros pacientes porque son de Unidad de Cuidados Intensivos, tenemos obligación de atenderlos y tratamos de nunca derivar un paciente, no sabemos cómo vamos hacer a partir del 15 de abril para poder responder a la necesidad sanitaria que vamos a tener”, precisó Trujillo Bernal.

Esta UCI que cuenta con 14 camas adultos y 18 neonatales, debe dos meses de sueldo a sus trabajadores. La situación fue expuesta en una carta radicada ante el Ministerio de Salud esta semana.

Otra situación similar está atravesando la UCI de Honda Medicina Intensiva del Tolima S.A., entidad con la que se espera afrontar, de llegarse a necesitar, la emergencia por Covid–19 en el norte del departamento.

En carta de Iván Guillermo Giraldo, gerente de la UCI y dirigida al Ministerio de Salud, a la Superintendencia Nacional de Salud y a los presidentes de Nueva EPS, Medimás, Comparta, Asmesalud, Ecoopsos y Convida, se describe que en total dichas entidades adeudan $7 mil 972 millones, cartera que hace inviable “seguir con una operación normal para sostener 120 empleos; ya adeudamos dos meses de salarios al personal.

“Ruego a ustedes pasar de los anuncios a la realidad de las acciones concretas que permitan que las EPS cancelen sus obligaciones”, se precisa.

Esta entidad ubicada en Honda cuenta con 11 camas UCI, ocho de cuidado intermedio y atiende usuarios de 20 municipios del norte de la región, nueve de Cundinamarca y ocho del oriente de Caldas.

 

El ‘vía crucis’ en el sector oficial

La red oficial no es ajena a esta situación, pues gerentes de la red de segundo nivel consultados por esta redacción expresaron que en medio de la necesidad de que los hospitales tengan fluidez económica para equiparse y atender los afectados por el virus, las EPS siguen con un comportamiento tardío en el pago de cartera.

Para el caso del Líbano, el gerente Manuel González Cantor indicó que se notó una disminución en el pago de Medimás, entidad que ha estado al borde de la liquidación

“A la fecha no hay ningún abono de cartera especial, ni llamado de alguna EPS a decir vamos a cruzar la cartera para apalancar, no hemos recibido insumos por su parte, ni del Ministerio, ni del municipio, ni de los anuncios del Gobierno nacional a las cuentas del hospital y estamos esperando eso”.

La cartera actualmente asciende a los $30 mil millones, las mayores deudoras son Nueva EPS ($7 mil millones), Medimás ($5 mil millones) y Asmesalud (más de $3 mil 500 millones).

Por su parte, Jaime González, gerente del San Juan de Dios de Honda, comentó que aún no se ve el flujo de recursos anunciados por parte de las EPS, pero algunos directores de estas entidades le manifestaron que sí se harán giros, a lo que se le suma el cumplimiento a los acuerdos de pago de Asmedsalud.

“Nosotros tenemos insumos para dos meses, pero esperamos seguir comprando con el flujo de recursos que nos llegan por las EPS que son las dueñas de los pacientes y que deben soportar a los hospitales en esta calamidad pública”.

Por su parte, la gerente del hospital Reina Sofía de España en Lérida, Fanny Gómez, explicó que actualmente se está pagando el régimen subsidiado, mientras que las especialidades o servicios por evento solo cancelan máximo hasta el 40% de la facturación radicada.

De la misma forma, explicó que se va a tener una reducción en el cobro debido a que en medio de la emergencia y con el objetivo de disminuir el flujo de personas no se está atendiendo consulta externa con normalidad, ni otros servicios que permiten generar ingresos, factores que van a afectar la facturación de marzo.

“Las EPS nada, seguimos en la misma situación, cruzando cartera, devolviéndola de manera virtual, pero los pagos no se ven, siempre es mínimo, no se ven pagos representativos”.

Ante el difícil panorama, Gómez indicó que está a la espera del giro de recursos para el pago de salarios de los trabajadores, equipo médico y comprar insumos ya sea por parte del Gobierno departamental o nacional.

 

En el Centro y Sur

Por su parte, la gerente del hospital San Rafael del Espinal, Patricia Henao, indicó que lo más próximo de recursos es el giro directo a través de la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud, Adrés, y que de los anuncios del Gobierno nacional para el sector salud se desconoce cómo se materializarán.

Diana Buenaventura, gerente del hospital San Juan Bautista, indicó que Medimás cambió su comportamiento de pago, pues desde febrero paso a girar la mitad de lo facturado.

Igualmente, coincidió que en una época en que se debería ver apoyo, la situación no mejora.

XIMENA VILLALBA C.

Comentarios