Informe de la Contraloría del Tolima evidencia “desorden administrativo” en la Gobernación

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍAEl ‘descuadre’ del inventario incluye bienes de diferente tipo como construcción, instrumentos musicales y maquinaria agrícola. 
La revisión financiera dejó un hallazgo mayor a mil 946 millones de pesos debido a que diferentes bienes y equipos aparecen en inventario como si estuvieran en bodega, pero hoy se desconoce a dónde fueron a parar.
PUBLICIDAD

Un informe de auditoría especial financiera adelantado a la vigencia 2019 en la  Gobernación del Tolima, dejó como conclusión que el control interno contable “es deficiente e inoperante”, pues a pesar de que se aplicarían diferentes acciones, no estarían siendo efectivas para evitar riesgos en los Estados Financieros.

La indagación dejó como resultado 14 hallazgos administrativos, dos de ellos tuvieron un alcance fiscal de mil 951 millones 485 mil pesos. El contralor Departamental, Diego Andrés García Murillo, explicó que una conclusión es que hay un “un desorden administrativo al interior, con lo que tiene que ver con el ingreso de elementos adquiridos durante las administraciones anteriores y que tiene soporte de ingreso pero no de salida”.

A lo que hace referencia García Murillo es que la auditoría incluyó un conteo físico de diferentes bienes que en inventarios aparecen almacenadas, pero que no se encontraron en bodega, en dicho listado hay elementos adquiridos desde el 2014.

“Aún dando los contratiempos, los traslados, dando el derecho a su contradicción se estableció que no fue allegada la documentación correspondiente para demostrar la procedencia o donde se encuentra en este momento los bienes, lo que genera hasta el momento un presunto detrimento al patrimonio”.

El posible daño asciende a los mil 946 millones 774 mil pesos, motivo por el que se dará inicio a un proceso de responsabilidad fiscal para poder concluir si existe o no ese daño. Los elementos que en documentos están localizados en bodega son equipos de ayuda audiovisual como televisores, DVD, televisión cámara de circuito cerrado, consola de mezcla de audio, juegos de luces, entre otros, el valor asciende a $419 millones 376 mil. 

De tipo construcción se cuentan 66 motobombas de distintas clases avaluadas en $81 millones, en elementos musicales la lista incluye cornetas grandes doradas, platillos, bandolas clásicas, guitarras acústicas, entre otros, todos ellos ascienden a $547 millones 348 mil.

De la misma forma, se desconoce el paradero de elementos agrícolas como cuatro bombas de energía solar y en maquinaria industrial se tiene en inventario guadañadoras, una maquinaria agroindustrial trapiche panelero, una máquina plana y una amasadora para harina.

“En el momento que se hace la verificación financiera, hay una etapa donde se hace el arqueo de los activos, es decir, la revisión ocular al almacén para evidenciar los bienes que aún se encuentran o están en tenencia del ente sujeto de control”, explicó el Contralor.

Para este caso, al no encontrar los bienes adquiridos quedó la duda de cómo han sido distribuidos al interior de la Gobernación o “a sujetos externos, eso debe estar debidamente soportado”, a través de actas en las que se explique si se entregaron por donación, comodato u otra modalidad, es decir, que demuestre el paradero de estas pertenencias.

De otra parte, en el informe se precisa que “sorprende al ente de control, el desorden administrativo y el gran problema de flujo de información y comunicación entre las dependencias ordenadoras del gasto y el área de almacén”, se agrega que es una situación reiterativa y a pesar de que se plantean planes de mejoramiento, “se sigue presentando dicha irregularidad, el ente de control considera pertinente iniciar un proceso administrativo sancionatorio”.

 

Los otros hallazgos

En el listado de hallazgos administrativos se expone que durante el 2019, la Administración seccional adelantó incorporaciones al presupuesto por $10 mil 194 millones de pasivos exigibles de vigencias expiradas de 2017 y 2018 a través de nueve actos administrativos lo que para la Contraloría es muestra de que hay “falencias en la aplicación de principios de eficacia y eficiencia para la culminación de contratos de vigencias 2017 y 2018”.

Otro presunto detrimento que asciende a $4 millones 711 mil se derivó de la cancelación de intereses de mora en el pago de impuesto predial a la Alcaldía de Purificación por diferentes predios de las vigencias de 2014 a 2019.

En otro aspecto que llamó la atención el ente de control es que se encontraron notables diferencias entre información registrada por la Dirección de Rentas y el Estado Financiero, por ejemplo, en el impuesto de vehículo el saldo según balance a 31 de diciembre de 2019 es de $8 mil 399 millones 819 mil pero según la relación de cuenta por cobrar de la Dirección de Rentas es de 16 mil millones 290 mil 899 lo que muestra una subestimación de $7 mil 891 millones 079 mil.

Según García Murillo, estos hallazgos quedaron dentro del plan de mejoramiento y no generan un impacto fiscal, “esperamos que el sujeto de control lo cumpla determinadamente esta vez, porque hoy en día como está abarcada la reglamentación de la gestión de control fiscal, nos llevaría a que si se reitera las situaciones administrativas estaríamos en la obligación de iniciar los procesos sancionatorios correspondientes”, precisó.

 

Dato:

La visita al almacén de la Gobernación para contrastarlo con el inventario se adelantó entre el 16 y 17 de marzo de este año.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios