Alarma por indisciplina en zonas rurales de municipios del sur

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Las apuestas de gallos, las fiestas clandestinas y la cerveza, son algunas tentaciones que hacen ‘pecar’ a los habitantes de las veredas y corregimientos, pues están cayendo en un exceso de confianza que aumenta los riesgos.
PUBLICIDAD

En los últimos días los habitantes y las administraciones locales de Coyaima, San Antonio y Guamo han coincidido que en las zonas rurales se evidencia un desacatamiento de las medidas de prevención para evitar el contagio de coronavirus, a raíz de este desorden algunas alcaldías anunciaron la implementación de medidas más fuertes.

Por ejemplo, en Coyaima los residentes denunciaron a través de medios radiales casos de indisciplina en el corregimiento Castilla y zonas aledañas.

“Es preocupante porque en algunas veredas la gente no ha querido entender que las medidas adoptadas a nivel nacional o municipal son para salvaguardar la vida de cada uno de ellos”, dijo el alcalde William Walter Luna.

Entre esas costumbres que generan brotes de indisciplina están las fiestas clandestinas y los juegos de gallos, “ya se hizo un consejo de seguridad municipal en el cual participó el Ejército, la Policía, la guardia indígena y la Administración municipal, vamos a ser muy drásticos, donde haya una fiesta o una gallera, vamos a judicializar junto con la Fiscalía”.

La drástica medida se adopta teniendo en cuenta que las predicciones desde el Gobierno nacional es que julio y agosto serán los meses más difíciles de la pandemia.

“Es muy triste que nosotros estamos haciendo operativos, uno tiene que tener el autocuidado, si nosotros mismos no nos cuidamos muy posiblemente nos vamos a infectar”.

En Coyaima se cuentan a la fecha nueve casos positivos, de este grupo siete personas muestran sintomatología leve, por lo que están en casa, y los otros dos pacientes lamentablemente fallecieron.

Actualmente se está a la espera del resultado de 30 pruebas, sobre esto,  Luna comentó que en este trámite ‘el palo en la rueda’, por decirlo de alguna forma, es la demora en la entrega de resultados, pues tardan alrededor de 10 días, “nos preocupa porque para hacer el cerco epidemiológico es mucho tiempo”, expresó.

“Las personas no están acatando las recomendaciones”

Actualmente, San Antonio acumula 10 casos positivos de Covid–19, de este grupo de personas un menor de edad y un adulto mayor de 64 años están recuperados. El secretario de Salud del municipio, Hawer Enrique Pedroza, comentó que el aumento de registros en su población va acorde con el crecimiento de las cifras nacionales y departamentales.

“Actualmente tenemos ocho pacientes y se encuentran en sus casas asintomáticos, es decir que no presentan algún cuadro de sintomatología grave que sea indicación de tenerlos en el hospital”, explicó el funcionario.

Agregó que se adelanta un cerco epidemiológico a través de un trabajo articulado con la Secretaría de Salud del Departamento, el grupo de epidemiólogos, la IPS y el hospital; igualmente, se mantiene una alerta por si alguno de los pacientes cambia su condición y requiere ser trasladado a un centro hospitalario de segundo nivel.

“Quiero aclarar lo siguiente, hay personas malintencionadas que generan comentarios sin una lógica, ni una coherencia frente a las acciones que viene haciendo el municipio, si bien es cierto que los números se han incrementado, no quiere decir que en San Antonio no se vienen haciendo los cercos, ni los seguimientos”.

Agregó que a la fecha no hay ningún contagio entre el personal médico del hospital municipal.

De otra parte, el Secretario comentó que los casos se van a seguir incrementando, pues “las personas no están acatando las indicaciones ni las recomendaciones de bioseguridad, estamos viendo a las personas que andan sin tapabocas, han hecho fiestas en las veredas”. Otra problemática es que hay gran desinformación por lo que la gente termina creyendo que el virus no existe y surge la pregunta “¿cuántos pacientes tenemos que ver fallecer para que la gente tome conciencia?”, dijo Pedroza.

“No podemos entrar en zona de confort”

En Guamo hace algunos días reportaron dos nuevos casos generando un acumulado de siete afectados, se trata de una mujer de 25 años del personal de la salud y de un hombre de 75 años habitante de la zona rural, ellos serían los únicos activos.

Ante el positivo de la mujer, se procedió a adelantar el respectivo cerco epidemiológico de acuerdo con los protocolos, proceso que dejó cerca de 11 personas, entre ellos, algunos profesionales de la salud, en aislamiento mientras se conocen los resultados.

“Estamos pidiendo a la Secretaría de Salud del Departamento, que en donde procesan las muestras, ojalá las saquen pronto, para nosotros asimismo tener los resultados y no generar un trauma en la parte de la atención de la salud en nuestro hospital San Antonio de Guamo”, dijo el alcalde Rafael Monroy.

Además, señaló que en general su comunidad ha tenido un buen comportamiento, pero “tenemos algunos focos de indisciplina, sobre todo en la zona rural, donde la gente le gusta mucho la cerveza y las galleras”. Agregó que no se puede bajar la guardia por lo que se mantiene los puestos de control en los ingresos al municipio, el pico y género y el toque de queda los fines de semana.

“No podemos entrar en la zona de confort, por el contrario tenemos que ser muy cautelosos para evitar una propagación”, puntualizó.

EL NUEVO DÍA

Comentarios