Falta de empleo empieza a generar problemas en las finanzas de Melgar

Crédito: Jorge Cuéllar - EL NUEVO DÍASe estima que en el municipio hay cerca de 500 hoteles formalizados, todos ellos sin operación actualmente.
Ante las actuales circunstancias, en esta población solo queda esperar a que el Gobierno nacional dé apertura el turismo, pues hasta el momento no hay un ‘plan b’ para generar nuevas fuentes de empleo.
PUBLICIDAD

En medio de la compleja situación económica por la que atraviesa Melgar a causa de la pandemia, el alcalde Agustín Manrique comentó que su municipio al ser exclusivamente turístico, por ahora no hay un ‘plan b’, solo queda esperar a que el Gobierno nacional empiece a dar vía libre a la reactivación. 

“Desafortunadamente febrero fue un mes malo para el turismo, marzo, abril, mayo y junio, prácticamente llevamos seis meses cerrados y de pronto (irá a) dos meses más. Al no tener afluencia de turismo y nuestra economía depender de él, hemos tenido una afectación económica grandísima”, comentó.

En medio de la situación Manrique reconoció los intentos que ha hecho el Gobierno nacional por entregar algunos incentivos tributarios, pues la economía del Municipio está golpeada “tenemos problemas financieros, porque al no haber empleo, la gente no ha podido pagar el (Impuesto) Predial, ni Industria y Comercio, nos hemos visto con una situación económica difícil”, agregó.

Igualmente, expresó que los dueños de los hoteles están colapsando, pero precisó que lo más crítico está entre aquellas personas que se dedicaban al mantenimiento de las piscinas, los meseros, camareros, los barman, “las personas que trabajan en las discotecas, en aseo en los hoteles, porque en Melgar tenemos formales más de 500 hoteles e informales cualquier cantidad, es una cadena y al no haberla tenemos problemas graves”, precisó.

En medio de las adversidades, la Administración municipal viene trabajando con el sector hotelero en los protocolos de bioseguridad con el objetivo de estar preparados y listos para el momento en que se permita el movimiento de viajeros, “a raíz de esta pandemia a la gente le va dar miedo salir del país, de pronto se van a volcar hacia el turismo nacional”, comentó el burgomaestre.

Motivo por el que esperan volver a ser el destino escogido, especialmente, por los bogotanos.

A la par de la espera, la Alcaldía le apostará a la construcción de un mirador en el cerro El Tablazo, lugar desde el que se ven los nevados del Tolima, Ruiz y Santa Isabel, “estamos diseñando un parque que se va a llamar ‘Aranowa Tao’ que en lengua pijao significa Cerro Mirador”.

El complemento de esta iniciativa es un teleférico y los servicios para la práctica de deportes extremos, al igual que, ecoturismo y posadas rurales “esto nos daría la oportunidad de explotar toda la zona que hay entre Melgar e Icononzo”.

Finalmente, al preguntarle al Alcalde si se tiene un plan b para la generación de empleo, “nuestro pueblo está netamente preparado para el turismo, el único plan b es de pronto volver a lo agricultura, pero las tierras agrícolas que hay en Melgar son muy pocas, nuestra esperanza es que se abra el turismo”.

 

Una situación llena de encrucijadas

De otra parte, el diputado Julio César Morato, comentó que esta población del oriente del departamento tiene una gran demanda hotelera, por lo que se estima que hay alrededor de 14 mil camas, lo que convierte al sector en un renglón importante de la economía, al igual que, el de los parques temáticos.

“Como no hay ingresos, los hoteleros han tenido que... no despedir, pero sí dejar de tener las personas suficientes o no contratar más gente, prescindir de los servicios de muchos”, hecho al que se suma la angustia del pago de servicios públicos mensuales y los impuestos.

“Lo más paradójico es que las ayudas que dice el Gobierno (nacional) que ha enviado al sector turismo no han llegado”.

Morato agregó que la situación deja a los comerciantes y hoteleros en una encrucijada, pues implementar los protocolos de bioseguridad exigidos significa inversión y por ahora no hay suficientes recursos para ello. Otra angustia en esta época es el pago de la renovación de la matrícula mercantil, la cual se convierte en requisito indispensable a la hora de acceder a las ayudas.

“De nada nos sirve, que nos digan pueden abrir si lamentablemente las fronteras están cerradas y no hay visitantes, abrir un hotel para que llegue al 3% o 4% de la ocupación, no funciona”.

Otro de los temas abordados por el asambleísta, fue el de los Planes de Desarrollo estructurados en medio de la pandemia tanto a nivel municipal y departamental, en su consideración quedó faltando más acciones de choque para lo que sucederá después de la emergencia sanitaria.

“Estos Planes de Desarrollo deberían estar guiados hacia la pandemia, porque los efectos no solo serán este año, sino que a futuro van a repercutir económicamente en el municipio y el departamento”.

Y desde la Secretaría de Desarrollo Económico Departamental, tampoco se tendría una ruta clara, “el Departamento nunca le ha dado los suficientes recursos al sector turismo, para ellos es como la cenicienta y no se han fijado que es una posibilidad de desarrollo”, precisó el diputado.

 

DATO

Aunque Melgar es productor petrolero, el mandatario Agustín Manrique explicó que las regalías al ser distribuidas entre todos los municipios, las cifras no son muy altas, a lo que se le suma el bajo precio del barril que no supera los 42 dólares.

 

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios