57 personas que trabajaban en el Hospital de Chaparral se quedaron sin empleo

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
Con gran preocupación ex colaboradores del centro hospitalario San Juan Bautista, denunciaron que les informaron telefónicamente la terminación de sus funciones en la entidad.
PUBLICIDAD

Como un ‘despido masivo’ calificaron los trabajadores lo sucedido en el Hospital el 31 de julio, cuando les notificaron que sus funciones culminaron en esa fecha.

Así las cosas, personal administrativo, auxiliares de enfermería, fisioterapeutas, conductores, psicólogos, entre varios cargos más, fueron reemplazados por personal nuevo y algunos puestos no fueron ocupados de nuevo.

“Hubo personas que despidieron que no tenían ni un llamado de atención, ni un memorando. Lo único por lo que se pronunció la Gerente fue para decir que ella tenía autonomía sobre despedir gente”, afirmó Javier Huertas, ex enfermero Jefe del centro hospitalario.

El profesional que también está liderando el Comité de Ex Funcionarios del Hospital, contó que él fue avisado de la misma manera que sus compañeros, “me llamaron a las 6 de la tarde el 31 de julio a decirme que ya no colaboraba más, no me pasaron carta ni me dijeron con anticipación”.

Y destacó que parte del personal del que prescindieron servicios, son personas que llevaban 4, 5 y hasta 18 años laborando para la entidad, “hay una auxiliar de enfermería que llevaba 15 años trabajando como supernumeraria; al parecer no es el tipo de contrato que debería tener una persona que ya lleva ese tiempo trabajando”, refirió.

 Medidas a tomar

Huertas comentó que realizarán las denuncias pertinentes a la Procuraduría General de la Nación, a la Contraloría y al Ministerio del Trabajo.

“Pensamos realizar una tutela masiva, para que cada uno la entregue solicitando el reintegro del Hospital del personal que fue despedido sin justa causa”.

Sin embargo, expresó que en una reunión ya desarrollada por el Comité algunas personas manifestaron miedo de tomar medidas en el tema, porque tienen familia que trabajan en el Hospital y temen que los expulsen.

Pronunciamiento del Hospital 

Sara Campos, gerente del Hospital, se pronunció frente al tema y resaltó que no se trató de un despido masivo, sino que no se les hizo nuevamente la resolución de trabajo con la que los empleados se encontraban vinculados al centro hospitalario.

“No fue despido, ellos venían trabajando de manera temporal como supernumerarios, y estaban asignados a esos cargos hasta el 31 de julio. Ni fue masacre laboral, ni sin causa justificada; de las 160 personas que se les terminó el vínculo laboral el 31 de julio, decidimos darle continuidad a 110”, afirmó Campos.

Refirió que fueron 57 a las que no se les hizo nuevamente la resolución de trabajo, que ingresó nuevo personal a ocupar 42 cargos, y que alrededor de 14 puestos quedaron sin reemplazo.

“No se renovaron 14 o 16  personas porque son personal que en este momento no requerimos dentro de la Institución (…) Casos puntuales la fisioterapeuta, porque la demanda del servicio que se estaba facturando dentro de los dos fisioterapeutas que hay, no cubren los costos de uno solo. Ninguno de los que no se ingresaron nuevamente son de planta (…) Así hay varios casos como el psicólogo, un auxiliar, 26 personas en facturación, y otras, como el tema del conductor administrativo, en este momento no me estoy desplazando a Ibagué”, señaló.

En cuanto a la contratación de personal nuevo para ocupar los cargos de a quienes no se les renovó la resolución, refirió que se recibieron nuevas hojas de vida, a las que se les hizo análisis y se les dio el empleo.

No obstante, a la forma en que se comunicó la decisión comentó que, “no teníamos porqué informar porque la resolución es clara y la temporalidad también. Lo que teníamos que hacer era avisarle a los que continuaban que tenían nuevamente que ser asignados en los cargos”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios