Entre angustias familia en Venadillo espera que le practiquen las pruebas de Covid-19

Crédito: ARCHIVO / EL NUEVO DÍALa situación que afecta a un grupo familiar amplio y que mantiene un contacto estrecho, comenzó hace un mes. 
La familia que cuenta con ocho menores de edad, lleva nueve días esperando que les tomen las muestras, varios de ellos son estrechos cercanos de un positivo y presentan síntomas. Las autoridades locales expresan que el caso fue puesto en conocimiento de las EPS hace un mes.
PUBLICIDAD

Una familia integrada por 15 personas en Venadillo fue puesta en cuarentena debido a que uno de los integrantes resultó positivo para Covid-19. Ya ha pasado una semana y cuatro de ellos estarían presentando síntomas. Aunque les informaron que les iban a tomar las pruebas hasta ayer esto no había ocurrido.

Ante la angustia y el desconocimiento de qué hacer en este caso, una de las integrantes narró el hecho a través de un video para pedir apoyo, “hoy quiero hacer un llamado al señor alcalde de Venadillo, Jorge Enrique Cabrera, y al señor Gobernador del Tolima, para que por favor nos ayuden”.

En diálogo con esta redacción, la mujer que pidió que se reservara su nombre, contó que todo inició en julio cuando su suegro de 76 años, que es diabético fue llevado de urgencias porque se le bajó el nivel del azúcar, su estado requirió un traslado a una clínica de Ibagué, estando allí “le realizaron una prueba para covid, la cual salió negativa y el día 14 (de julio) le dieron salida”.

Sin embargo, los familiares del adulto mayor notaron que presentaba fiebre, a pesar de que hicieron el comentario antes de salir de la clínica, la respuesta por parte de una enfermera, según el relato de la mujer, fue que ese día estaba haciendo mucho calor.

Al llegar a Venadillo, pasaron varios días y el hombre continuó con el cuadro de fiebre a lo que se le sumó una nueva descompensación por el bajo nivel de azúcar, por lo que el paciente volvió a ser trasladado, esta vez hacia el Líbano, ahí “lo tuvieron tres días y le practicaron el examen del covid y lo enviaron a aislamiento”. Un par de días después, llamaron a la familia para que lo recogieran, pues el hombre no tenía ninguna complicación.

“Nos pusimos muy contentos porque lo queremos mucho, es mi suegro y el pilar de la familia”, sin embargo, el señor empezó a registrar episodios de asfixia y hace una semana a la mujer le informaron desde el Líbano que los resultados de la prueba practicada era positiva, es decir que ya habían pasado cinco días en los que todos los integrantes de la familia habían tenido un contacto estrecho.

“Esta es una familia extensa, prácticamente todos vivimos en la misma cuadra y mi núcleo familiar es el más cercano a ellos, porque permanecíamos todo el día con él”.

Ante la intranquilidad que generó la situación, el caso fue puesto en conocimiento de la Alcaldía, autoridad que ordenó el aislamiento, también les informó que iban a pedir las pruebas “porque hay muchos que teníamos gripe, fiebre, dolor de cabeza y malestar general, pero han pasado nueve días, nos llamó la psicóloga de la Alcaldía, pero no más”.

En el caso de la mujer son cuatro personas afiliadas a Medimás, por lo que EL NUEVO DÍA se contactó con la oficina de Comunicaciones de dicha EPS, la entidad una vez corroboró los datos informó que “se realizará la gestión solo para ella y su núcleo familiar, los demás deben informar y solicitar la muestra a su EPS correspondiente”.

 

Sin claridad sobre las rutas de atención

El concejal Dayro Augusto Cifuentes comentó que ante el aumento de casos en Venadillo, los habitantes están muy intranquilos y temerosos, “está muy alarmada la población”.

Agregó que conoció la denuncia de la venadilluna a través de redes, por lo que buscò contactarse con ella para explicarle los protocolos a seguir, asimismo, ella le manifestó que la atención recibida hasta el momento por parte del municipio solo psicológica.

“Me comunicó sobre algunos medicamentos que ella por iniciativa propia había estado tomando y uno ve en las redes sociales o escucha mucho sobre algunos medicamento que no se deben ingerir, entonces lo que se trató de hacer fue lograr que tuviera una consulta, por parte de un médico profesional que la oriente y no termine automedicándose”.

El cabildante agregó que a pesar de que actualmente por medios digitales circula bastante  información, sigue existiendo una gran confusión sobre quién es el responsable de tomar las pruebas y que según algunas averiguaciones que hizo la responsabilidad sería de las EPS, luego de contar con un diagnóstico médico que genere la orden de la prueba.

“Ella me contaba que empezaba a tener muchos síntomas como fiebre, que había perdido el gusto, el olfato, dolor de cabeza, creo que se ha estado pendiente de alguna manera por parte de la Administración (municipal), pero se ha hecho un trabajo psicológico”, cuando además de ello, se necesita una revisión  por parte de un profesional.

Otra de las situaciones que expone esta historia, es que los usuarios deben recurrir a las redes para lograr una respuesta “lastimosamente, esa es la tendencia para que usted pueda ser tenido en cuenta, es la única forma que tienen los ciudadanos para que escuchen su voz en estos momentos tan angustiosos”, expresó Cifuentes.

 

La competencia recae sobre las EPS

Por su parte, el alcalde Jorge Armando Cabrera, indicó a través de un comunicado que desde el 5 de julio se notificó a las EPS correspondientes para que tomara las pruebas a los miembros de la familia, igualmente, procedió a adelantar el cerco epidemiológico, el aislamiento correspondiente, un seguimiento diario a cada persona para monitorear los síntomas y acompañamiento psicológico.

Igualmente, precisa que “la competencia en la toma de las muestras de los contactos estrechos de los casos positivos de Covid-19 son responsabilidad de la Eapb (Entidades Administradoras de Salud de Planes de Beneficios anteriormente EPS)”.

El mandatario agrega que el caso ya fue puesto en conocimiento de la Defensoría del Pueblo y la Superintendencia Nacional de Salud.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios