Denuncian masacre laboral de docentes del sur del Tolima

Crédito: Suministrada/EL NUEVO DÍALos maestros dicen que cuentan con el apoyo de las comunidades.
Por lo menos 250 docentes provisionales de Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco perderían su trabajo debido a la futura incorporación de personas que pasaron el concurso de méritos para proveer las vacantes fijas en los colegios públicos que están ubicados en zonas afectadas por el conflicto armado.
PUBLICIDAD

De acuerdo con Juan Carlos Ramírez, docente de la institución educativa técnica Los Andes, de Planadas, a los municipios del sur llegarían personas foráneas que ni siquiera cuentan con título profesional, afectando los procesos educativos de los estudiantes.

Tan solo en Planadas unos 120 docentes que no superaron el concurso se quedarían sin empleo y serían reemplazados, según dijo Ramírez, por personas que ni acreditan años de experiencia ni se han formado en programas de posgrado.

“Están pasando por la ley 115, que dice que para poder ejercer la profesión docente se debe ser como mínimo normalista superior. La educación del municipio es 60% rural y no es que ande muy bien, entonces no nos imaginamos un bachiller jugando a ser docente”, dijo.

Ramírez indicó que el proceso adelantado por la Comisión Nacional del Servicio Civil estuvo marcado por irregularidades, que obligaron su suspensión para algunos niveles. Y cuestionó que no se haya tenido en cuenta a la población de los propios territorios.

“Acá se presentó gente de todo el país. Lo que esperábamos era que nos tuvieran en cuenta porque de alguna manera nos tocó vivir el conflicto y somos víctimas. Gente de otros sectores obtuvo certificados de arraigo y se presentaron”, agregó.

“Nos van a dejar sin trabajos, vulnerando nuestros derechos. El Gobierno nunca preguntó si nosotros estábamos bien. Van a venir bachilleres que no conocieron el conflicto y que después de uno o dos años se van ir. Nosotros sí tenemos sentido de pertenencia, pero ese es el pago que nos da el Gobierno”, dijo Judith Rodríguez, docente de Los Andes.

 

DATO

En una reunión el viernes pasado, el secretario de Educación del Tolima, Julián Gómez, le dijo a los maestros que no puede hacer nada por ser competencia del Gobierno nacional. Por esto, están tocando todas las puertas, incluso las del Congreso de la República.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios