Alcalde de Cunday señala que críticas a toques de queda provendrían de infractores

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍALuis Gabriel Pérez Rivera mandatario de Cunday.
El alcalde de Cunday, Luis Gabriel Pérez Rivera, informó que durante el reciente puente festivo el comportamiento de la comunidad en general fue satisfactorio en medio del toque de queda, sin embargo, la medida ya generó críticas orientadas a los problemas que se causarían económicamente.
PUBLICIDAD

Sobre este hecho el Mandatario dijo que hasta ayer, no se tenía una queja formal o petición del sector comercial, pero reconoció que existen inconformismos de algunas personas. “Estoy completamente seguro que la mayoría ha aceptado todas las medidas que hemos adoptado para tener un municipio hoy con casos mínimos de Covid -19”.

Además, aclaró que en medio del toque de queda a los “establecimientos de comercio se les autorizó su apertura, con las medidas y protocolos de bioseguridad, la única restricción que hay es que no permitimos la atención en mesas de restaurantes y la aglomeración en supermercados de más de cinco personas o que se vea lleno el lugar”. En el caso de las ventas ambulantes, Pérez Rivera, precisó que por ahora siguen prohibidas.

También explicó que el toque de queda seguirá a diario después de las 7 p.m. hora en la que los establecimientos deben dejar de funcionar y se prohíbe la circulación de ciudadanos.

“Estas medidas se toman porque Cunday no está preparado ni médica ni administrativamente para un contagio masivo de Covid – 19 y tenemos que ser muy precavidos  frente al tema”.

En cuanto a los cuestionamientos y preocupaciones expresadas a través de redes sociales, que indican que se está acabando con los negocios y el sustento de varias familias, dijo que no es cierto pues se ha garantizado el funcionamiento adoptando las medidas de bioseguridad y ayudado con la entrega de gel antibacterial.

“Ya es distinto, porque hemos cerrado negocios porque tienen mesas, están atendiendo gente dentro de sus casas, porque llegamos y son recintos llenos de personas, y eso no lo podemos tolerar como Administración”.

Se trataría de negocios relacionados con la venta de licor y en donde se ha evidenciado fiestas, al igual que reuniones a puertas cerradas. 

A la fecha en este municipio del oriente del Tolima, se tienen tres casos de coronavirus.

EL NUEVO DÍA

Comentarios