Invierno no da tregua en Rovira, San Antonio y ‘Ronces’

Crédito: Tomada del Facebook Jorge Iván Vásquez - EL NUEVO DÍAPor el sector Guadualito - El Palo jurisdicción de Rovira se evidenció una vía con varios sectores desaparecidos a lo que se le suma varios derrumbes de rocas y piedras.
Superada la situación de la pérdida de la banca en el sector La Reforma de la vía Rovira - Playarrica - Roncesvalles, la angustia se trasladó a la conexión vial ubicada por la vereda Guadualito y que permite el desplazamiento de los habitantes de las tres poblaciones.
PUBLICIDAD

El corredor vial Rovira – Playarrica – Roncesvalles sigue siendo una gran preocupación para esta microrregión, pues tras superar el daño registrado hace una semana en el sector La Reforma ahora los esfuerzos se deben trasladar al tramo Playarrica – Guadualito – Santa Helena, sector en la que se desapareció varios kilómetros de carretera debido a la creciente de la quebrada Guadualito y otros afluentes de la zona.

El alcalde de San Antonio, Jorge Iván Vásquez Martínez, contó que tras adelantar una inspección a la zona junto a sus homólogos Diego Guerra de Rovira y Omar Espinosa de ‘Ronces’, pudieron corroborar que “la vía quedó reducida a cero en varios tramos, encontramos alrededor de ocho totalmente borrados, es muy complejo, porque aún con los equipos de maquinaria de los tres alcaldes no vamos a poder solucionar, ya que se necesita maquinaria de oruga y buldócer”.

A la desaparición de la vía se le suma bloqueos por caída de rocas y deslizamientos de tierra; ante la complejidad de la situación, los mandatarios le solicitaron al Gobierno departamental apoyo con maquinaria.

Esta situación dejó incomunicadas varias veredas entre ellas Las Brisas, El Palo, Guadualito y Santa Helena.

“Lo de La Reforma fue muy importante, gracias a la Gobernación y a Cortolima que ya habilitaron el paso, pero si miramos la dimensión de lo que sucedió en La Reforma frente a Guadualito, es más complejo. Una cosa es contar y otra mirar, no hay paso casi que ni para mulares”, dijo Vásquez Martínez.

Cabe precisar que la quebrada Guadualito nace en la parte alta de la montaña y con las fuertes lluvias hubo varios desprendimientos de tierra que generaron acumulación de masa, circunstancia que ocasionó la creciente de este afluente. Es de recordar que hace 10 años, Guadualito generó una tragedia en Playarrica que dejó víctimas fatales.

De otra parte, sobre el daño que se tenía en La Reforma, aunque se abrió paso ganándole espacio a la peña, una conclusión es que se debe dragar el río Cucuana en ese punto y construir jarillones para que proteja el talud de tierra, de lo contrario se podría volver a generar nuevamente  pérdida de la banca por el invierno, motivo por el cual Cortolima estaría evaluando la situación.

Ante la eventualidad Rovira declaró alerta amarilla mientras que en San Antonio se adelantará un Consejo de Gestión del Riesgo para revisar la necesidad de emitir algún tipo de declaratoria que sería dada a conocer ante la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios