Dos jóvenes egresados de la UT decidieron dedicar sus esfuerzos para capacitar a las comunidades en aviturismo

Crédito: Fotos: Suministradas / EL NUEVO DÍADesde hace dos años que inició este proyecto.
Con el fin de incentivar el turismo y mejorar los ingresos de los habitantes de los municipios, Andrés Felipe Garavito y Diego Fernando Zapata, egresados del programa de Comunicación Social – Periodismo de la Universidad del Tolima, iniciaron hace dos años un proyecto de impacto social, que busca beneficiar a los residentes de las zonas rurales.
PUBLICIDAD

“Buscamos por medio del avistamiento de aves que la comunidad campesina tenga otra oportunidad de desarrollo económico. Sabemos que el aviturismo ahorita es el turismo que más mueve dinero, además se busca reivindicar sus territorios y reconstruir su tejido social por medio de estas actividades”, afirmó Garavito.

De esta manera, los dos jóvenes asesoran a las comunidades con las herramientas que tengan para que tomen fotografías de aves y hagan ediciones de video en los que ellos mismos puedan mostrar el potencial de sus territorios.

Su trabajo desinteresado, porque no reciben ningún incentivo económico por este, ha llegado a Toche, Cajamarca, Santa Isabel, Anzoátegui, Honda, Murillo, y gran parte del norte del Tolima, en zonas de difícil acceso.

Para el desarrollo de esta valerosa labor, los jóvenes han debido ser precavidos debido a que las cámaras y personas ajenas muchas veces no son muy bienvenidas por diferentes grupos que habitan los territorios; no obstante, frente a los diversos inconvenientes siguen trabajando por tratar de mejorar la calidad de vida de los interesados en unirse a sus talleres y capacitaciones.

 

¿Por qué hacerlo?

Este amor por la acción social nació de su profesión y su talento para el audiovisual, que quisieron compartir con el fin de aportar un cambio positivo en la región, “es triste que nosotros como comunicadores sociales utilicemos la estrategia de la extracción, de ir a las comunidades y no dejarles nada, dijimos vamos a cambiar esa percepción que tienen de nosotros y crear un proyecto de impacto social que tenga una importancia relevante”, agregó.

Además, de querer exhibir la belleza de flora, fauna, y arquitectura, que muchas veces es desconocida hasta por los mismos tolimenses, “nos enfocamos en mostrar esos lugares, que el avistamiento sea la excusa para reivindicar esos territorios”, comentó Garavito.

Destacó que hay muchas personas empíricas con gran talento que ya han interiorizado lo aprendido, lo que les ha generado, antes de la pandemia, un incremento económico del 10 y 15%.

Actualmente, también están vinculados al proyecto de posadas rurales con el que también se quiere incrementar el turismo y beneficiar a las comunidades.

 

Sostenimiento

Cabe resaltar que los jóvenes no reciben ningún apoyo económico y que todo lo hacen directamente de sus ingresos, a través de su productora audiovisual con la que desarrollan proyectos con hoteles, restaurantes, empresas, entre más entidades; y de lo recolectado se destina una parte para la acción social.

 

,

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios