Hurto de gasolina generó mortandad de peces en Venadillo

Crédito: Suministrada por José Joaquín Chávez - EL NUEVO DÍA La perforación ilícita al poliducto además de afectar la capa vegetal de la zona, generó una mortandad de peces en las quebradas Monos y Galapo.
La intención de instalar una válvula ilegal terminó en una tragedia ambiental, pues la caída de gasolina en la quebrada Monos generó la muerte de decenas de pescados que terminaron siendo arrastrados al afluente Galapo. Además de ello, los residentes del barrio Santofimio tuvieron que ser evacuados por varias horas.
PUBLICIDAD

La perforación ilícita al poliducto además de afectar la capa vegetal de la zona, generó una mortandad de peces en las quebradas Monos y Galapo.

La perforación ilegal de un punto del poliducto identificado por Ecopetrol como Salgar–Gualanday, generó una emergencia ambiental en tres fuentes hídricas de Venadillo. El hecho que desencadenó el derrame de gasolina, ocasionó una mortandad de peces y la evacuación de decenas de familias de la zona.

El director de la Defensa Civil de Venadillo, Salvador Urueña, narró que el jueves hacia las 5:40 de la tarde recibió una llamada, que alertaba sobre un intenso olor a gasolina en la quebrada Monos, que está ubicada en el occidente del municipio.

“Inmediatamente se tomaron las medidas dando la voz de alerta al funcionario de Ecopetrol encargado de la zona y a las 6:30 p.m. ya estaba haciendo presencia en el sitio”, comentó Urueña.

Igualmente, se desplazó al lugar el Grupo de Operaciones Especiales de Hidrocarburos, Goes, de la Policía y se logró alertar a los residentes de los barrios La Esperanza, Protecho, Santofimio, Los Pinos y Lorenzo Urueña. Luego, se hizo un recorrido por el río Venadillo y se alertó a los propietarios de criaderos de pescado para que cerraran las compuertas.

“Se han recibido algunas notificaciones del impacto ambiental que ha ocurrido, el daño ecológico es enorme, hay muchos peces muertos sobre los afluentes hídricas, la quebrada Monos desemboca en la quebrada Galapo, ésta a su vez en el río Venadillo y luego al río Magdalena”, explicó Urueña.

Además de esto, la comunidad también resultó afectada, pues el intenso olor se extendió y generó en varios habitantes dolor de cabeza y mareo. Y, por recomendación, no pudieron cocinar el jueves en la noche ni durante el viernes, pues las recomendaciones fueron no encender estufas, ni ningún elemento que genere chispas.

“Esto es una tragedia, porque el pueblo bien pobre que sí es y ahora con esta mortandad de pescado… mucha gente vive de esos peces”, comentó una habitante.

 

Activación de protocolos

Por su parte, Orlando Pardo, gerente de la empresa Cenit Transporte y Logística de Hidrocarburos, filial del Grupo Ecopetrol, explicó que la afectación ambiental se generó por la instalación de una válvula ilícita en el poliducto en inmediaciones del barrio Santofimio.

“Una vez tuvimos conocimiento del evento, se desplazó al área nuestro personal técnico y de atención de contingencias, con el objeto de identificar la ruta del derrame, instalar barreras, contener y recoger el producto drenado, así como establecer la reparación mecánica y el restablecimiento del ducto”.

Según el reporte de la empresa, el personal técnico desplegó barreras en el punto de la afectación para contener la fuga del hidrocarburo y activar un punto de control y contención con barreras oleofílicas (herramienta de  absorción) sobre la quebrada Monos.

Ayer en la tarde, la filial informó que se completó la reparación del poliducto pero se mantenía el trabajo operativo y de limpieza en la zona a través del equipo ambiental. Asimismo que a modo de prevención, se entregó 200 raciones de comida para la cena de anoche y el desayuno de hoy, para evitar que las personas cocinen.

Entre las recomendaciones que se mantienen por parte de la Troncal Central está evitar acercarse a la zona afectada y pescar en las quebradas Monos y Galapo, mientras que el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Venadillo, agregó, abstenerse de encender fogones, leña, cigarrillos o cualquier elemento que genere chispa hasta que las mediciones de atmósfera sean neutrales.

 

Seguimiento ambiental

El director de la Subdirección de Calidad Ambiental de Cortolima, Rodrigo Herrera, contó que el poliducto de un diámetro de 12 pulgadas transportaba gasolina y afectó la quebrada Monos, asimismo, que una vez se conoció el daño un grupo técnico se trasladó al lugar y estuvieron en campo durante todo este viernes.

 

Mientras se precisa el total de daños ambientales, “se instalaron cuatro puntos de control que nos van a determinar la cantidad de gasolina que pueda estar mezclada dentro del agua. Estas se ubicaron en la salida de la válvula, en la quebrada Monos, Galapo y en el puente sobre el río Venadillo, para determinar si hay daños en este último afluente”, precisó el funcionario.

 

Dato:

El Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres de Venadillo es el encargado de informarle a la ciudadanía cuándo puedan volver a utilizar las estufas y diferentes elementos que produzcan chispas.

REDACCIÓN REGIONAL

Comentarios