Habitantes de ‘Puri’ se desahogaron en audiencia pública de la Contraloría

Crédito: SUMINISTRADAS - EL NUEVO DÍAA la audiencia pública adelantada en Purificación asistieron veedores y presidentes de JAC que pusieron sobre la mesa diferentes denuncias que esperan sean indagadas y solucionadas.
El Malecón turístico, la Casa de la Cultura y las obras hechas a medias para acceder a agua potable, hacen parte de la lista de inversiones que se hicieron años atrás en Purificación y que hoy no ofrecen beneficios a la comunidad.
PUBLICIDAD

En audiencia pública de la Contraloría Departamental en Purificación, veedores, presidentes de Juntas de Acción Comunal y ciudadanía en general, expusieron las diferentes situaciones y problemáticas que con el paso del tiempo siguen sin ser atendidas.

En algunos casos las administraciones municipales pasadas adelantaron inversiones en obras, que nunca se pusieron en funcionamiento.

En la intervención del veedor René Leyva, dio a entender que es paradójico que un municipio que accede regalías no vea el progreso, “debería estar este pueblo como una tacita de té, no tenemos alcantarillados buenos, no tenemos vías buenas y lo que contratamos, lo contratamos a las carreras”, comentó.

Otra de las preocupaciones expresadas, fue la contratación de intervención en la Avenida Fundadores, pues aunque el objeto señalaría una pavimentación, en percepción de la ciudadanía lo que se está adelantando es un reparcheo.

Durante la jornada se mencionó reiteradamente, el Malecón Turístico, la Casa de la Cultura y la piscina de olas, espacios que se construyeron años atrás con recursos públicos,  pero que en la actualidad son considerados como monumentos al olvido, pues están sin uso y ninguna funcionalidad.

El alcalde Cristhian Barragán, que hizo presencia en la audiencia, pidió la palabra y explicó que en el caso de la Casa de la Cultura se trata de una edificación que tiene más de 30 años de antigüedad, igualmente, que desde hace cerca de ocho años está cerrada porque el techo se está cayendo “es un peligro para la comunidad y para poder ejercer las actividades para las que fue creada”.

Agregó, que desde la Administración municipal se ofició al Concejo, la Dirección de Cultura Departamental y el Ministerio de Cultura, para precisar si el bien está declarado como patrimonio, una vez se reciba la respuesta, se tomará una decisión para intervenirlo.

De otro lado, la exconcejal Ana Lucía Godoy habló sobre la piscina de olas e indicó que en el periodo pasado se citó al entonces director del Instituto de Financiamiento, Promoción y de Desarrollo de Purificación, Infi-Purificación, Juan Montaña, para que rindiera informe sobre el manejo financiero y administrativo de la piscina, “el señor por tres ocasiones, terminando el periodo, nunca asistió al Concejo; no sé por qué le huía a ir a rendir informe”.

Agregó que hay una duda con respecto a si hay un contrato de arrendamiento sobre algunos de los espacios de la piscina, pues se están utilizando para ofrecer servicios que no tienen relación con la finalidad de este espacio, sobre ello, el Contralor Departamental, indicó que se entrará a precisar la situación.

 

A pesar de las promesas, habitantes siguen sin agua

Blanca Serrano, presidenta de la JAC de la vereda Peñones Altos, contó que hace más de 10 años la Alcaldía construyó un pozo profundo que daría paso a un acueducto, pero transcurrió el tiempo  “y nunca vimos el agua potable, llevamos años y años, y las administraciones han pasado y no se han preocupado por el patrimonio que hay allí invertido.

“Nosotros estamos trayendo el agua de las quebradas, nos estamos bañando en las canales, recogemos agua para tomar de los aljibes que no es potable y está en malas condiciones”.

Pero además de ello, se construyó un tanque elevado hace más de 30 años en la escuela Santa Cecilia, estructura que funcionó por algunos meses y que en la actualidad está en gran deterioro, generando riesgo a cerca de 70 niños, pues está a punto de colapsar.

La falta de agua es una historia que se repite en diferentes veredas, pues en Cairo Santa Helena, según la presidente de la JAC, Rosalba Insuasty, aunque desde la Alcaldía se han hecho promesas durante años, en la actualidad, los habitantes deben compran el agua en bolsa para beber y a la hora de cocinar la captan de un manantial que recibe aguas residuales de los cultivos de arroz, “no es posible que en la época que estamos, la comunidad tenga que pasar por todas esas necesidades”, comentó la mujer.

 

Balance de la audiencia pública

El contralor Diego García manifestó que los presidentes de las JAC del casco urbano y rural, expusieron diferentes problemáticas con el acceso al agua potable y los acueductos comunitarios, “hay situaciones en donde se han establecido unos cambios de canales, pero actualmente, parece ser que se presentaron complicaciones a la hora de planear la ejecución contractual de la construcción o la remodelación de nuevos canales de riego y bocatoma de las aguas”.

Este hecho será revisado por el ente de control para determinar la fuente de recursos, es decir, si las inversiones en dichos canales corresponde a regalías, son del Municipio o mixtos, para precisar si tiene competencia de indagación, no obstante, se pondrán en conocimiento de la Contraloría General.  

Una de las dudas en algunas de las denuncias es el tiempo de los hechos, ya que en algunos casos se supera los 10 años, sobre ello, el Contralor explicó que actualmente se está en una transición de norma que genera cambios sustanciales como “el tiempo de la acción fiscal del proceso de responsabilidad en términos de caducidad y prescripción, se amplía y pasa de cinco a 10 años,

“Ahora lo que toca empezar a identificar, es el aspecto de la retroactividad y la aplicación de qué norma acojo”.

Añadió que en los casos de las denuncias de situaciones que llevan más de una década se entrará a evaluar la posibilidad de revisar los hechos que se presentaron para definir si es procedente continuar con el control fiscal, teniendo en cuenta el cambio de la norma que permite un mayor tiempo para la caducidad y prescripción.

Al consultarle a García qué ‘elefantes blancos’ hay en Purificación, teniendo en cuenta que  fue una frase constante en la audiencia, respondió que según el concepto de la Secretaría de Infraestructura Municipal, a la fecha no existían obras inconclusas catalogadas como tal pero “después de haber escuchado a la población se determinó en compañía con el Alcalde, que hay obras que pueden ser clasificadas como ‘elefantes blancos’, como es el Malecón, la Casa de la Cultura, la Avenida Fundadores, entre otros que deben ser verificados”.

En el caso de la Avenida se hará una revisión técnica para precisar el objeto del contrato y si se cumple.

.

Las auditorías exprés se instalaron ayer en la Alcaldía, el hospital y el Concejo de la llamada ‘Villa de las Palmas’, por el contralor Diego García.

 

Auditorías exprés

El contralor Diego García indicó que además de la audiencia pública, se instalaron auditorías exprés para el Nuevo Hospital La Candelaria, la Alcaldía de Purificación, el Concejo y en el Infi, tras recibir denuncias ciudadanas por diferentes tipos de contratos.  Algunos se adelantaron en el marco de la pandemia, otros tienen carácter administrativo y los hicieron las entidades descentralizadas por servicios o colaboración con la Alcaldía o la Administración central.

 

DATO

Ya se adelantaron audiencias públicas en poblaciones como Carmen de Apicalá, Santa Isabel y Alvarado. En la agenda también están Prado, Guamo, Honda, Fresno, Alpujarra y se espera llegar antes de finalizar esta vigencia al sur del Tolima.

EL NUEVO DÍA

Comentarios