¿Cómo avanzan las obras de la vía Ibagué - Rovira?

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍAEsta semana el gobernador Ricardo Orozco Valero junto al alcalde de Rovira, Diego Guerra, entre otras autoridades adelantaron un acto simbólico para dar inicio a la segunda fase. 
Aunque las obras comenzaron en 2019, la pandemia y el invierno generaron retrasos en el cronograma de la primera fase. Igualmente, se está tramitando la adición por $10 mil 500 millones. A la par, empezó la construcción de la segunda fase que asciende a $26 mil millones.
PUBLICIDAD

El gobernador del Tolima, Ricardo Orozco Valero, le entregó a los rovirenses un balance de la intervención vial Ibagué - Rovira que se adelanta en dos etapas y que supera los $60 mil millones de inversión con recursos de regalías.

Igualmente, formalizó el inicio de obra en la segunda fase e indicó que está en revisión la construcción de un viaducto en el sector conocido como Tienda Nueva, una de las áreas más inestables de dicha conexión vial.

La primera fase comenzó el 2 de julio de 2019, incluye 12.4 kilómetros y va desde El Totumo hasta Carmen de Bulira. Inicialmente se definió un presupuesto de $25 mil 111 millones y un plazo de ejecución de 12 meses. Pero, con la pandemia, la obra se suspendió desde el 21 de marzo hasta el 13 de abril.

Luego, al extenderse la emergencia sanitaria y aumentar los contagios de  Covid-19 en el país, se tomó la decisión de prorrogar la suspensión por 14 días calendario más, medida que se extendió por una segunda vez a modo de prevenir contagios.

Finalmente, el 22 de mayo la Secretaría de Infraestructura aprobó la reactivación de la obra que quedó con una fecha de finalización para el 27 de agosto. Sin embargo, el contratista solicitó a comienzos de agosto una prórroga en tiempo de 45 días, pues la temporada de lluvia del primer semestre afectó el cronograma.

Una vez la situación fue evaluada por la Secretaría, el 25 de agosto se decidió extender el plazo de entrega de la obra para el 11 de octubre. Esta semana se conoció que también se deberá hacer una adición presupuestal de $10 mil 500 millones, por lo que se procedió a adelantar una nueva suspensión del contrato.

“Nosotros hicimos una suspensión la semana pasada y como se añaden recursos, se tiene que hacer una adición en tiempo, cuando tengamos todo el trámite se hará la adición hasta abril, aproximadamente”, explicó la secretaria de Infraestructura, Paola Muñoz.

Por su lado, el mandatario seccional, Ricardo Orozco Valero, reiteró que los recursos son de regalías por lo que se deben surtir varios trámites, entre ellos, someter la obra a un comité de la Ocad para acceder a los recursos y contar con el aval del Ministerio de Transporte. Actualmente, el contrato tiene alrededor de $6 mil millones por ejecutar, pero están destinados a la carpeta asfáltica de la vía.

“Los ítem de base y sub base se nos acabaron, entonces nos toca adicionar los ítem de base y sub base para poder gastar los $6 mil millones, entonces nos quedan por ejecutar $16 mil 500 millones”, precisó.

Teniendo en cuenta la inestabilidad del sector Tienda Nueva, el Gobernador indicó que se entrará a revisar una situación predial para construir un viaducto y la Secretaría de Infraestructura, añadió que “será una ventana que quedará en esta vía, es un puente que tiene el valor de $5 mil millones, en la Gobernación se encuentra el proyecto viabilizado, tenemos que actualizarlo”. 

Asimismo, la funcionaria explicó que en la primera fase la inversión asciende a $27 mil millones con la interventoría y de los 12.4 kilómetros se han intervenido 8.9 kilómetros que equivalen al 73% de la obra.

“Ya tenemos los recursos para completar los 3.5 kilómetros, estamos en trámites administrativos que pueden durar dos meses, pero es un hecho que vamos a terminar esos 12.4 kilómetros con una (adición) de $10 mil 500 millones, es decir que tendríamos una inversión de casi $63 mil millones”. 

 

Segunda fase

En noviembre de 2019 se adjudicó el contrato de la segunda parte del mejoramiento vial que incluye 10.8 kilómetros al Consorcio Construcciones 2019 y tiene un presupuesto que asciende a $26 mil millones. El tiempo de ejecución es de 12 meses.

“Vamos a intervenir 18 puntos críticos con muros en gavión, a construir las cunetas, la intervención de tres puentes que se encuentran sobre la vía y la ampliación de los mismos. Igualmente, estructuras hidráulicas que son alcantarillas y ampliaciones de algunos boxcoulvert”, precisó Muñoz.

Agregó que la idea es dejar la vía Ibagué - Rovira en óptimas condiciones para mejorar la competitividad de esta zona que une a Roncesvalles, San Antonio y Rovira con Ibagué y el centro del país. El tramo a intervenir inicia en Carmen de Bulira hacia Rovira, sin embargo, se podría establecer varios frentes de trabajo en el corredor vial.

 

Dato

De los más de $10 mil millones que se adicionará, $5 mil 335 millones son recursos del Departamento y $5 mil 332 millones de regalías.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios