Con compra de predio, Villarrica da un paso para el reasentamiento urbano

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍADecenas de familias en esta población viven en medio de las grietas que han dejado con los años los problemas de remoción en masa.
La adquisición del terreno para la construcción de un centenar de viviendas la adelantó la Ungrd, entidad del orden nacional que está al frente de todo el proceso. El mandatario local Julio César Pérez Ángel precisó que es la primera fase de una labor que tardará años; igualmente, que es un trabajo que se debe hacer articuladamente entre el Municipio, el Departamento y la Nación.
PUBLICIDAD

Recientemente en Villarrica se empezó a recorrer el largo camino del reasentamiento del casco urbano, con la compra del predio que permitirá el traslado de 106 viviendas, que están en alto riesgo en el barrio Obrero por su cercanía con la quebrada Botadero.

El mandatario Julio César Pérez Ángel, explicó que la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgos de Desastres, Ungrd, entidad encargada de la compra, llegó a un acuerdo con la propietaria del lote, por lo que se está trabajando en la respectiva documentación y en la entrega del primer desembolso de la compra, transacción que dará paso a la firma de las escrituras de la propiedad.

“Es un predio que queda por encima del barrio Higinio Patiño, se ubica en la entrada de nuestro municipio, es suelo firme, eso nos da seguridad sobre lo que allí se va a construir. (El lote) es de una extensión aproximada de cuatro hectáreas y media”.

Al preguntarle al burgomaestre qué sigue ahora, explicó que la Ungrd estará presente hasta el final del proyecto, “Después de que se compre el predio, sigue la adecuación, es decir, que cuente con alcantarillado y servicio de agua, también (se debe) trabajar con el Ministerio de Vivienda para la consecución de los recursos y así poder construir las 106 viviendas, que es lo que el municipio espera”.

En este punto, Pérez Ángel recordó que el reasentamiento está dentro del Plan de Desarrollo del presidente Iván Duque, asimismo, que se han hecho diferentes anuncios sobre la destinación de recursos para la construcción habitacional, “pero hasta el día de hoy no tenemos la certeza, pero vamos por partes, para ir pisando suelo firme”.

Ahora, el Municipio deberá estar al frente del proceso de alistamiento con el apoyo del Gobierno departamental, ya que no se cuenta con los suficientes recursos presupuestales.

Mientras tanto, las familias que serán trasladadas están a la expectativa de conocer cuándo se empezará a materializar una promesa que lleva décadas, asimismo, de saber cómo serán las nuevas casas, “son procesos demorados, pero que hay que irlos socializando con la comunidad y el Municipio está encargado en hacer unas adecuaciones arquitectónicas en los diseños para presentarlos a la Unidad Nacional”.

El Mandatario además precisó que se debe tener claro que esta reubicación es una primera fase de un trabajo que tomará varios años y que se hará de forma paulatina.

 

Antecedentes

En 2018 el Servicio Geológico Colombiano entregó el diagnóstico de riesgo físico por movimientos en masa en el casco urbano de Villarrica, fenómeno al que se suma periodos intensos de lluvias y la falta de cimentación, columnas y vigas en las viviendas. Se estima que el 83% del área urbana están en un alto nivel de riesgo.

En ese año, la Administración municipal hizo un ajuste excepcional y por fuerza mayor al Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT, para 108 hectáreas; igualmente, se adelantó un plan de acción articulado con la Edat para los estudios y diseños del acueducto y alcantarillado del reasentamiento.

En 2020 Cortolima adelantó una inversión para obras hidráulicas de protección y conducción de la quebrada Botadero.

 

Obras de gasificación

De otro lado, el Alcalde informó que luego de llegar a un acuerdo con la empresa Alcanos, se dio paso al inicio de unas obras que beneficiarán a 150 familias y se espera poder vincular próximamente a 150 más.

“Se hace una financiación mínima con recursos propios, pues tenemos la voluntad de que nuestro municipio salga adelante y de llevar un servicio que tanto anhela la comunidad”, el resto de los recursos fueron aportados por la empresa. El usuario deberá costear el valor de la matrícula que puede ser financiado hasta en 60 meses.

Pérez Ángel agregó que está haciendo gestiones y buscando apoyo para lograr que las conexiones de gas natural lleguen al corregimiento Los Andes.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios