Más de 21 mil estudiantes se matricularon para el semestre B en la Universidad del Tolima

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍALa cifra de estudiantes matriculados de pregrado en el semestre B de 2020, supera los siete mil.
Con un inusual calendario académico que culminará en febrero de 2021, la UT arrancó clases con un balance positivo tanto para el Instituto de Educación a Distancia, Idead, como para los programas de pregrado.
PUBLICIDAD

La educación afronta un gran reto durante el 2020, su paso por completo a la virtualidad no sólo trajo para los estudiantes grandes complejidades, sino también para las Instituciones de Educación Superior que deben responder ante esta situación y garantizar la formación en sus matriculados.

Por lo que después de aunarse esfuerzos del gobierno departamental, nacional y la academia, y de las acciones adelantadas por los estudiantes, se logró lo que es catalogado como un hecho histórico, que el 100% de los alumnos de pregrado tuvieran matrícula cero.

Es así que el Instituto de Educación a Distancia cerró con alrededor de 13.800 matriculados, y para pregrado la cifra superó a los 7 mil estudiantes.

Respecto al calendario académico María Bianney Bermúdez, vicerrectora académica de la Institución de Educación Superior, comentó que, “el semestre B 2020 para el Idead termina a finales de noviembre y los de presencial termina en la segunda semana de febrero de 2021”.

Resaltó que habrá un receso de 15 días para docentes de planta, funcionarios y estudiantes que iniciará el 21 de diciembre y se retomarán las actividades académicas en la segunda semana de enero.

Por otro lado, en cuanto a las ayudas tecnológicas, necesarias en este momento para la comunidad académica, Bermúdez refirió que hace unos días se adquirieron 600 tabletas más, y se está en proceso de adquisición de 1.300 con el apoyo de la Administración municipal que se comprometió a apoyar a los estudiantes de los estratos 1 y 2.

Respecto al acceso a estas ayudas refirió que, “todo el programa especial de Bienestar Universitario se ha direccionado a la Vicerrectoría de Desarrollo Humano y ellos disponen de unos formatos que los estudiantes diligencian para hacer la inscripción al programa y acceder al equipo”.

 

Sobre las prácticas  

La pertinencia del uso de laboratorios y de espacios prácticos se hace urgente en la formación de los estudiantes y es uno de los grandes interrogantes que tienen los jóvenes para el desarrollo de este semestre académico.

Por este motivo, Bermúdez comentó que ya se encuentran trabajando junto con la Oficina de Seguridad y Salud en el Trabajo y  la Secretaría Académica de la Vicerrectoría en la implementación y aprobación de los protocolos en los 74 laboratorios, de docencia e investigación, con los que cuenta la Universidad.

Posteriormente se procederá a socializar con las unidades académicas e iniciar la programación de prácticas demostrativas, “¿Cómo lo hemos pensado en este momento? Que los profesores utilicen los espacios de los laboratorios para grabar la práctica, y poderla utilizar en su formación remota”, afirmó.

Y agregó que en cuanto a los estudiantes de último semestre de Medicina, 42 se han internado en el hospital Federico Lleras Acosta, y contaron con el apoyo de la Secretaría de Salud Departamental para elementos de protección personal, y tres están haciendo su internado en el hospital de Espinal.

 

Matrículas

A finales de octubre se conocerá puntualmente el número de estudiantes matriculados para este semestre académico, hasta el 6 de octubre había 21.547.

Cabe resaltar que lo único que no cubre la matrícula cero es el derecho pecuniario que consiste en una sanción de mora reflejada en el pago del 50% de la matrícula para quienes han excedido 12 semestres académicos.

 

Sobre los pagos de Generación E

Varias quejas sobre la demora en los beneficios de Generación E se hicieron notar, por lo que Bermúdez explicó que el Ministerio de Educación hace los desembolsos directamente a la Universidad pero que debido a la situación extraordinaria de este año se han visto afectados los procesos.

Y aclaró que, “ya se hicieron las devoluciones correspondientes al semestre A - 2019, están pendientes las del B 2019 y las del B-  2020. En ese tema dependemos efectivamente de que el Ministerio transfiera los recursos a la Universidad y proceder a hacer los respectivos ejercicios financieros para hacer las devoluciones”.

EL NUEVO DÍA

Comentarios