¿Regresan las nubes negras sobre la empresa de servicios públicos del Espinal?

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍA
Según el mandatario Juan Carlos Tamayo, el cobro de la tarifa no alcanza a cubrir los gastos de operación y administración, por lo que ya se estaría presentando un déficit. Algunos concejales pidieron conocer al detalle los estados financieros, pues en enero se tenía una Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo con expectativas positivas.
PUBLICIDAD

En recientes declaraciones del alcalde del Espinal, Juan Carlos Tamayo, hizo referencia al estado financiero de la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo del Municipio y comentó que se está adelantando un estudio en profundidad para determinar el estado financiero de la entidad, pues hasta el momento los ingresos no alcanzan a cubrir los gastos de operación y administración.

En 2017 la Alcaldía recuperó el manejo administrativo de la empresa, luego de 11 años de estar intervenida por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios. Hace dos años se señaló que la empresa estaba avaluada contablemente en $36 mil millones, tenía una cobertura en acueducto del 94% y 87% en alcantarillado.

Igualmente, el panorama era alentador pues se logró un equilibrio económico y se acordó un plan de gestión que tendría una duración de cuatro años.

Pero ahora, las condiciones financieras en medio de la pandemia nuevamente generan preocupación. En entrevista del mandatario Tamayo en el medio Primer Café 95.1 FM, explicó que una vez la entidad fue recibida se contaban 105 funcionarios, “fue un error de la Superintendencia pero más de quien recibe, de la gerente de la empresa y los directores, en donde el pago de nosotros los usuarios por la tarifa, no alcanza a cubrir los gastos de operación, ni los administrativos.

“Hoy tenemos una empresa pública que sigue dando un déficit”, comentó el burgomaestre.

A este panorama se le agregan las demandas, según Tamayo la semana anterior se pagó una por $174 millones y aún hay otras con altas pretensiones.

Y añadió “estamos haciendo un estudio comercial, financiero y jurídico para la subsistencia de las empresas públicas”.

Otro de los pendientes sería el de dar cumplimiento a un plan de inversiones regulados por un valor de $12 mil millones, acuerdo hecho con la Superservicios a través de un plan de inversión regulado y en el que hasta ahora tampoco se ha podido avanzar, por lo que se estaría en conversaciones para encontrar alguna alternativa, pues de lo contrario se podría llegar a una decisión extrema.

“La Empresa no está generando utilidades, está generando un déficit (…) tiene un grave problema para administrarse a sí misma y asumir los gastos de operatividad”, a ello se le debe agregar la carga laboral de más de 100 personas, 75 de ellas están sindicalizadas.

Ante la situación, Tamayo advirtió que está el riesgo de que la empresa caiga nuevamente en una profunda crisis financiera o a una nueva intervención, igualmente, expresó en otras de sus intervenciones que quiere mejorar la empresa para que empiece a generar recursos.

Solicitan información detallada

El concejal Iván Rojas dijo que las declaraciones del mandatario espinaluno generaron gran revuelo, pues de por medio está un patrimonio que hasta hace poco fue recuperado y que en enero de este año mostraba un escenario positivo, “por ello, radicamos un oficio donde le solicitamos a la gerente, con base a lo que el Alcalde dijo en esa intervención, (informe) cuáles son los estados financieros respectivos para conocerlos”.

Rojas explicó que el objetivo es hacer un comparativo anual entre 2017 y 2019, al igual que, lo corrido de 2020, “vamos a pedir una copia íntegra del estudio comercial, financiero y jurídico que dio como resultado conocer los problemas financieros (por) los cuales la empresa debe ser intervenida nuevamente por la Superintendencia o en su defecto (llegar) a una liquidación como lo menciona el Alcalde”, precisó el cabildante.

Recordó que en enero conoció unos estados financieros diferentes, “no creería que en ocho meses que lleva este mandato, la empresa esté tan mal financieramente, entendemos que la pandemia afecta un poco, pero así como esta empresa, están todas a nivel nacional e internacional”.

Otro de los cuestionamientos del cabildante fue porque en la anterior administración se demostró la viabilidad de la entidad y se cumplió con los compromisos, y en la actualidad no.

“Vamos a dar toda la lucha como concejales, para defender nuestras empresas, es el único patrimonio que nos queda a los espinalunos, así como otros municipios se dan la ‘pela’ por recuperarlas no vamos permitir que el Alcalde la liquide en tan corto tiempo, vamos a defender los intereses de la comunidad”, precisó.

Otro de los temas pendientes es una devolución que debe hacer la empresa a sus usuarios a través de la tarifa, ya que entre el 2009 y 2016 no se hicieron inversiones en el alcantarillado por un valor aproximado de mil 267 millones de pesos, cifra que corresponde a 2009. 

 A hoy el recurso a retribuir ascendería a mil 800 millones y deberá hacerse entre junio de 2020 a junio de 2022, no obstante, no ha sido posible dar inicio al proceso por falta de recursos.

Para despejar las dudas y conocer el proceso de devolución, el cabildante Rojas remitió un derecho de petición a la gerente de la Empresa con copia a la Superservicios, solicitud que fue respondida ayer y está en su respectiva revisión.

EL NUEVO DÍA

Comentarios