Incendio forestal tiene en emergencia a Carmen de Apicalá y Cunday

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Durante tres días las unidades del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Carmen de Apicalá y Cunday vienen trabajando arduamente para extinguir un incendio de gran magnitud que se registra en el cerro que limita a las dos poblaciones, específicamente, en el sector conocido como Peñón Blanco.
PUBLICIDAD

Se calcula que las llamas arrasaron con al menos 150 hectáreas de zona boscosa.

El comandante de Bomberos Voluntarios de Carmen de Apicalá, Henry Morales, explicó que hasta ayer se había logrado controlar el 80% de la conflagración, sin embargo, las condiciones difíciles del terreno y la falta de agua en la zona, evitan extinguir por completo las llamas.

“Por el lado de Carmen de Apicalá se están viendo afectadas las veredas Peñón Blanco y Novillos, es un sitio donde nacen varias quebradas, por lo cual se altera el suministro de agua de las fincas y por Cunday, que es donde se registra más (daños) se tiene el nacimiento de la quebrada La Enramada, afluente que surte el acueducto de la cabecera municipal”.

Morales agregó que por Cunday las condiciones topográficas también son complejas, pues para llegar al lugar de la emergencia se debe caminar al menos una hora y media, a lo que se le suma el peso de una bomba de espalda con 20 litros de agua que se descarga en 10 minutos.

“El limitante de personal lo tienen ambos Cuerpos de Bomberos, nosotros tenemos 12 personas tratando de atender la emergencia y Cunday cinco unidades y comunidad tratando de controlar el incendio”, agregó el comandante.

EL NUEVO DÍA

Comentarios