Ocho veredas de Melgar protestan para exigir mayor inversión a petrolera Perenco

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍA
Desde el viernes a la media noche, habitantes de la zona de influencia de explotación petrolera, se organizaron pacíficamente para exigir proyectos de impacto para ocho veredas, una de las solicitudes es poder acceder a gas natural e intervenir la vía Melgar-Icononzo.
PUBLICIDAD

Desde hace cinco días los habitantes de las veredas Alto de la Palma, El Águila, Kualamaná, Calcuta, Águila Alta, Arabia, Guacamayas y Águila Media de Melgar, vienen adelantando un plantón pacífico cerca al proyecto petrolero ‘El Niño’, para solicitar a la empresa Perenco inversiones y apoyo en diferentes aspectos, pues pasados 20 años de explotación de crudo, hay necesidades que se mantienen.

En diálogo con algunos participantes de la protesta, explicaron que el pliego de peticiones a discutirse es muy concreto y surge de varias inconformidades expuestas, por años, a Perenco como actual operador del campo Guando.

Entre los reclamos está la recuperación de la vía Melgar–Icononzo, carreteable que está en un alto nivel de deterioro; igualmente, los habitantes buscan que la empresa aporte para que la red de gasificación principal llegue a las veredas, pues paradójicamente desde este sector se extrae petróleo y gas, pero los ciudadanos siguen comprando pipeta.

“En muchas partes de Colombia las zonas petroleras tienen gas, nosotros no lo tenemos, ya llevamos 21 años y aquí nos toca comprar cilindro casi a $70 mil. Las comunidades dicen que si les colocan las redes por las vías principales, ellos hacen sus acometidas”, hasta sus hogares, dijo un habitante.

Otras de las solicitudes, es que se tenga en cuenta a la gente de la región para las ofertas laborales tanto de mano de obra calificada, como no calificada, pues en el territorio también hay profesionales, pero al parecer, no están siendo tenidos en cuenta.

A lo que se suma que los diferentes servicios relacionados con el ramo de la extracción petrolera sean adquiridos en Melgar y no lleguen de afuera, para que se muevan recursos dentro del mismo municipio, especialmente, en esta época de la que tanto se habla de reactivación económica.

“Ya llevamos cuatro días (ayer), el martes llegaron dos personas de Bogotá (representantes de la empresa) se sentaron, duraron dos horas y tomaron la decisión de que no había garantías y se fueron”, comentó uno de los participantes en la protesta.

Otro habitante de la zona agregó que también hacen falta pozos profundos, pues el agua en la zona de cordillera, donde se ubican las veredas de influencia directa del proyecto, es escasa.

“Son ocho veredas en el sector de cordillera que estamos impactadas por lo que genera la industria de hidrocarburos. Hay otro tema, que es ambiental y consiste en la reforestación de nacimientos y aislamientos, le pedimos a la empresa que nos colabore también, pues es de impacto ambiental”, señaló el ciudadano.

Añadió que las comunidades entienden que en estos temas también hay responsabilidad de los entes locales, departamentales y nacionales, por ello, se propone que surja una articulación para que los proyectos de inversión de impacto regional, finalmente lleguen a la zona.

“Se ha visto inversión, no hay que negarlo, pero no han sido de impacto, proyectos macro como los que estamos tocando en este momento”, comentó un habitante de la vereda Calcuta.

Igualmente, coincidió en que hay bienes y servicios que se pueden adquirir en el municipio, como alimentos y transportes, pero Perenco tampoco los tiene en cuenta.

Otras solicitudes están relacionadas con la donación de un terreno de cinco hectáreas para un proyecto de ecoturismo autosostenible del adulto mayor y para agricultura sostenible. También un informe del costo total del proyecto ‘El Niño’ para conocer el valor al que tienen derechos las comunidades por concepto de pasivos ambientales.

Finalmente, ante el fallido intento de diálogo del martes, se esperaba una nueva reunión con representantes de las ocho veredas, trabajadores de la petrolera, transportadores de la zona y delegados de la empresa, para llegar a acuerdos de corto y mediano plazo que entreguen soluciones reales a los manifestantes, pues al parecer, hay disposición de la petrolera para apalancar las peticiones.

Dato

Ayer en la tarde se iniciaron conversaciones entre las partes a través de una mesa de negociación establecida para abordar cada una de las peticiones de la comunidad.

EL NUEVO DÍA

Comentarios