Guanabaneros del oriente esperan estrenar finalmente la despulpadora

Crédito: ARCHIVO - EL NUEVO DÍACon la transformación de la fruta en pulpa se le apuesta a compradores como a un filial de Postobón y una compañía exportador de Cali.
Con el anuncio de la destinación de $100 millones para la planta despulpadora de guanábana en Villarrica por parte del Gobierno departamental, se vuelve a tener expectativas sobre un proyecto que se materializó hace dos años con recursos del Ministerio de Agricultura, pero que hasta la fecha no se le ha sacado provecho.
PUBLICIDAD

En una reciente visita al oriente del Tolima por parte del secretario de Desarrollo Agropecuario, Diego Matiz, se anunció un compromiso para aportar los recursos en 2021 y adelantar una propuesta que beneficiará a los productores de Cunday, Villarrica e Icononzo.

“Quiero invitar, cuando tengamos el proyecto estructurado, viabilizado y radicado en Planeación, a los 210 productores para darles la noticia y decirles que vamos a trabajar. Desde el Gobierno departamental, hay una meta muy importante y es apostarle a la transformación y al valor agregado de los productos del sector agropecuario”, expresó el funcionario.

 

El reto de despejar el camino

Actualmente Villarrica cuenta con una planta que no se ha estrenado, pero ya le hace falta algunas adecuaciones, pues al no usarse la maquinaria se habría generado algunos daños.

“Se necesita un tema de purificación de agua para dejarla potable y utilizarla en todos los procesos, se requieren unos permisos para poderla operar y la certificación Invima para poder vender el producto procesado. El proyecto tiene su camino, por eso vamos a reunirnos con los asociados y ver qué compromisos hay de parte de todos”, explicó Davide Caviedes, representante de la Asociación de Productores y Comercializadores de Frutas del Tolima, Guanavitol.

El productor recordó que inicialmente se habló de una inversión de mil 500 millones de pesos para crear la despulpadora, sin embargo, de vista solo estaría representada la tercera parte de los recursos y aunque está lista desde el 2018, hasta hace cuatro meses le entregaron el manejo a Villarrica.

Ahora desde Guanavitol, quien hizo la gestión para la creación de la planta, se está en diálogo con la Alcaldía para lograr que les permitan vincularse en el manejo de la misma. “Toca hacer unas proyecciones y demostrar que sí hay unos clientes que pueden mover este tema y arrancar”, comentó Caviedes.

Además de ello, “la planta quedó con una deuda altísima de luz, sino estoy mal rondaba los $7 millones, supe que el Alcalde está gestionando con la empresa de energía para ver si se puede llegar a algún arreglo”.

En cuanto al anuncio de los $100 millones, la idea es lograr tener liquidez para comprarle la fruta directamente a los productores, por ello, la tarea es definir “establecer muy bien cuáles son las necesidades, con qué montos podemos contar y a partir de eso, presentar el proyecto para ver si lo ven viable y hacen el desembolso”.

Actualmente, Guanavitol la integran 210 familias de esta cifra el 90% son cultivadores de guanábana y el otro 10% producen tomate de árbol, lulo, maracuyá y mora. Como asociación le apuntan a la reactivación económica y así lograr recuperarse de un año que golpeó fuertemente al agro.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios