Tres hallazgos administrativos que superan los $200 millones fueron evidenciados por la Contraloría Departamental en Armero Guayabal

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
Los detrimentos se registraron en proyectos de salud dental, alumbrado público y desarrollo cultural.
El ente departamental trasladó a la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría General de la República, las actuaciones que evidencian el detrimento patrimonial de $200.829.000.
PUBLICIDAD

El primero se trata de un contrato con el que se buscaba entregar prótesis dentales a adultos mayores del municipio, pero al revisar el expediente contractual 135 del 6 de junio de 2019, suscrito por la Alcaldía Armero Guayabal y la Corporación Nuestra Tierra Colombia de $60 millones, la Contraloría encontró presuntas irregularidades enmarcadas en la ausencia de soportes de este negocio jurídico.

Dentro de las obligaciones de este, se encontró el desarrollo sobre técnicas de higiene y a su vez servicio de transporte, refrigerios e hidratación; lo que evidenció, en palabras de la comisión auditora, la falta de planeación y desconocimiento de este principio al nominar un contrato cuyo objeto difiere de las obligaciones, y por ende de la selección del contratista; por lo tanto la finalidad de dicho contrato no fue cumplida a cabalidad.

De esta manera, se determinó que la inobservancia de los deberes impuestos por la norma señala a quien para la época se desempeñaba como directora local de salud, quien fue la funcionaria responsable de la formulación de los estudios previos y quien asumió la supervisión del contrato; igualmente al asesor jurídico responsable de la elaboración del pliego definitivo de condiciones, y al secretario de Gobierno, encargado del proceso de contratación, al igual que al alcalde en su calidad de ordenador del gasto.

 

Gastos injustificados

El segundo hallazgo tiene que ver con la ineficiente gestión en el desarrollo del contrato 026 de 2019, que presuntamente generó un detrimento de $106’706.625, debido a que la persona encargada de la contratación u ordenador del gasto de la Empresa de Servicios Públicos Espag S.A e interventor, no realizaron el seguimiento y verificación a las actividades pactadas en dicho negocio jurídico.

Este consistía en el contrato de suministro de luminarias led y mejoramientos del sistema de alumbrado público en los sectores de la glorieta bomberos, y la carrera Quinta y Sexta de la zona urbana del Municipio. Además, se incluyó la figura de Administración, Imprevistos y Utilidad (AIU) por valor de $106’706.625 sin justificar la ocurrencia de riesgos o circunstancias que dieran lugar a estas sumas.

Y el tercer hallazgo tiene que ver con un detrimento de $15’600.000 debido a que el municipio no exigió a la Fundación Ritmo, Armonía y Melodía, el pago del aporte del 30% del valor del convenio hecho con la Administración, para la ejecución del proyecto ‘La danza y la música para los niños y jóvenes de los centros poblados de los Municipio de Armero Guayabal Tolima’.

Esta obligación estaba establecida en los estudios previos que dieron origen a la contratación del convenio.

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios