Temporada de invierno genera alerta en el sur del Tolima

Crédito: SUMINISTRADAS - EL NUEVO DÍALa vía Santiago Pérez - Planadas tiene problemas desde el año anterior por desprendimiento de la banca y derrumbes.
En Rioblanco se tienen varios sectores incomunicados, en Ataco los habitantes de cuatro barrios temen por la creciente del río Saldaña y en Chaparral se cuenta una vivienda semidestruida a causa de un deslizamiento de tierra.
PUBLICIDAD

Las fuertes lluvias ocasionaron emergencias en varias poblaciones del sur del departamento, según la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo del Departamento, las afectaciones se registraron en Ataco, Rioblanco, Chaparral y Planadas.

 

Sin paso entre Rioblanco y Herrera

Nuevamente las fuertes precipitaciones generan estragos en esta población, el secretario de Desarrollo Económico y Medio Ambiente, William Espinoza, explicó que hubo varios derrumbes entre Herrera y el casco urbano, específicamente, en las veredas Cambrín y la Cascada, sectores aledaños a Puerto Saldaña.

Hasta ayer en la tarde se contaba “aproximadamente 20 deslizamientos, remoción en masa, hubo afectación en la banca de la carretera en cuatro secciones”.

Daño que dejó incomunicado el corregimiento de Herrera, el centro poblado de Puerto Saldaña, también, hay afectaciones en la vía que conecta con la vereda Maracaibo, asimismo, se ven perjudicados en las veredas las Juntas y Palo Negro, “hacia esos sectores no hay transitabilidad, la carretera sufrió daños por deslizamientos y pérdida de la banca”, precisó el Secretario.

Ante la magnitud de los daños, además de atender a las familias que reportaron algún tipo de eventualidad, se está adelantando un diagnóstico vial, para articularse con la alerta amarilla que tiene vigente el Departamento por invierno.

Ante el panorama, el funcionario mencionó que los habitantes de las zonas en emergencia, deben evitar “viajar de Herrera a Rioblanco y desde Cambrín hacia Herrera, ya que por las afectaciones que hay en la vía, se puede correr riesgos por deslizamientos debido a las lluvias”, precisó Espinoza.

De otro lado, en el sector vial Los Mandarinos, sigue la inestabilidad del terreno, por lo que cada vez que llueve se generan problemas para movilizarse por la zona.

Hasta ayer en la tarde, se tenían identificadas seis viviendas con daños relacionados con inundación y colapsos, en la vereda Cambrín.

 

Preocupación en Ataco por el río Saldaña

Desde hace varios años, los habitantes de los barrios Villa Paz, Las Brisas, Los Almendros y la Subestación, viven en continúa intranquilidad porque en invierno el río Saldaña aumenta el nivel y la erosión en estas zonas. Aunque hace unos años, las casas estaban ubicadas a una distancia segura hoy varias familias tienen el afluente de ‘vecino’.

En diálogo con algunos residentes, contaron que esta es una situación que lleva varios años, igualmente, que es del conocimiento de autoridades locales, no obstante, la comunidad no ha visto acciones de mitigación.

“Año tras año, la margen del río se ha acercado mucho hacia el lado y en donde quedamos en riesgo, en el barrio Las Brisas, Los Almendros, La Subestación y Villa Paz, (este último) es un barrio prácticamente nuevo, son más de 150 viviendas que están en grave riesgo. Cuando lo hicieron, el río no corría por ese sector”, comentó un habitante.

Lo que explican los residentes es que por diferentes tipos de intervenciones el río terminó creando una especie de derivación o brazo, que puso en apuros a decenas de familias.

“En la Subestación hay viviendas que solo tienen el ancho de la calle, es decir que el río está a ocho metros y en Las Brisas en un negocio, el río se ubica a tres metros”, agregó el residente.

Ante la situación y el riesgo, las comunidades desde hace varios años vienen radicando documentos ante la Alcaldía de Ataco y Cortolima, a modo de alerta, sin embargo, nadie responde. “Tenemos la pruebas, los documentos que certifican que hemos golpeado puertas, pero cuando hay voluntad de gestión del riesgo no hay de la Alcaldía”.

A pesar de que se está en temporada de invierno, el habitante comentó que en mayo puede ser más fuerte por lo preocupa en gran medida que no se adelanten acciones. “Entre junio y julio estuvo todo este sector inundado”, concluyó.

 

Emergencia en Chaparral

El comandante del cuerpo de Bomberos Voluntarios de esta población Diego Gutiérrez, informó que ayer se tuvo un fuerte invierno que ocasionó a los 2 a.m. un reporte de inundación, en la calle Tercera entre carreras Novena y Décima del barrio Libertador. Allí “hay una vivienda que siempre genera problemas, porque por la parte posterior de la cuadra, las aguas lluvias rebosan e inundan la vivienda”. El agua generó daños en los enseres.

Luego, hacia las 3:15 a.m. los bomberos voluntarios recibieron un llamado porque una fuente hídrica superó los límites de contención, lo que hace que las aguas se desvíen hacia un predio. “No hubo afectaciones humanas, pero sí económicas, sobre las viviendas”, comentó el Gutiérrez.

Tolima.

Estado vial

El secretario de Ambiente y Gestión del Riesgo, Fredy Torres, agregó que durante este miércoles se tuvo alteraciones en la movilidad del sur del Tolima. “En la vía que conduce a Santiago Pérez (Ataco), en el sector Aguadulce por deslizamiento de tierra, en Chaparral nos reportaron una vivienda semidestruida en la vereda el Moral, corregimiento Cañón de Las Hermosas, por un deslizamiento”.

Asimismo, se originó un taponamiento entre Chaparral – Rioblanco, específicamente, del kilómetro cinco al siete por caída de tierra sobre la vía.

Mientras que en Planadas “nos reportó tres bloqueos entre el corregimiento de Gaitania y la vereda El Oso por derrumbes”, precisó Torres. 

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios