Vías en mal estado tienen en vela a los habitantes del sector rural del Tolima

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍADesde hace cuatro años se fracturó el puente que comunica un tramo de la vía Chaparral – Ataco y pone en apuros a los habitantes de la zona, especialmente en invierno.
El invierno ha empeorado la situación, las comunidades deben ingeniárselas para poder transportarse. Dos ejemplos son la zona rural de Chaparral y Villahermosa, en las que sus habitantes se enfrentan a diario con panoramas desoladores.
PUBLICIDAD

Con preocupación Yesid Bonilla Serrano, corregidor de San Bartolomé de Amoyá, corregimiento de Chaparral, hace un llamado al Gobierno Departamental para que presten atención hacia este sector.

El líder expresó que incluso deben transportarse en tractores poniendo en riesgo su seguridad para cruzar la vía Chaparral – Señoritas, que también conduce hasta Ataco, y que en este sector nunca se terminó la pavimentación del tramo vial.

“Acá con el invierno lo que es la vía Chaparral - Señoritas está en pésimas condiciones. Esta vía ha sido muy abandonada por los gobiernos, solamente se hizo la pavimentación de un tramo vial que fueron 19 kilómetros, pero esto sigue en mal estado porque hay derrumbes en la vía y piedras”, afirmó Serrano.

Esta carretera, que según el corregidor es de segundo orden, conecta a las comunidades de las veredas Guanábano, Brasilia, Hato Viejo, Brisas, Carbonal, Carbonalito y Los Copetes; además, de que por esta misma también transitan habitantes de corregimientos de Planadas y Rioblanco.

“Los vehículos se quedan enterrados durante tres, cuatro o hasta cinco horas y obstaculizan el paso”, comentó Serrano, y recalcó que en el sector que conecta con Ataco queda la quebrada El Neme, que en invierno se crece y se vuelve en otro obstáculo aún más grande para cruzar, especialmente, porque hace más de cuatro años el puente que conectaba el tramo se fracturó.

“Hace cuatro años en el gobierno de Óscar Barreto se hizo una visita a la vereda San Bartolomé de Amoyá, vinieron unos especialistas de la Gobernación e hicieron un compromiso con la comunidad que iban a hacer un puente sobre esta quebrada, pero a la fecha no se ha hecho la ejecución de esta obra”, contó.

Para ese momento el Gobierno Departamental hizo una inversión de $69 mil millones para la pavimentación de los 19 kilómetros, pero no se volvió a hacer mantenimiento de la vía.

Y expresó que una de las mayores preocupaciones tiene que ver con la seguridad de las personas, debido a que deben valerse de recursos como tractores para lograr cruzar.

 

En Villahermosa

Otro de los municipios afectados por el invierno ha sido Villahermosa que ha tenido constantes taponamientos parciales, sobre todo en el corredor vial que comunica con Líbano.

Según el mandatario local, César Augusto Restrepo, a través de la Administración Municipal  han hecho grandes esfuerzos para garantizar la transitabilidad y acceso a la cabecera municipal como a las zonas rurales.

En cuanto a las partes críticas refirió que, “dentro de la vereda La Floresta está el punto La Armenia que son puntos críticos porque en la zona hay fallas geológicas y una vez se empieza a apresurar el invierno son notorias las afectaciones. El punto está ubicado a unos 9 o 10 kilómetros de la cabecera municipal”.

Una de las principales afectaciones aparte del invierno tiene que ver con las vías que no han sido pavimentadas, dificultando aún más el tránsito.

 

 

DATO

$69 mil millones de pesos fueron invertidos en el gobierno departamental anterior para la pavimentación de los 19 kilómetros de un tramo de la vía que conecta Chaparral – Ataco.

Tolima.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios