Murió Lucio, el perro que habían enterrado vivo en Flandes

Crédito: SUMINISTRADA - EL NUEVO DÍA
Un falso veterinario le aplicó varsol y cianuro en un procedimiento, sustancias que le produjeron secuelas en su organismo de las que no se pudo recuperar.
PUBLICIDAD

Tras varios días de sufrimiento falleció Lucio, en la tarde del martes, así lo dio a conocer en redes sociales el animalista Harold Pico, quien acompañó el proceso del canino desde el momento en que fue encontrado.

El perro, de raza pitbull, fue rescatado por la comunidad y las autoridades en el barrio Villa Lucía de Flandes, donde fue enterrado vivo.

Según se conoció, el canino fue llevado por sus dueños a un supuesto tecnólogo en veterinaria, que al no responder al tratamiento que le ofreció, la recomendación fue la eutanasia, lo que no se imaginó el supuesto médico, es que el perro no murió, sino que quedó inconsciente, por lo que finalmente lo sepultó vivo.

Una investigación concluyó que a Lucio le había sido inyectado varsol y cianuro.

"Le pedimos a las autoridades competentes que hagan caer todo el peso de la ley a la persona que hizo esto", reclamó Harold Pico.

El hecho genero indignación en redes sociales, donde los ciudadanos se unieron y con el apoyo de la Fundación Dejando Huella, recolectaron fondos para su atención. De esa manera fue trasladado a la veterinaria Spei Domus. Allí mostró una leve mejoría, pero falleció en la tarde de ayer.

Lea también --> La historia de ‘Lucio’, el canino que fue enterrado vivo en Flandes

El personal veterinario explicó que los exámenes que le practicaron les permitió inferir que Lucio tuvo una influencia renal e insuficiencia hepática, por las fuertes sustancias que le suministraron.

REDACCIÓN WEB

Comentarios