Polvorería que explotó incumplía algunas medidas de seguridad

Crédito: Suministrada - EL NUEVO DÍALa preocupación ahora es por el incremento de quemados, que junto con los enfermedos de Coronavirus, llenan las salas de urgencias y UCI.
Un rifirrafe, se generó tras la tragedia en Líbano, luego de un comentario que lanzó el actual mandatario sobre su antecesor, pues lo culpa por el otorgamiento de unos permisos a la polvorería que se incendió.
PUBLICIDAD

La tragedia en la polvorería de la familia Soler en Líbano, cobró al final la vida de tres ciudadanos, entre ellos un menor de 14 años y el propietario de la empresa, además de 15 lesionados, la mayoría trasladados a Bogotá, debido a las serias quemaduras.

Según el alcalde Jesús Antonio Giraldo Vega, en una visita realizada al lugar, una semana antes, se evidenció que tenía vencidos algunos extintores, por lo que se  investigará qué hacían los menores de edad en ese lugar.

El parte que entregó el gerente del hospital Alfonso Jaramillo Salazar, Jaime González, es de 17 pacientes remitidos al centro asistencial, de los cuales nueve fueron enviados al hospital Simón Bolívar en Bogotá, uno al Federico Lleras Acosta en Ibagué, tres murieron y el resto quedó en Líbano.

“En la mañana de hoy (viernes), enviamos cuatro paciente más al Simón Bolívar y las cinco personas que quedaron les daremos la salida. Debemos decir que un menor falleció en el sitio, y en la madrugada falleció en Bogotá un adulto mayor de 64 años, y acá en Líbano, justo antes de ser remitido a Bogotá, falleció un joven de 23 años”, informó el gerente del hospital libanense.

El menor de 14 años respondía al nombre de Óscar Danilo Salgado, mientras que las otras dos víctimas eran José Manuel Soler Muñoz de 67 años, quien era el dueño del negocio, además, el deceso de Jhon Janner Martínez Robayo.

 

Hubo visitas

El alcalde de Líbano, Jesús Antonio Giraldo Vega, informó que en 2015 se trató de sacar la empresa del municipio, debido a explosiones que habían sufrido, incluida la del año pasado en febrero.

“La administración anterior los trasladó a zona rural, ellos poseen unos permisos de Indumil y del Ministerio de Defensa, la administración anterior también les dio permiso para laborar fuera del casco urbano”, indicó Giraldo Vega.

El mandatario recordó que la semana pasada realizó una visita a la fábrica, con el fin de verificar que se cumplieran los protocolos, y en ella evidenciaron que habían pequeñas fallas como el vencimiento de algunos extintores y les hacía falta los letreros de prohibido fumar.

“También sacamos un decreto en el que les dijimos que aunque estuvieran legalizados, la pólvora no podía ser comercializada en Líbano, esto porque ya habíamos tenido un menor quemado. Estábamos a la espera de que nos trajeran lo que les faltaba, pero ocurrió la tragedia”, indicó.

Giraldo Vega resaltó que el día de la visita tampoco había menores de edad, todos tenían tapabocas y cumplían con el distanciamiento; además, el sitio no era encerrado.

Finalmente, el burgomaestre aseveró que no está permitida la venta de pirotécnia en la población y que el niño que sea sorprendido con estos artículos, será llevado por la Policía de Infancia y Adolescencia y los padres deberán pagar un comparendo.

 

Exalcalde responde

El exalcalde de Líbano, Germán Castellanos Herrera, le salió al paso a las declaraciones entregadas por el actual mandatario de este municipio al norte del Tolima, tras una nueva explosión en la polvorería de la familia Soler, que dejó el saldo de tres personas muertas y 15 heridas.

Minutos después de la emergencia, el alcalde Jesús Antonio Giraldo Vega indicó que “el establecimiento funcionaba con los permisos entregados por el Ministerio de Defensa, Indumil, e incluso tenía estudios de suelo, otorgados por la anterior administración”.

Castellanos Herrera respondió, que al observar el video del alcalde, “deja entrever que lo sucedido fue culpa de la administración anterior la cual dirigí”.

“El documento con mi firma que aparece publicado es una certificación de uso del suelo, uno de los varios requisitos que se debían cumplir, no un permiso ni licencia para funcionar, y por eso año tras año se emitía decreto de prohibición de la pólvora. Claro está, que esos decretos, no sé el por qué, no los publicaron”, añadió Germán Castellanos.

El exmandatario señaló que “la investigación penal que se avecina es bastante delicada, pues la alta cantidad de personas presentes en el sitio, incluidas mujeres y menores de edad, así lo requiere y, de mi parte, seré el primero en atender el llamado de las autoridades si así lo ameritan”.

 

Preocupación departamental

Luego de recibir a uno de los pacientes quemados, el gerente del hospital Federico Lleras Acosta, Luis Eduardo González, aseguró que el adolescente de 15 años ya fue valorado por neurocirugía y cirugía plástica, se le practicó una tomografía y ya está en unidad pediátrica estable.

“El llamado es que eviten el uso de pólvora, que sean conscientes, además, no contamos con unidad de quemados. Vivimos una situación compleja, urgencias está sobreocupada un 130% y la recomendación es que nos cuidemos de la pólvora y del Covid-19”, señaló el Gerente del centro asistencial.


 

DATO

Hasta el momento van 29 personas quemadas en el Departamento por el uso de pólvora, de las cuales 20 son de Líbano, seis de Ibagué, dos de Palocabildo y una de Anzoátegui. El año pasado hubo 23 casos.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios