Daño patrimonial en Natagaima por no cobrar más de $600 millones de impuesto predial

Crédito: Archivo - EL NUEVO DÍAPara evitar que se repita dicho daño a las arcas del Municipio, el ente de control hará un seguimiento a la actual Administración municipal.
La Contraloría Departamental generó dos hallazgos, uno de ellos con alcance fiscal, porque la anterior Administración municipal, no hizo los respectivos cobros en el tiempo establecido. La revisión se hizo tras una denuncia del actual mandatario David Mauricio Andrade.
PUBLICIDAD

La Contraloría del Tolima generó un hallazgo fiscal de $694 millones 450 mil 783, en contra del Municipio de Natagaima porque, por un presunto indebido manejo en el cobro de impuesto predial en la pasada Administración local, se dejó prescribir la cartera tributaria que iba entre 2011 y 2015, situación que le significó a este municipio de sexta categoría, un considerable detrimento patrimonial.

El resultado de esta posible irregularidad, se da luego de que el ente de control adelantó una auditoría exprés como respuesta a una denuncia que hizo el alcalde David Mauricio Andrade en contra de su antecesor Jesús Alberto Manios y el exsecretario de Hacienda Rubén Darío Acosta, por posible omisión.

En la queja, que fue radicada en marzo por la Administración municipal, se señala que en el periodo anterior no se “efectuó ninguna clase de gestión de cobro administrativo coactivo en cualquiera de sus etapas, por negligencia e intereses lesivos no notificó ni agotó vía gubernativa de los períodos fiscales del impuesto predial unificado entre 2014 y años anteriores e Industria y Comercio (…)”.

Además de ello, se solicita interponer la sanción a las que se tenga lugar, “impulsar copias ante las autoridades competentes, aportando las pruebas respectivas, para llevar a cabo investigaciones penales y disciplinarias contra quienes hayan causado perjuicio (…)”.

Tras esta información, la Contraloría procedió a solicitar soportes de la gestión adelantada por la administración de Manios, para recuperar los recursos tributarios entre el 2011 y 2015, no obstante, en certificación expedida por la actual Secretaría de Hacienda del Municipio se responde que “no se tiene evidencia de que en los años 2016 al 2019, periodos en el cual se encontraba en términos para adelantar el cobro coactivo, la administración hubiese (hecho) dichas actuaciones administrativas”.

 

Las cuentas que dejó la auditoría

En el informe del ente de control que se conoció en noviembre, se explica que la cartera total por impuesto predial en Natagaima hasta julio de este año sumaba $7 mil 819 millones 302 mil 800, cifra que incluye cobros de años anteriores a 2010.

De la misma forma, se precisa que ya hay deudas entre el 2011 y 2015 que prescribieron, hecho que le significa una “disminución del patrimonio de Natagaima por parte de los gestores públicos que tenían a cargo la administración del municipio; demostrando ineficiencia en la gestión (…)”.

Entre los cuestionamientos de la Contraloría está que se contó con cinco años para proceder a aplicar un cobro coactivo, omisión que en dinero equivale a $694 millones 450 mil 783, cifra considerable para esta población con diferentes necesidades básicas insatisfechas.

Al no cobrarse durante el tiempo que permite la ley, se extingue la obligación tributaria de los contribuyentes, los cuales al parecer nunca fueron notificados del cobro, tampoco se les habría ofrecido facilidades de pago, ni se les hizo declaratoria oficial de liquidación forzosa administrativa. El hecho generó un hallazgo fiscal con incidencia disciplinaria.

Otro dato sobre el que llamó la atención el ente de control, es que la cartera de impuesto predial para las vigencias 2016 a 2019 asciende a $481 millones 166 mil 314. Durante dichos años, al parecer, la Administración municipal de la época tampoco adelantó los cobros, lo que generó un segundo hallazgo administrativo con incidencia disciplinaria.

Teniendo en cuenta los tiempos, la Contraloría hizo un llamado al actual Alcalde para que haga los cobros correspondientes y evitar nuevamente una prescripción de las deudas, “se deben ejecutar acciones tendientes al cobro oportuno y así evitar prescripciones ocasionando con esa acción omisiva un daño al patrimonio del municipio”, se señala en el informe.

El documento concluye indicando que hará un seguimiento al trámite que adelante la administración de David Mauricio Andrade con el propósito de “mitigar el riesgo de que se genere futuros daños al patrimonio público”.

 

DATO

El trabajo de campo para hacer la revisión tributaria se inició el 22 de julio de este año, con la instalación de la auditoría exprés en la Alcaldía de Natagaima, por parte del contralor Diego García.

 

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios