Enero inicia con reanudación de obras viales en el Departamento

Crédito: HÉLMER PARRA – EL NUEVO DÍATrabajos en la carretera que de Ibagué conduce a Rovira.
El sur del Tolima será una de las zonas en las que se continuará con los trabajos de infraestructura vial, detenidas por temas de contratos y las fiestas de fin de año.
PUBLICIDAD

El inicio de año trae consigo la reanudación de obras de infraestructura vial para el Departamento, entre ellas, la que mejorará el paso entre Ibagué y Rovira, de la cual sus habitantes claman desde hace décadas y su primera piedra fue puesta en septiembre del año anterior.

En diálogo con la secretaria de Infraestructura del Tolima, Claudia Paola Muñoz Barreto, se refirió a esta y otras obras que reanudarán en Calarma, además de unas placa huella en zona rural.

Sobre los avances en la carretera Rovira – Ibagué, la funcionaria indicó que esta va en un 69% en su primera fase, pero está suspendida por los trámites que se cursan para la adición de unos recursos generados con regalías de la Ocad Regional y del Ministerio de Transporte.

Se pretende, para este 2021, incorporar recursos por $10.600 millones, de los cuales $5.300 millones son de regalías de la presente vigencia, el restante es de recursos propios de la Gobernación.

La obra, que se contrató durante el pasado mandato, pretende mejorar el paso desde El Totumo hacia Carmen de Bulira, lo que serían unos 8.9 kilómetros, según la Secretaria; para este mes se daría la adición, para tener finalizada la obra en abril.

Para mejorar la carretera hasta Rovira, en septiembre se puso la primera piedra para lo que será la adecuación de los ocho kilómetros que de Carmen de Bulira conducirá a dicho municipio, y cuya obra cuesta 26 mil millones de pesos.

Esta obra va en un 15%, pues de momento se levanta la carpeta asfáltica. Otro de los problemas que existen para los avances de este corredor, son los horarios establecidos para el cierre de la vía, pues según lo informado, cada vez que se tiene que dar paso a los vehículos, se pierde bastante tiempo.

“Se estableció con la gente del sector y la veeduría realizar unos cierres, pero estos horarios son muy cortos y cada vez que se abre el paso, hay que mover maquinaria y con todo esto se pierde tiempo que afecta la ejecución rápida en la obra”, explicó Claudia Muñoz.

La Secretaria de Infraestructura informó que para cumplir con los tiempos de ejecución, que son de 12 meses y se tiene que entregar en septiembre, deberán modificar los horarios de cierre.        

 

Tienda Nueva

Uno de los tramos que ha tenido más inconvenientes para terminar estos trabajos de adecuación de carretera, es en el sector conocido como Tienda Nueva, en el que no se ha podido iniciar la construcción de un puente, debido a que el propietario de un predio no vendió en su momento el espacio para uno de los estribos.

“En el proyecto tenemos para realizar el puente, pero hay unos temas previos que no hemos podido solucionar, a pesar de que esta obra ya cuenta con los estudios y diseños, y es de la compra de unos predios por parte de la Gobernación para culminar la obra.

“Allí se construirán los estribos del puente, cuando se hizo la consultoría, se hizo un avalúo e inició el proceso, pero uno de los propietarios no llegó a un término, pero ya está dispuesto a venderlo, pero no nos hemos podido volver a contactar porque no viva acá”, informó la jefe de esta cartera.

Según lo indicado, la construcción de este puente está en cinco mil millones de pesos, y tardaría en su construcción entre seis a siete meses.

 

En Calarma

Otra de las obras que se firmaron durante la administración pasada, tiene que ver con las placa huellas en el corregimiento Calarma en Chaparral, donde se pretenden arreglar tres kilómetros de esta zona rural, pero fue suspendida para iniciar un proceso de adición de dinero, pues la obra costará $4.600 millones.

“El contrato inició en el Gobierno pasado, tuvo una suspensión para revisar por una adición y así terminar los tres kilómetros. Ya revisamos lo que falta con el contratista, interventor y la Gobernación para terminar la obra.

“Íbamos a reiniciar en diciembre, pero por la temporada decembrina, tocó suspender la mayoría de contratos porque muchas veces es difícil comprar insumos, las personas quieren estar en familia y afectamos la movilidad, por ello reiniciarán en la segunda semana de enero y culminar la obra”, añadió la funcionaria.

 

 

EL NUEVO DÍA

Comentarios