Partió Alejandro Galvis, un visionario del periodismo regional colombiano

Crédito: FOTOS: ARCHIVO - VANGUARDIA / EL NUEVO DÍA
Conmoción y tristeza generó en el país la partida de este empresario santandereano que se destacó por contribuir a las regiones a través de la prensa escrita y ser un líder, además, en otros ámbitos.
PUBLICIDAD

Como un hombre apasionado, de empuje, innovador y sobre todo defensor y creyente del periodismo de región, será recordado Alejandro Galvis Ramírez.

Su dinamismo y compromiso a la hora de proponer y llevar a cabo distintas estrategias que enriquecieron el quehacer informativo, fueron algunas de sus tantas habilidades y su entrega al país, particularmente desde el ámbito periodístico.

Galvis asumió la gerencia del diario Vanguardia Liberal en julio de 1967, y desde ese momento, se encargó de engrandecer el diario y convertirlo en el medio de comunicación más importante de Santander, así como uno de los más reconocidos en el país.

No obstante, su tenacidad no culminaría allí, pues el empresario consolidó una importante red de periódicos regionales conformada por El Universal, de Cartagena; La Tarde, de Pereira; Liberal de Popayán, y EL NUEVO DÍA, de Ibagué; siempre destacando la importancia de la prensa como veedora de la información y la expresión.

Igualmente, fue cofundador de la Agencia Nacional de Noticias, Colprensa, y presidió la Asociación Nacional de Diarios, Andiarios.

Su talante nunca fue apagado; eso lo demostró cuando en 1989, Vanguardia tuvo un atentado por denunciar el narcotráfico, y esto no hizo que desistiera de seguir creyendo en el poder de contar la verdad, buscar la justicia y sobre todo ejercer con ética.

 

.

Don Alejandro literalmente se puso la camiseta y colaboró en el montaje de EL NUEVO DÍA.

 

 

Comprometido con la ‘Tierra firme’

Años más tarde arribó al Tolima, y desde el primer momento creyó y apostó a su potencial, y decidió abrirle las puertas de la comunicación al departamento.

Sin dudarlo, Galvis reunió y escuchó tanto a los empresarios y líderes de la región y, le apostó a EL NUEVO DÍA; sabía la importancia de los medios como veedores de la gestión pública y buscadores de la verdad, y por eso, con su apasionamiento que siempre lo caracterizó, acompañó la creación del diario de los tolimenses.

“Ese liderazgo no fue de un empresario de esos que solo tienen la posibilidad de aportar un dinero a la empresa y listo, sino que se puso la camiseta, nos colaboró. Estuvo en el montaje del periódico, nos enseñó el manejo de las rotativas, el manejo de los medios, de las agencias de publicidad y de noticias; fue un maestro en todo el sentido de la palabra”, afirmó Fernando Meléndez, miembro de la Junta Directiva de EL NUEVO DÍA.

Siempre mantuvo el interés colectivo por encima del interés personal y fue muy respetuoso de las decisiones independientes de cada uno de los diarios de los que era propietario.

“Tenía ese concepto de que las regiones eran las que se conocían a sí mismas y eran las que podían marcar su futuro”, comentó Antonio Melo, exgerente de ‘El diario de los tolimenses’.

El exdirectivo recordó que las premisas de la libertad de prensa y de expresión siempre fueron banderas en el proyecto de Galvis, por lo que, en conjunto fueron grandes defensores de estos valores.

“Con él libramos batallas en el Congreso de la República, cuando hubo algunos intentos de delimitación de la libertad de prensa y de la libertad de expresión. Estuvimos allá hasta que sacamos adelante los proyectos que impedían que eso se fuera a realizar”, agregó Melo.

Cabe resaltar que, aunque Alejandro Galvis no estudió periodismo, conocía en detalle el quehacer; y sin duda, su trabajo le apasionaba. Era economista, especialista en Gerencia de Diarios de la Universidad de Chicago y magíster en Administración de Empresas de la Universidad de Michigan.

 

,

Su sonrisa y generosidad serán recordadas por quienes compartió en vida.

 

 

 

Un líder innato

Su solidaridad también fue otra de sus grandes cualidades. Promotor de obras sociales y del deporte, profesionalizó a la redacción de Vanguardia en su proceso de modernización cuando asumió la gerencia del diario y apoyó a emprendedores de su región.

También fue un apasionado de la ganadería, con la que hizo grandes aportes en diversas regiones.

Además, su entrega en cada uno de los aspectos en los que se desempeñó durante sus 78 años de vida, fue reconocida con distintos galardones como la Cruz de Boyacá, la Orden al Mérito Industrial, la Orden al Mérito Ganadero y otras grandes distinciones de la Sociedad Interamericana de Prensa y la Gobernación de Santander.

Desde esta rotativa enaltecemos el legado de Alejandro Galvis Ramírez, su aporte al periodismo colombiano y su leal compromiso con estas páginas que llevan casi tres décadas informando a los tolimenses desde sus preceptos de veracidad y libertad.

 

,

Don Alejandro estuvo presente en el cumpleaños 25 de EL NUEVO DÍA

 

 

Adriana Lucía Quijano

Gerente Editorial

Aguasclaras S.A.

,

“El periodismo colombiano ha perdido a un grande, está de luto la prensa del país, y en particular el de esta región, en el que creyó fielmente Alejandro Galvis. Porque gracias a su iniciativa y aporte tenemos este Diario que es de todos los tolimenses; el medio impreso más importante del departamento.

Fue gracias a su convocatoria que empresarios, líderes de todas las áreas y profesionales del periodismo, que EL NUEVO DÍA tiene una historia que cumplió recientemente 28 años, cerca de tres décadas informando y haciendo realidad un sueño.

Creyó en el periodismo regional, y por eso estamos inmensamente agradecidos. Hoy desde la Editorial Aguasclaras S.A. sentimos una profunda tristeza. Galvis vino hasta esta región y aportó a la fundación de este medio de comunicación; fue un maestro y un guía para nuestro periódico.

Tanto los socios, los miembros de la Junta Directiva, empleados, equipo periodístico como la ciudadanía tolimense expresamos nuestro mensaje de agradecimiento por sus aportes desde el conocimiento a la construcción del país, a partir de la prensa escrita”.

 

 

Antonio Melo

,

“Fue una persona extremadamente generosa, con su tiempo y con sus recursos, con su inteligencia y con su organización. De esas personas que ya poco quedan y que ponían por encima el interés regional sobre el particular, allá en su tierra Santander, y aquí hizo exactamente lo mismo.

Si no fuera por él, si no hubiéramos contado con su apoyo, su conocimiento, con su visión de lo que es la prensa y la libertad de expresión, no habría habido nunca EL NUEVO DÍA como lo conocemos ahora.

Fue él el que hizo que todo confluyera, que se apoyara la propuesta regional de la creación del periódico; los periódicos con los que él tenía relación, apoyaron y nos hicieron el proceso de aprendizaje de hacer el periódico muy rápido, y muy bien.

Hicimos las conexiones con las agencias de información, con los organismos gremiales, con los proveedores, con los sistemas de funcionamiento de un periódico moderno. Lo cual nos facilitó la curva de aprendizaje, de manera especial.

Y no solo se redujo a eso, sino que los intereses regionales por diversos aspectos; por ejemplo, la Corporación Financiera del Tolima, que luego tuvo relación con la de Santander, la relación de producción en Bucaramanga y en este departamento.

Siempre estuvo ahí detrás con esa visión generosa de poner por delante el interés colectivo sobre el interés particular. Lo recuerdo siempre con una sonrisa en la boca, y nunca se metió a incidir sobre el manejo periodístico de EL NUEVO DÍA, fue muy respetuoso en ese sentido, y siempre dejó que nosotros los tolimenses decidiéramos sobre el destino y hacia dónde apuntaba el periódico.

No tenemos sino buenos recuerdos de su gestión y de su vida. Heredado también de ese santandereano que fue el doctor Alejandro Galvis Galvis, que sembró la semilla de la libertad de prensa, de la libertad de expresión y del ejercicio periodístico recto.

Tenía el concepto de que las regiones eran las que se conocían a sí mismas, y entonces eran las que podían marcar su futuro. (...) La región carecía de un periódico moderno (...) por eso la visión que se tenía era de trabajar para la próxima generación y por la construcción de una generación mejor.

Tengo solo buenos recuerdos de su generosidad y su don de gente, alegría, porque vivía muerto de la risa. Claro que cuando había que ponerse raro, se le saltaba la espuma, pero generalmente era una visión muy amable de la vida y de las cosas. Y siempre pensando en cosas nuevas, modernas y el respeto por la libertad de prensa.

Hablaba de un periódico con ideas liberales. Nada de ideas liberales de partido, no, sino las ideas fundamentales liberales: libertad de culto, de expresión, derechos e igualdad de los ciudadanos, cosas de ese estilo que a veces se pierden”.

 

 

Fernando Meléndez

,

“Fue un empresario sumamente serio, visionario, que no se amedrentaba ante las dificultades; siempre utilizando los términos que a él le gustaban de la ganadería, ‘cogía al toro por los cachos’ y sacaba las cosas adelante.

En el caso de EL NUEVO DÍA, nosotros tenemos este diario gracias a que cuando a él se le presentó la oportunidad de colaborar con un diario para el Tolima, porque aquí no teníamos prensa escrita y estábamos perdiendo la historia del departamento, no solo vio la oportunidad de negocio, sino la importancia.

Entendió perfectamente la importancia de que la ciudad contara con un medio serio, que relacionara todos los hechos históricos del departamento, y que sin apasionamientos partidarios ni políticos, pudiera ejercer una labor como de veeduría ante las entidades de gobierno local para evitar muchos desmanes que se cometían.

Él se puso la camiseta, vino y estuvo en el montaje, nos enseñó periodismo a todos, el manejo de un medio de comunicación y su rotativa, por eso fue un maestro en todo el sentido de la palabra, un hombre muy generoso.

Siempre fue un hombre de avanzada, de cambios que son inevitables, de seguir adelante y no mirar atrás. Tenemos un eterno agradecimiento a Alejandro por su aporte, una gratitud inmensa, y además el reconocimiento a la familia Galvis por su tradición; cuentan con todo nuestro apoyo y lamentamos profundamente la pérdida de esta persona que será irremplazable (...) esperamos que la familia continúe con este legado que dejó y que seguramente seguirá adelante”.

 

 

Leonidas López

,

“Alejandro Galvis era un gran emprendedor, un hombre visionario, que se entregaba con pasión a lo que hacía, que tenía una visión con cara a las regiones del país. Por eso mostró tanto interés de venir a ayudar a una ciudad como Ibagué y, a una región como el Tolima donde no había un diario que sirviera de medio de comunicación.

El contacto con Alejandro Galvis lo hizo Antonio Melo a través de amigos en común, y él vino a Ibagué a explorar la posibilidad de crear un medio de comunicación que no existía en el momento.

Se reunió con un grupo de empresarios entusiastas, y realmente por esa vocación de periodista, de líder regional, desde el primer momento hizo una apuesta por crear este periódico. Y fue una apuesta no solo con su experiencia y la tradición periodística de su familia, con los recursos que aportó y con el respeto frente a la región.

‘Un periódico de ustedes, para ustedes, un periódico que debe convertirse en un testimonio de lo que es este departamento y esta ciudad; que tiene esa gran misión de conectar los diversos actores de la región’.

A la familia Galvis los acompañamos en su dolor, expresarles nuestro agradecimiento y nuestra solidaridad, y decirles que la presencia de ellos en el Tolima ha sido muy importante por lo que ha significado el periódico, y porque en su actuar fue un tolimense más”.

 

 

REACCIONES TWITTER

@AlvaroUribeVel

La muerte del dr Alejandro Galvis en Bucaramanga priva a Colombia de un gran demócrata, un gran periodista, un gran empresario, un patriota integral, solidaridad con su familia y con los compatriotas santandereanos.

 

@IvanDuque

Con mucha tristeza recibimos la noticia del fallecimiento del empresario y propietario del periódico @vanguardiacom, Alejandro Galvis Ramírez, gran emprendedor, que deja un legado al periodismo regional y un imborrable aporte a Santander. Nuestra solidaridad con su familia.

 

 

@HoracioJSerpa

Crecí viendo una bonita y entrañable amistad entre @HoracioSerpa y Alejandro Galvis. Eran santanderinos y por décadas lucharon juntos por su tierra. En 2015 se distanciaron y me dolió mucho esa separación. Hoy los dos están en el cielo. Ojalá se abracen y reconcilien.

 

 

@PartidoLiberal

El Partido Liberal, el expresidente de la República, César Gaviria Trujillo y familia, lamentan profundamente el fallecimiento de Alejandro Galvis Ramírez. Nuestro abrazo de solidaridad con la familia y un saludo fraterno a toda Vanguardia.

 

 

 

 

 

 

LINA FONSECA Y ALEJANDRA CAVIEDES

Comentarios