En la vereda Cerrogordo de Guamo denuncian afectaciones por la minería

Crédito: Tomadas del Facebook Clic Radio 1090 am / EL NUEVO DÍATras adelantarse la reunión en la vereda Cerrogordo se acordó una vista de un comité técnico al lugar de operación de las dos minas, allí se verificarán los posibles impactos ambientales que se están generando.
Altos niveles de polvo por el tránsito constante de volquetas, daños en las vías y posibles intervenciones en el río Luisa, son las quejas que expusieron los habitantes de Cerrogordo y veredas aledañas a Cortolima.
PUBLICIDAD

Desde hace varios días los habitantes de la vereda Cerrogordo de Guamo y sectores aledaños, protestan por las afectaciones que les traen las actividades mineras que se adelantan en la zona.

Argumentan, que debido al tránsito constante de volquetas de dos mineras dedicadas a la extracción de arenas y gravas, se generan altos niveles de polvo que conllevan a un alto riesgo de enfermedades respiratorias, a lo que se suma daños viales.

El personero de Guamo Alberto Beltrán, contó que como representante del Ministerio Público hace acompañamiento al caso y conoció que cada empresa opera seis volquetas para el transporte de arena, cada una de ellas hace cuatro viajes diarios.

“La dificultad es que por el verano levantan mucho polvo y la comunidad se ve afectada, aparte de eso, las carreteras son muy angostas y solo cabe la volqueta, (no da espacio) para una moto o un carro, no pueden pasar dos vehículos a la vez”.

Otras de las situaciones evidenciadas hasta el momento, es que las volquetas se mueven a alta velocidad lo que genera una preocupación más, pues al lado de la carretera habitan familias con niños y adultos mayores.

“Es tanto el polvo que ni siquiera se ve, muchas veces los de las motos se han visto accidentados, además todos los puentes ya están colapsando y  averiados, los quiebrapatas están sueltos”.

La razón de los daños es el peso que se transporta, el cual se calcula entre 10 y 8 toneladas. Beltrán conoció las quejas hace una semana, cuando los habitantes cansados de hacer reclamos a los propietarios de los títulos mineros y no obtener respuestas bloquearon la vía y quemaron llantas, para evitar que pasaran las volquetas.

“Las mineras tienen las licencias pero nunca socializaron el proyecto, nunca contaron con la comunidad y si se ven afectados, soy consciente que se ve afectada pero también, hay que garantizar a los mineros el derecho al trabajo, es una situación crítica para las dos partes”, expresó el Personero.

Al parecer, una minera empezó operaciones hace aproximadamente un año y la otra un mes atrás, al sumarse dos actividades, se acentuó más las afectaciones.

Teniendo en cuenta que los ciudadanos buscan soluciones, esta semana se adelantó una reunión con las autoridades locales y ambientales, allí se acordó una visita técnica la próxima semana por parte de Cortolima para revisar si están cumpliendo con lo estipulado en la licencia ambiental.

A dicho encuentro se invitará al personero y alcalde de San Luis, pues una de las minas se ubica en dicha población, aunque el material lo transportan por vías de Guamo.

 

Temen que desaparezca el agua

El concejal Bernardo Molina expresó que vive en Cañada Alta por lo que conoce la problemática de fondo, “es una zona seca, por lo que lo poco que nos queda y pasa por las veredas es el río Luisa”, agregó que una de las mineras tiene los permisos desde el 2012 para la extracción de minerales de arrastre tanto a campo abierto como en el afluente.

“Ahora la comunidad, y en el caso mío como concejal, no permitimos que estos señores así tengan los permisos por Cortolima, que vengan a explotar dichos terrenos y a dejarnos el día de mañana en la pobreza absoluta y se nos acabe el agua”.

Molina, igualmente mencionó que veredas como Cerrogordo, Cerrogordo Peñones, Las Mercedes, El Oval, Callejón de Guaduas, Porvenir, Pueblo Nuevo, Las Cañadas, Pringamosales, se pueden ver afectadas en el futuro por la falta de agua.

La preocupación no es en vano, pues durante los últimos años los habitantes han visto que los aljibes que anteriormente tenían una profundidad que iba entre 10 y 12 metros, ahora están entre los 30 y 35 metros.

“Nosotros miramos que únicamente se van a beneficiar una o dos personas y toda la comunidad, el día de mañana va a quedar en ruina”.

Asimismo, mencionó que además de la pandemia las familias que viven a orillas de la carretera deben soportar altas cantidades de polvo, “eso genera graves afectaciones a la salud, como gripas y lo que estamos viviendo. La gente está comiendo, almorzando o desayunando, a la hora que sea y pasa una volqueta de estas y nos deja cubiertos del polvero que cae”.

Otra preocupación del cabildante es que con el tiempo, este tipo de situaciones genere desplazamiento, “queremos que los gobiernos Nacional, Departamental y Municipal, no permitan que vengan a afectarnos y prácticamente a desalojarnos de la región, porque si no tenemos agua qué más hacemos.

“El llamado a las autoridades y todo lo que tiene que ver con los ministerios de Ambiente y Minas, es que hagan la visita y se den cuenta que la comunidad no está diciendo mentiras y que merecemos el respeto de estas entidades”.

Otra de las situaciones que generó molestias entre la comunidad es que uno de los propietarios de los títulos mineros aduce a que hizo unos arreglos en la vía, intervención que es vista no como un aporte a la comunidad sino por bien propio, pues es la carretera por donde evacúa el material que explota.

 

Inspección de Cortolima

Por su parte, el Subdirector de Calidad Ambiental de Cortolima, Andrés Rodríguez, explicó que en reunión con la comunidad, el Alcalde de Guamo y los dueños de los títulos mineros en la vereda Cerrogordo, conocieron la molestia por la circulación de las volquetas, igualmente, “hay incomodidad por los impactos ambientales que la comunidad manifiesta que pueden haber, sin embargo, ello es motivo de estudio por parte de la parte técnica de la Corporación”.

Entre los compromisos acordados con los habitantes es que el próximo martes se hará una visita de campo con una comisión técnica. En cuanto a las licencias, el funcionario explicó que son dos, una de ellas está a nombre de un particular y la segunda de una empresa. Tienen el permiso para la explotación de material granular que es utilizado en construcción, una fue expedida en el 2012 y la otra en 2010.

Otro de los temas que fue puesto en conocimiento de la autoridad ambiental, es que los proyectos no fueron socializados en su momento, igualmente, que han extraído material del cauce del río, “situación que obviamente vamos a corroborar en campo y todas las obligaciones que quedaron contempladas en el instrumento otorgado a cada licencia”.

Una vez se adelante la visita, se procede a emitir un informe técnico que se entrega a la Oficina Jurídica, área encargada de pronunciarse sobre el caso.

DATO:

Tras las protesta y la reunión de esta semana, se acordó con las mineras que ninguna transitará por la zona hasta el martes 2 de febrero, día en que se programó la visita técnica.

 

.

La semana anterior, varios pobladores bloquearon la vía para evitar el tránsito de las volquetas.

EL NUEVO DÍA

Comentarios