‘Nadie puede volver el servicio de la primera infancia en un negocio’: Directora del Icbf

Crédito: Prensa Icbf - EL NUEVO DÍA Lina María Arbeláez, directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.
La directora General del Bienestar Familiar, Lina María Arbeláez, abordó varios temas neurálgicos que giran alrededor de los menores como son las redes de microtráfico. También, respondió a los cuestionamientos que hacen trabajadores del instituto al algoritmo ‘Betto’.
PUBLICIDAD

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Lina María Arbeláez, habló sobre el papel que juega la entidad cuando las autoridades desmantelan una ‘olla’ de microtráfico, agregó que es preocupante que en las zonas urbanas como las rurales, los menores terminan siendo instrumentalizados por las bandas criminales.

“El microtráfico tiene un nexo directo con los grandes clanes de narcotráfico en nuestro país hasta con el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Pelusos’, ‘Los Caparros’, hay una conexión directa entre ese microtráfico y el expendio de droga en masa, y nosotros entendemos que lo que se tiene que generar son espacios que garanticen entornos protectores a los niños, niñas y adolescentes”.

Una vez se recuperan espacios, se da inicio a un proceso a través de la oferta social del Bienestar Familiar que incluye programas dirigidos a los menores y a sus familias “para que empiecen a generar esquemas de desarrollo efectivos y protección a derechos”, agregó.

Entre los programas está la estrategia ‘Sacúdete’ que tiene la finalidad de sacar a flote el talento de los jóvenes y ayudarlos a construir un proyecto de vida. Igualmente, se brindan alternativas de aprendizaje relacionadas con robótica, inteligencia artificial, arte, cultura y deporte.  

“Sabemos que los jóvenes de Colombia tienen las capacidades, el talento y las ganas de ser sujetos activos y propositivos, y no solamente sujetos que están ahí al margen de lo que pasa en el mundo, sino que quieren coger las riendas de su mundo”.

Al preguntarle a la funcionaria cuál es el panorama que tiene el Bienestar Familiar sobre cómo llega la delincuencia organizada a los menores, precisó que desde el Instituto se trabaja en programas de prevención y protección.

“Pero lo que nos ha dicho inteligencia (de las Fuerzas Militares) precisamente y el trabajo articulado con Mindefensa, es que estas bandas criminales de microtráfico lo que empiezan hacer es enganchar a los niños con el consumo y venden las papeletas o los diferentes tipos de drogas, por ejemplo, en el entorno escolar para generar una adicción”.

Cuando esto ocurre, se rompe la estabilidad de las familias “y las bandas ahí los captan para que empiecen a hacer parte de su organización, este es el esquema como vienen operando, no solo las bandas de microtráfico en las zonas urbanas, sino que se ha establecido por parte de Mindefensa y Policía, que estas bandas tienen a su vez conexión con el ‘Clan del Golfo’, ‘Los Pelusos’, ‘Los Caparros’, Narcotalia, entre otros grupos armados al margen de la ley.

“Lo que hemos encontrado en los estudios que hemos realizado es que la captación de muchos de los niños y niñas de Colombia, empieza alrededor de los 12 o 13 años en zonas urbanas y en las rurales, de hecho se da más temprano, tenemos que hasta los 9 años hay niños que están siendo víctimas del uso, de la utilización y reclutamiento por  bandas criminales”.

Tolima

En defensa de ‘Betto’

De otro lado, durante esta semana se conocieron los cuestionamientos que hicieron los trabajadores del Icbf, en todo el país, a temas como el algoritmo ‘Betto’, la sobrecarga laboral y la falta de contratación a las madres comunitarias.

Con respecto a ‘Betto’, Arbeláez explicó que es una herramienta tecnológica de inteligencia artificial que selecciona los operadores que atenderán la primera infancia.

“Por primera vez genera que la contratación del Icbf, esa que han cuestionado los medios de comunicación, que estaba permeada por intereses individuales, intereses particulares, intereses de terceros o políticos, por primera vez en la vida se hizo de manera objetiva”.

‘Betto’ es un algoritmo que fue construido con 11 criterios relacionados con verificación, selección y desempate. En concepto de la Directora la inteligencia artificial funcionó como se esperaba.

“Que hay operadores que quedaron por fuera sí, porque aquí se tuvieron criterios de excelencia, calidad, no tener sanciones y de trayectoria en el territorio. Que fueran operadores que antes el Icbf hubiera vetado es falso, porque los únicos que habilitó fueron quienes estaban inscritos en un banco de oferentes que no se modificó, es el mismo banco que está operando desde 2019 y el mismo del que se seleccionaron los operadores de 2020”.

Pero al parecer el desacuerdo con la implementación de este sistema de selección generó más que desacuerdos, pues según la Directora tanto ella como algunos directores regionales, recibieron amenazas, de la misma forma se conocieron casos de constreñimiento en la contratación de funcionarios públicos, hechos que fueron denunciados.

“Aquí muchos operadores están utilizando a las madres comunitarias para decirles que los operadores nuevos no las van a contratar, aquí hay una cláusula en el contrato que establece que todos los operadores tienen que contratar a las madres comunitarias, transitadas y agentes educativos que venían de la prestación del servicio de la primera infancia”.

Señaló que además de la valiosa labor que adelantan las madres comunitarias también se han formado del Icbf para la atención de la primera infancia, etapa fundamental para el ser humano. “En el centro tienen que estar los niños y niñas, una prestación de servicio de calidad, nadie puede seguir interfiriendo o intercediendo para ser seleccionado y mucho menos pueden volver el servicio de la primera infancia en un negocio, se acabó”, puntualizó.

 

Indagación de la Fiscalía en la regional Tolima

En febrero el ente investigador le imputó cargos a Óscar Ríos Salazar, director de la regional Tolima del Icbf, por presuntos actos de corrupción relacionados con dos contratos de 2017, sobre este caso Arbeláez recordó que en el país existe el principio al debido proceso, “tenemos que esperar a que la Fiscalía haga todo su proceso de investigación, que analice el acervo probatorio que tiene y decirle a todas las autoridades que el Icbf está en la disposición de entregar todo lo que necesite para que se compruebe, repito mediante ese debido proceso, si es culpable o no”.
 

Recarga laboral

Otro de los reclamos de los trabajadores a través de los sindicatos del Icbf es el exceso de trabajo, sobre ello la directora comentó que se reunió esta semana con los delegados, espacio en el que conoció los pliegos de peticiones, entre ellas está un aumento del 10% en el salario, mayor número de vehículos y dejar de utilizar Colombia Compra, entre otras.

“Nos comprometimos con el sindicato a hacer un estudio de cargas laborales, que se empezó y por solicitud del sindicato se paró en época de pandemia, estamos dispuestos a retomarlo y con ellos concertar para realmente revisar quién tiene sobrecarga y quién no”.

 

DATO

Las oficinas regionales y comités de contratación deben verificar la información entregada por los operadores seleccionados. Hasta la fecha, el Bienestar Familiar ha interpuesto 38 denuncias penales por falsedad en documento público. 

 

DATO

34.000 canastas nutricionales se han entregado en el Tolima en lo corrido del año.

Redacción Tolima

Comentarios