Municipios del Tolima empiezan a declararse en calamidad pública

Crédito: Suministrada / El Nuevo Día.En Planadas se mantienen varias veredas incomunicadas por bloqueos viales, el Departamento ya trasladó maquinaria a la zona.
Villarrica, Cunday, Prado y Líbano, son las poblaciones que recurrieron a una declaratoria de emergencia para atender los fuertes estragos que deja la temporada de lluvias, especialmente, en la infraestructura vial.
PUBLICIDAD

Las continuas emergencias a causa del invierno en la región, hicieron que el Gobierno departamental declarara la alerta amarilla. Aunque a la fecha se cuentan 15 municipios con afectaciones, este fin de semana las situaciones más críticas fueron en Villarrica y Planadas.

La directora de Gestión del Riesgo Departamental, Andrea Mayorquín, informó que en el caso de Villarrica se adelantó un Consejo Municipal de Gestión de Riesgo y se decretó la calamidad pública por lluvias, “estamos realizando con Cortolima y la Alcaldía el respectivo plan de acción, es decir, todas las actuaciones y las actividades que cada una de las instituciones deben adelantar”.

En esta población del oriente se desbordó la quebrada El Botadero y se tuvo un colapso en el sistema de alcantarillado, lo que ocasionó inundaciones que afectaron a ocho familias, “la problemática y toda la connotación de Villarrica, dan paso para tomar medidas preventivas con la calamidad pública”, explicó la funcionaria.

Por el lado de Planadas se mantienen varios sectores incomunicados, motivo por el que el Departamento trasladó maquinaria a la zona. Desde la Secretaría de Ambiente y Gestión del Riesgo del Tolima, se hizo una visita de inspección en la vereda Los Andes, en el punto conocido como Agua Dulce.

“Es una vía de segundo nivel y la idea es poder atender y realizar una variante, que puede ser una alternativa inmediata para suplir esta necesidad debido a que esta es una conexión con Planadas y como vía alterna hacia el Huila”, mencionó Mayorquín. 

 

Cunday en calamidad pública

El mandatario Luis Gabriel Pérez contó que la medida se adoptó a comienzos de marzo por la problemática vial, pues hay derrumbes y obstrucción de carreteras, “la hemos declarado porque es la mejor forma de acudir al llamado de la comunidad y poder brindar una atención inmediata”.

Hasta ayer seguía incomunicado Tres Esquinas con Purificación, los sectores del Alto Cunday, bloqueo vial en las veredas Varsovia, San Pablo y Caimito, “en algunas zonas la gente se ha solidarizado y salió a arreglar sus vías”, comentó el burgomaestre. 

Pérez mencionó que con la maquinaria se trabaja para atender la difícil situación, no obstante, aclaró que el invierno no permite avanzar como se necesita, pero que con esfuerzo en algunos lugares se abrió el tránsito para motos.

En medio de la emergencia, surgieron hechos que terminaron afectando aún más a los habitantes.

“Tenemos el caso de las dos volquetas nuevas del municipio, hace una semana les echaron en horas de la noche, piedras, arena, basura a los tanques de gasolina. Terrible para un municipio que haya gente que piense de esta manera, obedeciendo de pronto a intereses que no comparten la administración, es un acto deplorable y ruin, acá no le dañan la imagen al alcalde sino a la comunidad que necesita estas máquinas, pero seguimos trabajando”, precisó.

 

Urgencia manifiesta en Líbano

En el norte del departamento también se padece por los estragos del invierno que podría complicarse aún más en mayo. 

El capitán Henry Murillo, comandante del Cuerpo de Bomberos de Líbano, contó que en la última reunión del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, se adoptó la urgencia manifiesta para atender el mal estado de las vías, específicamente las terciarias, ya que con la declaratoria se puede acceder de una forma más ágil al material de arrastre que se necesita para mejorar el tránsito.

“Las vías que van hacia los corregimientos están bastante complicadas, incluso para la gente del campo sacar sus productos y el desplazamiento por el estado de las vías. Básicamente se tomó la medida por la infraestructura vial”.

Entre las zonas críticas están los corregimientos San Fernando y Santa Teresa, lugares en los que no ha sido posible atender en forma los corredores viales, porque la lluvia no cesa. 

De otro lado, como Cuerpo de Bomberos Voluntarios, Murillo contó que se aumentaron las emergencias por caída de árboles en las vías, traslados de personas y enfermos desde zonas de difícil acceso y accidentalidad de motociclistas en el área urbana, debido a que las calles se ponen lisas.


 

Reporte Ideam

En el informe técnico diario del Ideam se relaciona altas precipitaciones en Alpujarra, Cunday, Carmen de Apicalá y Ataco. El volumen de represas como El Quimbo está en 82,94%, Betania 84,56% y Prado 89,74%.

También que hay probabilidades por crecientes súbitas en la cuenca del río Aipe y Chenche, por lo que se llama la atención sobre Aipe (Huila) y Natagaima. Del mismo modo, se tiene en monitoreo los ríos Saldaña, Atá, Amoyá, Tetúan, Ortega, Prado, Luisa, Coello, Totare y Opia.

Y por amenaza de deslizamientos de tierra, están en alerta naranja Alpujarra, Cajamarca, Dolores, Ibagué, Prado y Purificación; en nivel amarillo se cuentan 26 poblaciones entre ellas Anzoátegui, Casabianca, Chaparral, Falan, Herveo, Icononzo, Natagaima, Palocabildo, Planadas, Roncesvalles, San Antonio, Villahermosa y Villarrica.


 

DATO

En Prado se declaró la calamidad pública por los deslizamientos localizados en el sector del puerto y que afectaron la Estación de Policía y la vereda El Caimán.

 

DATO

Los pronósticos advierten que mayo puede traer mayores emergencias y dificultades a nivel regional.

REDACCIÓN TOLIMA

Comentarios