10 recomendaciones para la compra y consumo de pescado en Semana Santa

Crédito: Archivo / EL NUEVO DÍA
Ante el comienzo de la Semana Santa, el Ministerio de Salud entregó una serie de recomendaciones para el consumo de pescados y mariscos, con el fin de evitar que se presenten enfermedades transmitidas por el consumo de alimentos.
PUBLICIDAD

Elisa Cadena, subdirectora de Salud Nutricional del Ministerio de Salud, “el pescado y los mariscos son una importante fuente alimentaria de energía, proteínas y otros nutrientes esenciales que nos ayudan a tener un buen estado de salud. Sin embargo, puede descomponerse fácilmente o ser fuente de sustancias dañinas adquiridas en el medio que habitan”.

 

Recomendaciones para su compra y consumo: 

1. Haga la compra en establecimientos reconocidos y de confianza y en espacios que cumplan las condiciones sanitarias establecidas para la conservación del pescado.

2. Tenga en cuenta que los espacios donde se compran los alimentos garanticen unas condiciones básicas de higiene y que sean lugares que puedan responder en caso de reclamos por el estado de los alimentos.

3. Para el caso del pescado fresco se debe comprobar el estado de los ojos del pescado. Estos deben ocupar toda la cavidad orbitaria, y deben ser transparentes, firmes, brillantes, salientes y de pupila oscura.

4. Verifique que las branquias sean de un color rosado a rojo intenso, que sean húmedas y brillantes y sin sustancias viscosas.

5.Un pescado en buen estado debe tener una carne firme y elástica al tacto, bien adherida a los huesos y que no se desprenda de ellos al ejercer presión con los dedos.

6. Las escamas deben estar unidas entre sí, bien adheridas a la piel, con brillo metálico y no viscosas. La cavidad abdominal debe ser completamente eviscerada y limpia, superficie sin desgarres, lustrosa.

7. La piel debe estar firme, húmeda, tersa, adherida al músculo, sin arrugas ni laceraciones, y tener el color y apariencia propia de la especie. Por último, las aletas deben estar en buen estado, completas, sin rasgaduras, y no debe presentar laceraciones o rupturas.

8. En el caso del producto seco, el Ministerio recordó que este debe presentar color entre blanco y amarillo, no tener manchas rojas y su olor debe ser característico y no aromatizado.

9. Los calamares y pulpos frescos deben tener una consistencia firme, además deben tener apariencia húmeda, brillante y olores suaves.

10. En cuanto a los crustáceos muertos frescos (langostas, camarones, cangrejos, langostinos y percebes) deben presentar color gris o ceniciento rojizo al ser extraído del agua y rojo vivo una vez cocido. Además, sus apéndices deben ser resistentes, firmes y bien adheridos al cuerpo, los ojos deben brillar y llenar la totalidad de la órbita. Al momento de su consumo no deben tener sabor ácido o agrio y olor propio de cada especie.

 

¿Qué hacer en caso de intoxicación?

En caso de presentar síntomas por infección o intoxicación alimentaria, Cadena recordó que se debe acudir con urgencia a los servicios de salud y seguir las recomendaciones del personal de salud.

“Si el caso se tipifica como brote de enfermedad transmitida por alimentos, es decir, que dos o más personas presentan sintomatología similar después de ingerir alimentos y/o agua contaminados del mismo origen, los prestadores de servicios de salud y las autoridades sanitarias locales, deberán dar cumplimiento al protocolo correspondiente establecido por el Instituto Nacional de Salud”, indicó Cadena.

COLPRENSA

Comentarios