Colegio de Venadillo en pésimas condiciones para retornar a la presencialidad

Crédito: Suministradas por Luis Carlos Ortiz / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Rector, docentes y estudiantes de la Institución Educativa Luis Carlos Galán Sarmiento deben buscar espacios alternativos para lograr llevar a cabo las actividades curriculares y extracurriculares de la Institución, debido a que la sede no cuenta con las condiciones para ser habitada.
PUBLICIDAD

Una de las grandes preocupaciones de Jesús Emilio Lozano, rector del Colegio, así como de los colaboradores del plantel educativo, padres de familia y estudiantes, tiene que ver con el retorno a la presencialidad, debido a que la infraestructura de la sede está en total abandono.

“No tenemos instalaciones adaptadas, están totalmente vandalizadas y abandonadas por los entes territoriales. No ha habido inversión para esta institución (…) no tenemos unidades sanitarias, no hay luz eléctrica, los techos están rotos, los pisos en mal estado con moho y lama; y los tanques de agua y todo se lo llevaron los vándalos”, afirmó Lozano.

Respecto al tema, el concejal Dairo Cifuentes, comentó que, “el regreso de estos niños deja a los gobernantes con un gran peso y a los alcaldes de volver a recuperar estas aulas. (…) En el Colegio Luis Carlos Galán vemos una carencia muy grande en sus estructuras, esperemos que la buena voluntad del Gobernador y del Alcalde empiece a tomar partido, y darle solución a esta problemática”.

Lozano comentó que a través de grandes esfuerzos han podido celebrar fechas como el Día del Amor y la Amistad o el Día de los Niños, con apoyo de instituciones como el Ejército Nacional, la Policía y Bomberos.

Y en el caso de la Feria Agroindustrial, que compete a los estudiantes de once, en el que presentan sus emprendimientos hechos a base de arroz para cumplir los requisitos y salir técnicos del Sena, también han debido buscar espacios, como el Polideportivo.

“Esto lo estamos haciendo para impulsar la microempresa y aprovechar que la materia prima en Venadillo es arrocera. Estamos preparando a los muchachos para el futuro y espero me colaboren porque a nuestra cocina le faltan hornos y una batidora industrial, a ver quién del comercio, gobierno o alguna persona voluntaria pueda regalarnos estos aparatos”, destacó Lozano.

Falta de docentes

Por otro lado, Lozano resaltó que de 440 estudiantes que asisten a la Institución Educativa, 185 necesitan educación especializada, debido a que son niños con capacidades diversas (no oyentes, no hablantes o con diferentes afecciones especiales), y que no cuenta con profesionales que puedan atender a sus necesidades.

“No tengo profesores para esta línea de educación especial, me falta un fonoaudiólogo, una psicóloga, el intérprete en lenguaje de señas. (…)  Que el Gobierno departamental nos colabore con el nombramiento de estos profesores y asignando una partida para arreglar el colegio”, acotó.

Aclaró que nunca han contado con docentes de educación especializada, y que son alrededor de 4 a 5 estudiantes por grado que los requieren, y resaltó que esta carencia está generando deserción escolar.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

 

REDACCION TOLIMA

Comentarios