PGN pide a la Anla y a Cortolima soluciones concretas en conflicto ambiental en Ortega

Crédito: ARCHIVO / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
En medio de los reclamos ambientales y sociales que adelantan las comunidades indígenas Pijao de Ortega, se conoció un comunicado de la Procuraduría General de la Nación, PGN, en el que instó a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, y a Cortolima, para que creen un instrumento en conjunto, que permita reflejar los requerimientos, compromisos y obligaciones de la petrolera Hocol S.A.
PUBLICIDAD

En medio de los reclamos ambientales y sociales que adelantan las comunidades indígenas Pijao de Ortega, se conoció un comunicado de la Procuraduría General de la Nación, PGN, en el que instó a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, Anla, y a Cortolima, para que creen un instrumento en conjunto, que permita reflejar los requerimientos, compromisos y obligaciones de la petrolera Hocol S.A.

Con dicho llamado, se busca encontrar salidas y resolver el conflicto social, que existe en esta población del sur del Tolima, por la exploración y producción de hidrocarburos.

El Ministerio Público además señaló, que en un trabajo articulado entre las procuradurías Regional; Judicial, Ambiental y Agraria; al igual que, la Provincial de Chaparral; junto a los delegados para Entidades Territoriales y Diálogo Social para Asuntos Étnicos, se requirió a Hocol establecer un cronograma de cumplimiento.

En dicho documento, que será a la vez una matriz de vigilancia, se debe indicar cómo, cuándo, quiénes serán los responsables y cuál será el presupuesto a designar para solucionar las problemáticas en materia ambiental.

La PGN además indicó que en los diálogos adelantados con las comunidades en minga de reclamación, solicitaron a la Anla y a Cortolima, adoptar medidas como autoridades ambientales frente a varios incumplimientos, entre ellos, el trámite de permiso de emisiones atmosféricas para los sistemas de control de quemado, en el proceso de explotación y combustión petrolera.

También, se incluye los pendientes relacionados con la disminución de los niveles de ruido ambiental, monitoreo de calidad de agua en los ríos Peralonso y Cucuana, aguas arriba y abajo, del lugar de operación.

Del mismo modo, se solicita explicación de por qué se perforaron, sin elaborar planes de manejo, 13 pozos, entre ellos Ortega 3, Pacandé Sur 2 y Monserrate 1.

La Procuraduría aclaró que lo manifestado es una acción preventiva que “no pretende coadministrar, busca servir como mediadora entre la Anla y Cortolima con la comunidad indígena Pijao”, que desde hace años viene reclamando la presencia de autoridades competentes que solucionen la problemática ambiental que afrontan.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION TOLIMA

Comentarios