¿Cuál será el panorama de la carne en el Tolima ante liquidación del Fondo Ganadero?

Crédito: INTERNET / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Aunque el Departamento no es mayor productor de carne ni leche, los mayores afectados serían los pequeños ganaderos, y quedaría en duda un alza en precios para consumidores.
PUBLICIDAD

La sorpresiva noticia de la liquidación judicial del Fondo Ganadero del Tolima que cerraría definitivamente las puertas de las plantas de beneficio ubicadas en Ibagué y Espinal, dejó sobre la mesa una seria preocupación. 

En primera instancia por el futuro del abastecimiento de este producto; segundo, porque esto afectaría principalmente a los consumidores, así como a los comerciantes en plazas de mercado y pequeños ganaderos y, tercero, frente a la deuda que quedaría en cuanto al impuesto de degüello con el Departamento que ascendería a un gran cifra.

Así las cosas, este medio de comunicación dialogó con el secretario de Desarrollo Agropecuario del Tolima, Diego Matiz, que expuso varias situaciones frente al complejo panorama. 

“Las dos plantas de beneficio no podrán operar toda vez que se dé el proceso de liquidación ya decretado por la Superintendencia de Sociedades (...) lo que dice el Auto es que inicialmente el Fondo solicitó un proceso de reorganización administrativo. 

Ese proceso lo que indica es que la Superintendencia de Sociedades hace un acompañamiento para hacer un plan de pago a todos sus acreedores a un tiempo determinado; muy seguramente no se cumplió con este proceso por lo que entró en liquidación definitiva”.

¿Qué efectos traería la falta de operación?

Según el Secretario, dentro de las pérdidas que acarrearía la región, está la extinción de dos plantas prácticamente propias, que generaban además de empleo, el abastecimiento de carnes de res, cerdo y también pollo, que por ahora quedará en manos de las grandes superficies.

Esto traería posiblemente alza en los precios, principalmente en plazas de mercado, así como en tiendas de barrio, además de afectar a los pequeños ganaderos, que tendrían que enfilar sus empresas a otras regiones. 

Sobre este tema, Diego Matiz expuso que: “tendríamos que hacer convenios con otras plantas de beneficio; sin embargo hay que resaltar a la comunidad tolimense que hoy en día, grandes ganaderos ya venían haciendo su proceso de beneficio en plantas de La Dorada (Caldas); o para el tema porcícola, en plantas del Huila.

Los costos deberían sostenerse porque la gran mayoría de las carnes provienen de las grandes superficies, dado que el departamento tiene cerca 800 mil cabezas de ganado y que nuestro fuerte no es la carne ni la lechería (...) creeríamos que el precio debería seguir siendo el mismo”.

El funcionario también aseguró que el impuesto de degüello no se venía pagando al Departamento desde aproximadamente 2014, “tanto así, que a hoy existe una deuda que suma más de 10 mil millones de pesos”.

Llamado a las autoridades

A pesar de que las cosas se pensaban iban por buen camino, a finales de julio se conoció el fracaso del acuerdo, aparentemente porque el Ministerio de Agricultura y la Gobernación del Tolima habrían votado negativo a la propuesta de reorganización que presentó el Fondo Ganadero. 

Al respecto, Matiz sustentó que “nosotros como Departamento no tenemos ningún voto ahí. Hay que recordar que en el Fondo Ganadero del Tolima hay varios accionistas, entre ellos el Ministerio de Agricultura que es el mayor accionista; pero a hoy, no puedo dar respuesta frente al voto que dieron (...) por ahora, tenemos conocimiento que hasta la semana pasada venía funcionando normalmente”, dijo el Secretario.

No obstante, enfatizó en que de momento no han logrado comunicarse con el delegado para el proceso de liquidación de la Superintendencia de Servicios.

“Hasta ahora nos notificaron del auto, hemos tratado de comunicarnos con el gerente liquidador pero no ha sido posible, para ver si podemos hacer una mesa técnica y encontrar soluciones”.

De igual manera, hacen un llamado al Invima para prestar acompañamiento a la situación. “Hay que convocar al Invima a una mesa de trabajo para buscar soluciones frente a la problemática que vendrá de aquí en adelante”. 

Mientras tanto, tendría el Tolima que esperar un recurso frente al proceso de liquidación, dado que serán las deudas laborales las primeras en sanear, para luego ahondar en el tema de impuestos. 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION TOLIMA

Comentarios