Icbf asegura no tener información de los niños que rescataron de Armero

Crédito: Archivo / El Nuevo Día.
Contenido Exclusivo
Según la regional Tolima del Bienestar familiar, en la actualidad no cuentan con ningún tipo de dato que soporte el proceso de rescate y entrega de los menores, también asegura que no hay procesos de adopciones, pues los pequeños que tuvieron en custodia, fueron reintegrados a sus núcleos familiares.
PUBLICIDAD

Tras radicarse un derecho de petición, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, respondió que no tiene información sobre el proceso de rescate y entrega a las familias, de los menores que sobrevivieron a la tragedia de Armero hace 36 años.

La entidad, señala además, que no hay registro de autorizaciones del Instituto para las salidas de los menores hacia otros países, en la época de los hechos.

En el documento que está dirigido a Francisco González Cortés, director de la Fundación Armando Armero, también se indica que no tiene datos sobre los protocolos utilizados por el Icbf en ese entonces para atender la emergencia, tampoco de las actuaciones que se desarrollaron en el rescate, tenencia, protección y entrega de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Además, se explica que no hay evidencia alguna de procesos “de adopción adelantado a favor de las víctimas, por el contrario, todos fueron reintegrados a su medio familiar (…)”, por este mismo motivo, no existen imágenes o piezas audiovisuales, para la búsqueda de padres o familiares entre noviembre de 1985 y diciembre de 1987.

Y se precisa, “no contamos con información, tal como, listados con direcciones y datos de contacto de las filiales del Icbf, oficinas regionales, casas o centros de adopción a nivel nacional, que tuvieron en sus sedes bajo cuidado y custodia NNA rescatados”.

La respuesta entregada por parte del Secretario de Comité de Adopciones, de la regional del Tolima del Bienestar Familiar, fue recibida por el director de Armando Armero como una “muestra más de indolencia” de la Institución, pues considera que evidencia la falta de interés para elaborar un proceso de investigación, que permita precisar cómo fue la ruta de rescate.

Además, llama la atención en que la contestación ni siquiera hace referencia al Libro Rojo, un archivo de las historias familiares que se supone estaba bajo la custodia de la oficina de adopciones de la Regional Tolima.

“La respuesta pone en juego la credibilidad de una entidad que tuvo a su cargo la intervención con niños, niñas y adolescentes en el marco de la avalancha. Se evidencia la negligencia, falta de claridad y de soporte técnico ante nuestra petición”, precisó González Cortés.

Igualmente, precisa que se seguirán buscando “respuestas coherentes”, pues en el archivo que maneja la Fundación hay 514 familias que necesitan tranquilidad y siguen esperando el abrazo de sus seres queridos.

Entre los centenares de nombres que tiene Armando Armero, está el de María Andrea Gaitán Montufar, una menor que tenía dos años en el momento de la avalancha, según su tía Margarita, la pequeña salió con vida porque su nombre fue visto en la lista de sobrevivientes de Lérida y también en el hospital San Blas de Bogotá.

Otra de las historias es la de Liliana Franco Coronado de 9 años, su madre Gloria tuvo noticias de la niña días después de la avalancha a través de una emisora.

 

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro!

https://digital.elnuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

Redacción Tolima.

Comentarios