El angustioso relato del soldado de Tolemaida que no la abrió el paracaídas ¡Lo daban por muerto!

Crédito: Noticias Caracol.
Al uniformado no le abrió el paracaídas y decenas de ojos no creyeron que fuera a sobrevivir de la brutal caída.
PUBLICIDAD

Luis Alfonso Garcés fue el hombre que cayó varios metros al vacío luego de que su paracaídas no le abriera en un ejercicio de paracaidismo militar, en la base militar de Tolemaida. El hombre fue entrevistado por Noticias Caracol y allí narró los momentos de angustia que vivió mientras caía, un accidente que milagrosamente no lo mató.

“Ese día me equipé para dar un salto táctico, ya el último, con un equipo aproximadamente de unos 20 kilos que llevaba ligado entre el abdomen y mis piernas. El helicóptero eleva a una altura de 1.500 pies, que es la que está autorizada para poder hacer nosotros los saltos. Yo iba de cuarto hombre, saltó el primero, saltó el segundo, saltó el tercero, salté yo”, narró como los instantes previos.

Sin embargo, ya en el aire las cosas no salieron como se había planeado. “Cuando miro hacia arriba pues veo el paracaídas entorchado, cruzadas las líneas. Yo alcancé a hacer de tres a cuatro giros, al ver que no me abrió el paracaídas, que ya vi que venía en caída libre, operé la reserva, tampoco me abrió”, expresó en el noticiero.

Sin nada que hacer, el soldado esperó el impacto y pensó en una técnica que le iba a salvar la vida, en tan solo 17 segundos. “Agarrar los elevadores, apretar bien las piernas, esperar el golpe y hacer la complexión de la caída. Esos son póngale de 15 a 20 segundos. Apretar las piernas, caer en planta de pies, segundo punto de contacto son las pantorrillas, ponerlas, el tercer punto son los muslos, ir haciendo el giro al momento de la caída, el cuarto, los glúteos y el músculo dorsal”, manifestó.

Tras el impacto, el soldado no perdió el conocimiento, y vivió con dolor el proceso de traslado al hospital, donde llegó con un cuadro de fractura de tibia derecha y de fracturas en región de vértebras toráxicas y vertebrales posterior. Luego de cirugías y rehabilitación, comenzó a recuperarse.

Hoy, todos concuerdan en que se trató de un milagro.

Redacción web.

Comentarios