Preocupación ante probable fusión de I. E. Papagalá en Saldaña

Crédito: Suministrada / EL NUEVO DÍA
Contenido Exclusivo
Los padres de familia temen un eventual cierre y traslado de los estudiantes a otra institución alejada de sus lugares de residencia. No obstante, el secretario de Educación mencionó que la I. E. Papagalá no cerrará sus puertas.
PUBLICIDAD

Esta semana un nutrido grupo de padres de familia y comunidad en general adelantó una protesta en Saldaña para rechazar lo que consideran como el posible cierre de la Institución Educativa Papagalá, ubicada en la vereda que lleva el mismo nombre, lo que implicaría el traslado de sus cerca de 150 estudiantes al megacolegio Roberto Leyva.

“Los padres de familia ven con preocupación esto porque los quieren trasladar a la sede campestre (del Roberto Leyva) que queda a cinco kilómetros en la vía Saldaña - Guamo, en una vía nacional”, expresó el concejal John Aldubar Torres.

Esa inquietud ha sido transmitida por parte de los cabildantes a la Secretaría de Educación Departamental, no obstante, afirmaron no tener una comunicación fluida, en este tema en el que está inmersa la institución que alberga estudiantes de preescolar, primaria y secundaria.

“La Secretaria Departamental quiere concentrar todos los niños en la sede campestre y están quedando las demás instituciones del pueblo y las veredas solas. Lo que se habló inicialmente era que esta sede campestre iba a ser un plan piloto para los grados 10 y 11, y se iba a traer una universidad o el Sena para ahí”, expresó Torres.

Cuestionamientos

En ese sentido, el concejal cuestionó que desde que se proyectó el megacolegio no fue planificado el tema del transporte, teniendo en cuenta su ubicación. El hombre afirmó que en su momento la Administración departamental de turno prometió unos buses para tal fin pero nunca llegaron.

“El alcalde manifiesta que el transporte puede estar por los 1.000 millones de pesos y que la Gobernación aporta unos 300 millones. Los recursos del municipio son muy bajos, somos municipio de sexta categoría, y no hay plata para transportar los niños”, expresó Torres.

A su vez, la concejal Maira Cano Tique afirmó que la comunidad y los padres de familia están consternados por la situación que aparentemente pone en riesgo una institución con décadas de tradición en este municipio.

“Nos están obligando a cerrar nuestra institución que por 90 años hemos tenido en la vereda. En menos de tres meses nos han quitado docentes de inglés, preescolar y primaria”, indicó.

Y agregó: “Soy exalumna de Papagalá, hemos luchado para mantener la institución con tutelas y comunicados. Pedimos ayuda al secretario de Educación pero no hemos tenido respuestas”.

Asimismo, expresó que la sede campestre del Roberto Leyva no está culminada en su totalidad porque, en su concepto, está en la primera de tres fases para su terminación, además cuestionó el riesgo por la doble calzada que cruza a escasos metros del recinto educativo y la falta de recursos para garantizar el transporte a los estudiantes.

Este artículo es de nuestro periódico impreso.

¡Hagamos región y apoyemos lo nuestro! Lo invitamos a seguir leyendo aquí

 https://digital.enuevodia.com.co/library

También lo puede adquirir en físico.

REDACCION TOLIMA

Comentarios