00000

Denuncias contra José H. Barreto

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El exdirectivo es señalado por los delitos de estafa, abuso de confianza, administración desleal y concierto para delinquir.

José Hidelbrando Barreto Castillo, hermano del representante a la Cámara electo, Miguel Barreto, y primo del exgobernador, Óscar Barreto, está contra la pared por las irregularidades que denuncia la actual administradora del centro comercial La Quinta.

Luz Esther Orjuela Trujillo, administradora, representante legal y apoderada del Consejo Directivo del establecimiento comercial, elevó un escrito a la Fiscalía General para que se investigue a José Barreto por los delitos de estafa, abuso de confianza, administración desleal y concierto para delinquir.

La denuncia radica en una serie de anomalías que encontró Orjuela Trujillo al posesionarse como la encargada del Centro Comercial, tras la salida de este cargo de José Barreto, en 2012.

Barreto estuvo al frente de este cargo desde el 28 de abril del 2004 hasta el 31 de agosto de 2012, “fecha en la que terminó su funesta y deplorable administración, la que realizó con el acompañamiento del presidente del Consejo de Administración para abril de 2005 hasta marzo de 2013, Pablo Emilio Mazuera”, según el escrito.

Lista de irregularidades

 De acuerdo con el documento que envía la actual Administradora a la Fiscalía, la lista de irregularidades empieza por el cobro del parqueadero.

Según Orjuela Trujillo, en el Centro Comercial existe uno de carácter público en zona común que ocupa todo un piso, perteneciente a todos los copropietarios con una capacidad aproximada para 140 carros y 100 motocicletas.

“Actualmente, el parqueadero produce al mes 12 millones de pesos, dinero que tiene una destinación específica para gastos de funcionamiento y mantenimiento del edificio, entre otros”.

Sin embargo, parece ser que durante la administración de Barreto, en el 2010, 2011 y hasta agosto de 2012 “no ingresó ni un solo peso a la contabilidad del Centro Comercial, por concepto de alquiler del parqueadero.

“A tal punto que hubo tácitamente una declaratoria de iliquidez o de quiebra.

“(...) Cabe destacarse, que el manejo de estos recursos era responsabilidad en esencia del administrador del Centro (para le época José Hidelbrando Barreto Castillo)”.

En este sentido y de acuerdo con la acreditación de una auditoría, los dineros que no ingresaron a la base del establecimiento suman una pérdida de 320 millones promediados para esa época.

Dado el caso de la falta de dinero, dice el texto, “hubo la necesidad de acordar a mediados de 2012, una cuota extraordinaria de la que se recaudaron 52 millones 400 mil pesos para procurar amortiguar en algo la pésima situación financiera y sobretodo el lamentable deterioro físico de toda la estructura del Centro Comercial”.

Proceso contra el Centro Comercial

Adicional a esto, el nuevo Consejo de Administración que se eligió en julio de 2013 conoció de un proceso contra el establecimiento comercial.

Este fue por un valor de 138 millones 861 mil 521 pesos y fue instaurado por la Sociedad Seguridad 2000 de Colombia Ltda., a comienzos de marzo del 2012 y terminó con el pago total de la obligación cobrada a comienzos de septiembre de ese mismo año.

Señalan los documentos que en los folios del proceso no se encontraron registros “de una actuación para defender los intereses financieros del Centro Comercial”.

Y agrega más adelante la administradora Orjuela Trujillo que “la conducta más grave, sospechosa y carente del más mínimo cuidado que se debe tener con el manejo de recursos, sobretodo cuando se trata de terceros, lo representa el comportamiento asumido por José Barreto, quien suscribe conjuntamente con la apoderada de la parte demandante y sin la autorización de los miembros del Consejo, un acuerdo de pago”. 

REDACCIÓN EL NUEVO DÍA

Comentarios