‘Freelance’, una opción para las empresas en la nueva normalidad

Crédito: Pixabay / El Nuevo Día
La figura de los trabajadores independientes se ha convertido en una opción en la que cada vez más están recurriendo los empresarios hoy en día. Les ahorra costos y gastos, mientras que obtienen colaboradores de calidad y motivados.
PUBLICIDAD

La denominada “nueva normalidad” que llegó luego de la pandemia trae consigo unos cambios en los modelos laborales. Primero fue el trabajo remoto, que, aseguran los expertos en recursos humanos, seguirán siendo una tendencia; y también el auge de los ‘freelance’, es decir, alguien que trabaja de forma independiente ofreciendo sus servicios a empresas.

De acuerdo con Workana, una plataforma que conecta trabajadores independientes con organizaciones y cliente, en Colombia la cifra de ‘freelancers’ creció aproximadamente 26,3% después de marzo del año pasado.

“Es una buena opción la independencia. Yo quedé sin empleo en marzo del año pasado y decidí volverme ‘freelancer’ como contadora pública. He logrado mantener ingresos y estar muy pendiente de mis hijos”, asegura Vilmaida Suárez. 

Y no solo sería una ventaja para el profesional, sino también para la empresa que los contrata, pues, según explicó Paola Frías Ávila, abogada con Magíster en Derecho Laboral de la Universidad Externado de Colombia y Gerente y Socia en Pfa Consultant, en declaraciones a Compensar, a través de esta figura los empresarios acceden a profesionales de nivel a bajo costo, impulsan el uso de nuevas tecnologías y cuentan con especialistas en diferentes áreas que amplíen los talentos de la organización.

Horas trabajadas

Según el portal Gerencie.com, en un contrato de servicios se supone que no hay obligación diferente al desarrollo y cumplimiento del objeto contratado, y no debe existir una obligación puntual de cumplir un determinado horario, pues de existir -por ejemplo un horario de 8 a 12 y de 2 a 6 de lunes a viernes-, lo más probable es que ese contrato de servicios se convierta en contrato de trabajo con las implicaciones que eso conlleva. Lo mismo sucede si debe cumplir horarios, se cumple órdenes o el trabajador es disciplinado por no incumplir el horario o sus demás obligaciones.

Todo lo que necesita saber 

Bancolombia, a través de Juan Carlos Ríos, abogado especialista en derecho laboral y seguridad social y miembro de Sánchez y Gacha Abogados Asociados SAS, respondió a algunos interrogantes con respecto al contrato ‘freelance’.

¿Qué es un contrato ‘freelance’?

Es un contrato de prestación de servicios de carácter civil, al que se le aplica la normatividad civil y comercial porque, en suma, se trata de la relación entre una empresa y un comerciante o trabajador independiente. Se diferencia de los contratos de obra o labor en que esta última es una modalidad de contrato de trabajo, así como el contrato a término indefinido o el contrato verbal.

¿Puede ser verbal el contrato ‘freelance’?

No. Los acuerdos entre las partes deben estar consignados en un documento, ya que es clave delimitar el objeto y el alcance de la contratación del ‘freelance’. Dejar abierto el objeto puede conducir a subordinar al contratista y, en ese caso, él puede argumentar que se está generando la existencia de un contrato de trabajo. Si es necesario que la persona asuma actividades distintas a las inicialmente contempladas, se debe hacer una adición o un nuevo contrato tras revisar el valor de este, previo análisis de la cotización del ‘freelance’.

¿Qué implica que el ‘freelance’ no tenga una relación de subordinación?

El ‘freelance’ es contratado para desarrollar proyectos específicos, por un valor y una vigencia acordada con su contratante. En ese sentido, no está obligado a prestar sus servicios en un lugar o momento específico, no está sometido a reglamentos, órdenes, instrucciones precisas ni horarios.

¿Quiénes pueden ser ‘freelance’?

Si bien un gran porcentaje de ‘freelance’ pertenece a profesiones liberales, pueden serlo todos los profesionales que, sin importar su campo de acción, tengan la experiencia para desarrollar el objeto del contrato y puedan hacerlo con autonomía. En caso de que la empresa requiera un profesional que acate órdenes, con presencia permanente en sus instalaciones, debe optar por alguna de las modalidades de contrato de trabajo.

¿Cómo calcular el tiempo de prestación del servicio?

Como el contrato se rige por un acuerdo entre las partes, debe tener una vigencia y reglas para su terminación, como la que dice que, si no hay aviso previo, el contrato puede prorrogarse por el término inicialmente pactado. La vigencia puede ser de un día en adelante.

Cabe aclarar que la naturaleza del contrato no cambia, aunque el ‘freelance’ preste el servicio durante varios años. Esto último tampoco lo convierte en trabajador de la empresa contratante, a menos que se dé entre ellos una relación de subordinación.

¿De qué forma estipular el monto del pago al ‘freelance’?

Se requiere pactar un valor contractual y estipular cuándo se pagará. Por ejemplo, es posible entregar el 30% de ese valor al inicio del contrato, luego otro 30% y, finalmente, el 40% cuando se cumpla con el objeto del contrato o se entregue el proyecto.

En estos contratos no se habla de bonificaciones, pero sí se pueden pactar concesiones económicas o primas de éxito al prestador de servicios por sus resultados.

¿Quién asume el pago de las prestaciones sociales?

El ‘freelance’ es quien debe asumir el pago de los aportes a salud y pensión. La cotización se hace mínimo sobre el 40% de sus ingresos netos, según el pago contemplado en el contrato. En caso de que el ingreso neto del prestador del servicio sea inferior al salario mínimo, no está obligado a hacer pagos a seguridad social, salud o pensión. En cualquiera de las situaciones anteriores, el pago debe realizarse mes vencido.

¿El ‘freelance’ tiene horarios y derecho a vacaciones?

Por un lado, no está obligado a cumplir horario. Por el otro, no tiene derecho a periodos de descanso y, por lo tanto, tampoco a una remuneración por los mismos. Sin embargo, en caso de requerir ausentarse de su actividad, puede delegar a un tercero o trabajar de forma remota.

¿Estos contratos contemplan los derechos de autor?

A grandes rasgos, esto depende lo que se estipule en el contrato con respecto a cómo se conservan los derechos morales de las creaciones del contratista y de cómo se hace su explotación económica. Generalmente, los derechos morales o de creación los conserva el ‘freelance’ o trabajador, pero no ocurre lo mismo con la explotación económica. Sin embargo, conviene consultar a un experto en propiedad intelectual para resolver estas dudas.

¿Pueden incluir estos contratos una cláusula de exclusividad?

Los independientes pueden prestar servicios a varias empresas o personas a la vez y pueden subcontratar un equipo que respalde la prestación de sus servicios.

No obstante, puede requerirse una dedicación exclusiva del ‘freelance’ al contratante. Lo anterior es aceptable si la exclusividad no viola o vulnera los derechos del profesional como, por ejemplo, el de tener un ingreso digno. Si el contrato genera ingresos importantes y la persona puede mantener su autonomía, el pacto de exclusividad es viable.

DATO

El sueldo medio para el puesto de ‘freelance’ en Colombia es de $ 2.223.462 al mes. La información es una estimación de Computrabajo a partir de 2.083.535 fuentes obtenidas de las empresas, usuarios y empleados en los últimos 12 meses.


 

Lorena Muñoz Marrugo

Comentarios