Herido locutor de Ecos del Combeima

Dos impactos de bala recibió ayer frente a su casa el locutor de la emisora radial Ecos del Combeima, Héctor Javier Pardo Saavedra.

Declaraciones de testigos apuntan a que un hombre joven llegó hasta la manzana 25 del barrio Villacafé y disparó contra el locutor cuando este se opuso a un intento de robo.

El hecho se registró sobre las 4:30 de la tarde cuando Pardo pintaba la fachada de su casa. Según descripciones de los mismos ciudadanos, un hombre joven vestido de buzo esqueleto y un casco blanco en su mano, llegó hasta donde se encontraba Pardo y le exigió la entrega de los anillos que en ese momento llevaba consigo.

Ante dicha exigencia, lo único que hizo Pardo fue preguntar: “¿por qué, por qué los anillos?”, contó una de las personas que estuvo presente y quien solicitó la reserva de su nombre.

Esta misma persona narró a EL NUEVO DÍA que observó el instante en el que el sujeto tenía su arma apuntándole al locutor pero que en ningún momento imaginó que fuera a disparar. Lo único que pensó este testigo fue abrazar a su hija de brazos.

Otro de la vecinos que estaba presente en el lugar manifestó que unos metros más arriba de la casa del locutor se encontraba estacionada una moto color rojo.

Al parecer, el sujeto que estaba montado en ella,  esperaba que su compañero cometiera el delito.

Cuando Pardo se negó a la exigencia recibió dos de los tres disparos. Los sujetos huyeron en la motocicleta y el locutor fue remitido de inmediato a la clínica Los Nogales donde se recupera satisfactoriamente.    

Recompensa

El comandante de la Policía Metropolitana, coronel Fernando Murillo, quien hizo presencia en el centro médico, puntualizó que en la ciudad se activo un plan candado con el fin de dar con el paradero de los responsables de este hecho. Asimismo, ofreció una recompensa de hasta 10 millones de pesos para las personas que ayuden a la captura de los autores.

 



REDACCIÓN - SUMINISTRADA – EL NUEVO DÍA
El locutor Héctor Javier Pardo Saavedra recibió un impacto en su brazo derecho y otro en la pierna izquierda.

Credito
EL NUEVO DÍA

Comentarios