Alias ‘El Socio’ es capturado en el aeropuerto de Bogotá

COLPRENSA – EL NUEVO DÍA
Luego de pagar una condena en Estados Unidos por casi cinco años, en Colombia Eduardo Restrepo Victoria tiene pendientes por cumplir dos condenas, que suman 19 años de cárcel.

En la mañana de ayer fue capturado en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, Eduardo Restrepo Victoria, alias ‘El Socio’.   

El operativo, coordinado entre la Policía nacional y la Interpol, se cumplió luego de que ‘El Socio’ y otras 85 personas más llegaran procedentes de Estados Unidos en calidad de deportadas.


Eduardo Restrepo ya cumplió su sentencia en el extranjero por delitos relacionados con el narcotráfico.


Allí pagó cuatro años y seis meses de prisión. En Colombia deberá responder por las condenas de concierto para delinquir y tráfico de armas, por las cuales deberá purgar 12 y siete años de cárcel, respectivamente.


“La captura deja un mensaje contundente a los delincuentes: El crimen no paga”, afirmó el director de la Policía nacional, general José Roberto León, durante la rueda de prensa en la que presentó al exintegrante del Cartel del Norte del Valle.


Además, aseguró que quienes hayan cometido delitos y sean extraditados a otros países, de todas formas tienen que volver para “seguir cumpliendo sus condenas”.


¿Quién era Eduardo Restrepo Victoria?
‘El Socio’, de 53 años de edad, fue capturado por la Dijín el 25 de julio de 2006 en la finca Andalucía, del municipio de Subachoque, Cundinamarca. Año y medio más tarde fue extraditado para comparecer ante una corte del Distrito Sur de La Florida, en Estados Unidos.

El criminal trabajó con Diego León Montoya Sánchez, alias ‘Don Diego’, y con Wílber Alirio Varela, alias ‘Jabón’, máximos cabecillas del llamado Cartel del Norte del Valle.


Con este último delinquió desde comienzos de los 90 hasta el año 2003, enviando grandes cantidades de clorhidrato de cocaína hacia México y Estados Unidos.


Según informes de inteligencia, durante una reunión llevada a cabo en Venezuela, a Restrepo le delegaron el control del narcotráfico en el Tolima, donde hizo las veces de controlador aéreo en pistas clandestinas.


Posteriormente se convirtió en pieza clave y hombre de confianza de capos como Henry Loaiza Ceballos, alias ‘El Alacrán’, quien lo envió a México en 1995 para lograr una alianza con Amado Carrillo Fuentes, conocido como ‘El señor de los cielos’, del cartel de Juárez.


La presunta compra de una ‘franquicia’ de las Autodefensas del Tolima y otros movimientos le permitieron construir una fortuna calculada en más de 900 propiedades, de las cuales 65 fueron ocupadas por la Policía nacional.


El Departamento del Tesoro de EE.UU. lo incluyó, por esos hechos, en la ‘Lista Clinton’, que bloquea la actividad comercial de individuos y empresas.


Junto con alias ‘El Socio’ fueron deportados y capturados hoy Gustavo Adolfo Kure Rodríguez (por narcotráfico), Gustavo Alberto Pabón Alvarado (lavado de activos), Hildebrando de Jesús Norueña Puerta (falsificación en documento público) y Carlos Augusto Roa Mejía (notificación por abuso de confianza).


Ellos esperaron ayer, en las salas de retenidos de la Policía nacional, a que se defina su sitio de reclusión.


El narcotráfico
En una publicación con fecha del 5 de septiembre de 2005, hecha también por este medio de comunicación, se indicó que ‘El Socio’ llevaba no menos de 10 años en el negocio de la droga.

“Diez años en el negocio de la droga le han permitido a Eduardo Restrepo Victoria manejar elevadas sumas de dinero que derrochó en extravagantes fiestas, en las cuales se rifaban carros, gruesas sumas y lujosos relojes eran regalados a manera de ‘sorpresas’”, indicó la prensa en ese entonces.


Al parecer, ‘El Socio’ empezó trabajando para un narcotraficante conocido con el alias de ‘Héctor N’, quien delinquía en Pereira y algunos municipios del Valle. Luego de laborar como ayudante pasó a ser el encargado de los enlaces de embarques con otros países como Estados Unidos y México.


Según las autoridades, desde Ibagué se mandaba la cocaína a Bogotá y de allí salía con destino a Estados Unidos, Alemania, Cuba, Santo Domingo y México, en donde se dice que formó parte del Cartel de Tijuana que le permitió abrir una ruta hacia Estados Unidos. Los mismos informes de las autoridades señalaron que desde Ibagué o el Tolima en general, salían los envíos de heroína también hacia Armenia, Cali y Pereira.


Los negocios
Entre los negocios investigados por las autoridades para establecer si realmente fueron adquiridos con dinero de “El Socio”, a nombre de terceros, estaban las discotecas La Calera, Agua de Panela, La Fonda de los Guaros, Kephri y Mi Cuate.

Varios asaderos de carne y pollo en Ibagué, el centro comercial Quinta Avenida y la wisquería Sunrise que, al parecer, era propiedad de uno de los hombres que cuidaban a “El Socio”.


A las investigaciones también se incluyeron los establecimientos públicos como El Club Hacienda Las Vegas, algunos locales de Multicentro, varias estaciones de servicio y empresas de televisión por cable, una empresa importadora de motos en Armenia, empresas de bingos en el Tolima y el Quindío, una finca en El Salado y la hacienda Loma Linda en el sector de Santa Teresa de Ibagué, entre otros inmuebles y negocios.


‘El Socio’ y Gómez Gallo
La Corte Suprema de Justicia condenó a Luis Humberto Gómez Gallo el 25 de mayo de 2011 a nueve años de prisión como autor del delito de concierto para promover grupos armados al margen de la ley, según el fallo.

Gómez Gallo, quien fue concejal de Ibagué y Senador por el Partido Conservador, además de presidente del Congreso entre 2004 y 2005, fue señalado por varios desmovilizados de las AUC de haber asistido a tres reuniones en las que estuvieron presentes el jefe del bloque Tolima, alias ‘Elías’ y Eduardo Restrepo Victoria, alias ‘El Socio’, en el 2001. En una de ellas, Gómez Gallo propuso “que se diera muerte a Pompilio Avendaño”, para lo que ofreció 300 millones de pesos.


En el 2004 fue señalado de encontrarse con El Socio en el 2004 y recibir 300 millones por el sólo hecho de estar en su ‘nómina’.

COLPRENSA - EL NUEVO DÍA

Comentarios