Investigación contra alcalde de Purificación

vulneró el derecho al debido proceso

Aunque la investigación será devuelta a la Defensora de Familia del Icbf, en ningún momento se ha notificado que el proceso en contra del alcalde de Purificación se dé por terminado.

 

El Juzgado Sexto de Familia de Ibagué fue claro en notificar que en el proceso adelantado contra el alcalde de Purificación, Ricardo Guarnizo Morales, se vulneraron los derechos al debido proceso y a la defensa, al no cumplir con los requisitos legales exigidos durante las indagaciones.

Esto es lo que reposa en el fallo donde además se señala que “ante los innumerables desaciertos procedimentales se ordenará devolver la actuación a la Defensora de Familia del Icbf, para que se subsanen las irregularidades en que se incurrió en el trámite administrativo”.

Quiere decir, que los procedimientos adelantados de manera irregular por la entidad para determinar si los derechos de la menor de 14 años fueron o no vulnerados, no finalizan aquí.  Por el contrario, la investigación continúa una vez se cumplan con los requerimientos que ordena la ley. 

Es de recordar que contra Guarnizo reposa una denuncia que fue presentada ante el Defensor de Familia de esta localidad por los presuntos delitos de acceso carnal violento y explotación sexual comercial. Por este último, los padres de la víctima también están siendo investigados.

Al parecer, la menor de 14 años era obligada por sus mismos progenitores a tener relaciones sexuales “con un hombre mayor que ella, de plata y poder”, según registra   el reporte.

Algunas de las  inconsistencias Una de las irregularidades que se señalan en el escrito hacen referencia a que en ningún lado reposan en el expediente estudios o seguimientos al núcleo familiar de la menor. De igual manera, ni los padres de la menor ni el Ministerio Público fueron notificados de las diligencias adelantadas. Por otro lado, las entrevistas que fueron recibidas de parte de los menores, no se pusieron a consideración de las partes interesadas en el proceso, lo que vulnera el debido proceso y el derecho de contradicción.

 

Los hechos

El 5 de marzo, en horas de la tarde, la niña se encontraba en la institución educativa con un bolso, en cuyo interior cargaba ropa. De inmediato, una de las docentes notó algo extraño en la actitud de la menor, razón por la que se le acercó y la indagó. 

De acuerdo con algunos apartes de la denuncia, la niña de 14 años refirió que “se iba para donde su hermano”, quien al parecer le había girado 30 mil pesos para los pasajes a Bogotá. 

A ello, los padres más adelante aseguraron que no fue así y que el novio de la menor fue el responsable de girarle esa suma de dinero, al parecer, para que ella pudiera irse de la casa.

Luego de que se presentara esta situación en la institución, la menor señaló que trabajó desde muy pequeña en una restaurante, en un almacén de telas y por último en la campaña del hoy alcalde, Ricardo Guarnizo. Aseguró la menor de 14 años que desde ese instante, Guarnizo la llamaba y la invitaba a salir. “Yo empecé a no contestarle el teléfono y mi mamá me obligaba o si no me pegaba con una cubierta de cuchilla”.

Incluso, en algún momento, ella lo cuestionó haciéndole ver que ella era tan solo una niña. Sin embargo, la menor contó que un día cualquiera, Guarnizo la invitó a Saldaña, pero finalmente llegaron hasta el sitio conocido como Apartahotel Los Bohíos.

Allí, ya en la habitación, casi que obligada, según ella, “me quitó la ropa. Ese día estuve con él”. Manifestó también la joven que los escoltas la amenazaron con sus armas y que sintió mucho miedo; ellos, por su parte, le decían que aprovechara. 

Al parecer, Guarnizo le ofreció 300 mil pesos, dinero que la menor no recibió pero que su madre sí. “Con eso, ella compró unos muebles. Mi papá también sabe de esto”.  Aunque falta tiempo para que se conozca lo que realmente ocurrió entre esta joven y el alcalde de Purificación, lo cierto es que las investigaciones continúan y los testimonios seguirán dando de qué hablar. 

EL NUEVO DÍA

Comentarios