Defensoría sigue alertando por un posible surgimiento de Bacrim

ARCHIVO - EL NUEVO DÍA
El informe de riesgo 005 emitido por el Defensor del Pueblo, seccional Tolima, Miguel Ángel Aguiar, insiste en que hay un alto riesgo de una reconfiguración de las bandas criminales para reclutar jóvenes en Ibagué.

Un caso conmocionó a Ibagué a comienzos de 2015, cuando 10 jóvenes pertenecientes a la comuna Tres fueron engañados por parte de una banda asociada a las bacrim, prometiéndoles ofertas de trabajo, pero terminó siendo una tragedia para sus familiares por la desaparición de estas personas.

A raíz de esta situación, la Defensoría del Pueblo, seccional Tolima, emitió un informe de riesgo en marzo sobre la inserción en la capital tolimense de las bandas criminales (Bacrim), quienes fueron los autores intelectuales de la desaparición de estas personas.

Pese a que las autoridades actuaron de manera eficaz ante este hecho, capturando a cuatro integrantes de esta banda, que ya fueron judicializadas y enviadas a la cárcel de Picaleña, esta entidad advirtió el pasado lunes en el Concejo de Ibagué que podría haber un resurgimiento de estos grupos en un futuro cercano.

“La Defensoría ha manifestado, luego del monitoreo que ha realizado, que existe un alto riesgo de reconfiguración de grupos posdesmovilizados de las AUC (Autodefensas Unidas de Colombia) en Ibagué, teniendo en cuenta los antecedentes que tenía el Bloque Tolima con bandas de la ciudad”, señaló Miguel Ángel Aguiar, defensor del Pueblo en el Departamento.

El funcionario agregó que de estas personas desaparecidas fueron llevadas al Meta, algunos pudieron escapar de estos grupos, pero desconoce la cantidad de personas que podrían seguir recluidas en ese sector del país.

Por esta situación, el Defensor del Pueblo insiste a las autoridades que deben estar alertas a estas organizaciones, para evitar que más casos como los sucedidos a inicios de este año vuelvan a pasar.

Recordemos que una de las personas desaparecidas fue encontrado descuartizada en el Meta, pero las autoridades no relacionaron este crimen con las Bacrim, sino que fue perpetrado por delincuencia común.

El concejal Pedro Mora se mostró preocupado por esta situación, ya que en varias oportunidades la Fuerza Pública, al igual que la Personería Municipal y el Secretario de Gobierno aseguran que en Ibagué no hay Bacrim, pero se empecina que se debe revisar con lupa este informe para impedir posibles reclutamientos por parte de estas bandas criminales.

En cuanto a la posibilidad de que estos hechos sucedan en otros municipios de la región, Aguiar expresó que por ahora no se tienen casos similares.

“Hubo panfletos y amenazas, pero eso es lo que estamos monitoreando y en cuanto tengamos resultados daremos a conocer nuevos informes”, expuso.

Reiteran que no hay Bacrim

Al finalizar el debate en el Concejo, el Personero Isaac Vargas se mostró vehemente con este informe de la Defensoría del Pueblo y declaró que en la capital tolimense no existen estas bandas criminales.

“De una manera concreta y clara: en Ibagué no hay Bacrim, el hecho que ocurrió con la familia Laiseca es un caso aislado; me parece que (la defensoría) debe ser muy mesurado con un informe de estos y debe ser trabajado con la Policía, Ejército y CTI, que tienen la inteligencia en estos casos y ellos dicen que este hecho fue aislado y cometido por la delincuencia común”.

En esta misma línea se mostró el secretario de gobierno, Gustavo Hernández, quien enunció que “a raíz del informe presentado por el Defensor del Pueblo, hicimos un consejo de seguridad hace dos meses, escuchamos los planteamientos del coronel del Ejército y el comandante de la Policía y llegamos a la conclusión de que en Ibagué no existen bandas criminales”.

REDACCIÓN JUDICIAL

Comentarios